Se encuentra usted aquí

Recuento de daños

13/02/2019
02:00
-A +A

De las tres empresas señaladas como tenedoras de contratos leoninos que ponen en peligro la viabilidad de la Comisión Federal de Electricidad, la más afectada fue IEnova, cuya cotización de sus acciones cayó 4.72% ciento tras haber llegado a 6%, en tanto las de TransCanada descendieron 1.03% y,  en contraste, las de Grupo Carso crecieron 0.46%.

La razón es que la firma encabezada por el efímero director de Pemex y exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Ruiz Sacristán, sustenta la mitad de su flujo con contratos con la CFE o la petrolera.

La firma es filial de Sempra Energy.

El problema, como usted sabe, es que las compañías pactaron en sus contratos para la construcción de gasoductos para la empresa productiva del Estado una cláusula de “causa mayor”, es decir si por cuestiones ajenas a ella las obras se paran, la contratante deberá pagarles lo mismo que si la tubería le abasteciera gas natural.

El caso es que las obras están paralizadas desde el 23 de agosto de 2017 al dañar la estructura tribus yaquis inconformes con la obra. Estamos hablando, exactamente, de un tramo de Sonora que corría de Guaymas a El Oro.

Lo inaudito del caso es que más de un año después no se hubiera llegado a un acuerdo para el pago de los daños, ya porque la firma ganaba más por la parálisis, o por incuria de la instancia del Estado.

En el caso de TransCanadá las obras se suspendieron hace 13 meses por bloqueos, y en el de Carso existen 16 de ellos en diversos tramos que oscilan entre Chihuahua y Sonora.
De las tres firmas en la picota, la única que acepta renegociar los contratos es la canadiense.

De acuerdo con los analistas, la posibilidad de rescindir los contratos por parte de la CFE le saldría más caro que promover la terminación.

A su vez, acusados sus integrantes de comportarse como empleados de empresas privadas para destruir a Pemex y a la CFE, la Comisión Reguladora de Energía se lavó las manos con relación a la confección, licitación y entrega de los contratos.

En la feria de dimes y diretes, el exsecretario de Energía y exdirector general de Pemex, actualmente consejero de Energy Intelligence Group, Jesús Reyes Heroles, amenazó con demandar al director de la CFE, Manuel Bartlett, por difundir fechas falsas sobre su trayectoria pública.

De acuerdo con el funcionario de la CFE, los cargos los ocupó durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando en realidad fue secretario de Energía con Ernesto Zedillo y director de Pemex con Felipe Calderón.

Otro de los nueve exfuncionarios señalados de participar en empresas privadas afines a su tarea como funcionarios, Jordy Herrera, señaló que nunca se ha contratado con alguna firma del ramo eléctrico nacional o extranjera.

El dardo apuntaba a que el ex titular de la Secretaría de Energía actúa como bróker de las empresas españolas Repsol y Gas Natural Fenosa.

“No me voy a pelear con las empresas”, dijo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador.
 
Balance general

La cancelación de la Dirección de Planeación Estratégica Institucional del Instituto Mexicano del Seguro Social para diseminar en cuatro direcciones sus actividades representa un paso para un eventual regreso al pasado del organismo.

Estamos hablando de dar reversa a la pretensión de privatizar sus centros vacacionales; el revitalizar sus tiendas, algunas de las cuales se han cerrado, y fortalecer sus áreas deportivas y de rehabilitación.

Aunque se han concesionado al sector privado, el IMSS mantiene aún la propiedad de sus teatros.

El problema, naturalmente, es de dónde saldrán los recursos para la reversa.
 
Dos Bocas va

Será en abril cuando Petróleos Mexicanos lance una licitación pública internacional para la construcción de la refinería de la zona costera de Tabasco.

Los trabajos para el acondicionamiento del terreno se siguen realizando, pese a la multa de 13 millones 900 mil pesos impuesto por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente a la firma privada que realiza la tarea.

El cálculo habla de una inversión inicial de 16 mil millones de pesos.

La obra tendrá una duración de tres años.
 
Información privilegiada

A su salida de la Secretaria de Hacienda, en 1994, Pedro Aspe Armella se contrató como maestro de tiempo completo en su alma mater, el Instituto Tecnológico Autónomo de México, incorporándose en 1996 al grupo financiero Pulsar de Alfonso Romo, para crear un banco de inversión del que derivaría Protego.

La ley señala un plazo de un año para que servidores públicos salientes se incorporen a una empresa privada del mismo ramo, dada la información privilegiada que se posee.
En el marco, se crea suspicacia cuando algún funcionario se contrata en una empresa que reguló o que recibió contrastes de la entidad pública, en la época de su gestión oficial.
La ley, en ese caso, no castiga. La moral juzga.

En el escenario, no hubo problema alguno para que otro secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, saltara del cargo a la presidencia en la Telefónica de España en México, dado que no había afinidad.

Hoy el presidente López Obrador habla de extender el periodo de veda a 10 años.
 
Sospechosismo

En Guadalajara corre la versión de que el Hospital Civil le otorgará un contrato por la vía directa a la firma INNTEC Medios de Pago para el reparto de tarjetas de compra de combustibles para sus ambulancias.

El pacto sería de 100 millones de pesos.

De acuerdo con la competencia, sería la segunda ocasión consecutiva en que se le otorgue un contrato en tales condiciones a la firma encabezada por Héctor Anaya, pese a que se habla de fallas en el servicio prestado.
 
[email protected]

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Comentarios