Se encuentra usted aquí

07/06/2019
00:27
-A +A

Por: Arlequín

No señor, no señora, Trump no dobló a AMLO.
Aunque su retorcida visión neoliberal y conservadora considere que México ha comenzado a endurecer su política migratoria, y que ha pasado de alfombrar el paso de los centroamericanos, sudamericanos, caribeños, africanos, asiáticos y demás migrantes que cruzan por México con la intención de llegar a Estados Unidos, a detenerlos y deportarlos ante las presiones y amenazas del presidente estadounidense Donald Trump, eso es totalmente falso.

Una vez más, usted no está entendiendo la pichada del lanzador estrella de Macuspana. La razón del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para poner orden en la frontera sur del país nada tiene que ver con las bravuconadas de Donald Trump, quien amaga con imponer hasta 25% de impuestos a los productos mexicanos que ingresen a su país si México no detiene el flujo de indocumentados. Eso es querer espantar con el petate del muerto, puras habladas; lo mismo le ha dicho a China y no ha hecho nada.

El motivo de que la 4T esté endureciendo la política migratoria es más estratégico y responde puramente a los intereses nacionales. Entérese, ha llegado el momento de cuidar nuestras fronteras pues estamos en camino de convertirnos en una potencia mundial.

Así que no vaya a creer usted que ese número creciente de detenciones en la frontera tiene que ver con un acto de complacencia para Trump. Nada más falso. Ese cambio de política en la que se pasó de darle la bienvenida a las caravanas de migrantes e instalarlos en albergues con comida y médicos, a contenerlos con la policía y regresarlos a sus países, nada tiene que ver con don Donald, sino con una medida soberana para proteger esta nación que está en vías de convertirse en la tierra de la abundancia y las oportunidades.

Imagínese, si usted fuera ciudadano de algún país de la región con problemas de pobreza y viviera tan cerca de una potencia que en cosa de unos cuantos años estará como los países nórdicos ¿no trataría de meterse a como diera lugar?

Si le ofrecieran un dinerito para sus viejos, ayuda por sus jóvenes constructores del futuro, salud y medicinas gratis ¿usted no dejaría lo que tiene y se vendría para acá?

Imagínese vivir en un país donde ya pronto se vivirá con altos estándares de seguridad y en paz, sin corrupción, con empleo para todos, que produce sus propias gasolinas, que tendrá un nuevo aeropuerto y en el que sus hijos pueden ir a la escuela con falda o con pantalón indistintamente sin importar si son niños o niñas.

Pues ese paraíso, que para los migrantes es un sueño, y para los mexicanos una realidad en construcción, es altamente atractivo, y por lo tanto, hay que comenzar a cuidar a quién se deja entrar al edén y a quién no. Hay que cuidar las fronteras y hacer valer las leyes migratorias.

Ya lo dijo ayer el presidente López Obrador: “Es que no se puede permitir que transiten por nuestro territorio de manera ilegal, o sea, tenemos nosotros que aplicar las leyes, sin violar los derechos humanos”.

Así es, llegó el tiempo de mandar a la Guardia Nacional a la frontera e impedir la entrada de los migrantes indocumentados. Ayer, mire usted lo que son las casualidades, el gobierno de México informó en Washington que mandará 6 mil elementos de la Guardia Nacional a cuidar la línea del sur.

Nuevamente, le recuerdo antes de que empiece con mal sanas suspicacias, esta decisión de enviar guardias a la frontera nada tiene que ver con querer agradarle a Trump y evitar que su ira se trasforme en aranceles para los productos mexicanos. Nada que ver, una cosa es la migración y otra el comercio, no se haga bolas.

Además, como para cada problema que va apareciendo en el país se están mandando efectivos de la Guardia Nacional, al rato no habrá hombres y mujeres suficientes, no sería mala idea que esas 6 mil plazas se podrían dar a algunos guatemaltecos, aprovechando que ya están en la frontera, para que cuiden la línea divisoria e impedir que sus paisanos y algunos otros quieran entrar sin papeles a gozar del paraíso mexicano creado por la 4T. Dos pájaros de un tiro: seguridad en la frontera y empleo para los hermanos de Guatemala.

Dese cuenta de que este gobierno no está para cumplir los caprichos de Trump, ni para hacerle el juego político. Aquí no se le teme señor al Trump, aquí se está haciendo una transformación que va a convertir a este país en una potencia, no en balde hace 10 mil años en esta nación se crearon universidades antes que en cualquier otra parte del mundo, y mientras eso sucedía en Nueva York pastaban los búfalos y el apellido Trump era una quimera, así que no lo dude, esa grandeza que los gobiernos corruptos y neoliberales se encargaron de opacar, volverá a brillar muy pronto.

No descarte que antes de que esta administración termine, la frontera que se tendrá que cuidar será la del norte, pues no faltarán los estadounidenses que quieran pasar de mojados para buscar un empleo bien pagado, de esos que van a sobrar, o ancianos que busquen tener su pensión bimestral o aquellos que deseen que sus hijos estudien en las escuelas de este lado, o que se quieran beneficiar de los servicios médicos, y quizá también alguno que otro al que le hayan negado la visa y que quiera turistear y darse un paseo en el Tren Maya o conocer la nueva maravilla del sureste: la refinería Dos Bocas.
Entonces se verá claro quién dobló a quién.

ME CANSO GANSO: Esto no es neoliberalismo, es neogansismo. “Lo mejor es el libre comercio, no imponer tarifas, aranceles, no cerrarnos”, Andrés Manuel López Obrador, 5 de junio de 2019.

ME CANSO GANSO II: Principio de presunción de inocencia. Todos los apóstoles son inocentes y merecen su homenaje en Bellas Artes mientras no sean encontrados culpables. ¡Amén!