Se encuentra usted aquí

Otra vez Cruz Azul

25/04/2019
01:50
-A +A

El encarcelamiento del presidente del Consejo de Vigilancia, Víctor Velázquez Rangel, a la par de una denuncia pública de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, han recrudecido la guerra al interior de Cementos Cruz Azul, desplegados y denuncias penales al calce.

El conflicto lleva ocho años en el ring, colocándose en el epicentro al director general de la firma que nació y creció como sociedad cooperativa, Guillermo Álvarez Cuevas, a quien se acusa de manejar ésta como empresa privada.

De hecho, dos de las cuatro plantas de la cementera, las ubicadas en Aguascalientes y Puebla, concretamente en Tepezalá y Palmar de Bravo, se plantean como sociedades anónimas.
De hecho, al estallido del conflicto, en 2011, se acusaba al grupo de control de pretender venderlas a empresas rivales.

En la danza se cuestiona la propiedad del equipo de futbol y de un hotel de cinco estrellas.
Este año la Suprema Corte de Justicia ratificó una sentencia de un tribunal unitario, vía la cual se anulaban 42 cláusulas de los estatutos internos de la empresa, que le otorgaban facultades al director general por encima del Consejo de Administración.

El escenario, decía la sentencia, viola la Ley de Sociedades Cooperativas.
En el refuego, un grupo disidente logró la expulsión de la cooperativa de Alfredo Álvarez Cuevas, hermano del director general, quien fungía como director comercial de la empresa, puesto del que lo había destituido su propio hermano.

El caso es que se le sigue acusando a éste, a su hermano y a su cuñado Víctor Garcés, de actuar de manera autocrática.

Con base en la publicación de una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (“El juego millonario de la Cooperativa Cruz Azul”), un grupo de 145 de los 800 socios de la cooperativa presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República.

El trabajo periodístico apuntaba a que la empresa habría otorgado contratos aparentemente simulados, por servicios de consultoría, relaciones públicas o procesos administrativos, aparentemente a empresas de reciente creación, con la novedad de que una de ellas fue señalada por el SAT justo por realizar operaciones simuladas.

En el marco, otras con sede en Metepec, fueron registradas ante notarios en Puebla; algunas tienen de común denominador su representante legal, y otras tienen domicilio en pequeñas plazas comerciales.
El monto en sospecha es de 121 millones de pesos.

En el juego de fuerzas, un grupo de esposas de cooperativistas se queja de hostigamiento por parte de la empresa, en tanto unos y otros destituyen y restituyen a directivos.
Otra vez Cruz Azul.
 
Balance general
Determinado el año pasado por el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones revisar la efectividad de la regulación asimétrica impuesta a América Móvil del magnate Carlos Slim por su calidad de dominante, hete aquí que a la fecha no hay noticias, por más que la consulta pública que se planteó se agota el 23 de mayo.
La firma mantiene dominio absoluto en el mercado, al punto de tener bajo su férula 60 de cada 100 líneas telefónicas fijas y 52 de cada 100 conexiones a internet.
En el caso concreto de su filial Telcel, las cifras se han disparado, alcanzando 63 de cada 100 suscriptores de telefonía móvil y 72 de cada 100 en materia de datos móviles.
La competencia acusa a las empresas de obstrucción por medio de artilugios, no sólo para conservar clientes, sino para tener acceso eficiente a su infraestructura.
 
Fuego amigo
Colocadas en la barandilla de la Fiscalía General de la República denuncias sobre la ruinosa venta de plantas de hidrógeno de las refinerías de Ciudad Madero y Tula, además de la catarata de inconsistencias en los contratos adjudicados por Pemex a empresas como Odebrecht, los implicados están provocando una guerra sucia desde el interior de la empresa.
El objetivo es crear la percepción de un pleito a muerte entre la secretaría de Energía, Rocío Nahle, y el director general de la empresa productiva del Estado, Octavio Romero.
Las intrigas se hacen eco vía el director de Transformación Industrial, Miguel Breceda, y el de Administración, Marcos Herrería.
Ambos, por lo demás, han dado muestras, de cara a los trabajadores, de carencia de tacto laboral y prepotencia.
La mano que mece la cuna es el exsubdirector de Operaciones, Jorge Freyre Rizo, a quien se le han detectado inconsistencias en sus cuentas bancarias.
 
Déficit crónico
Elevadas al cielo las fanfarrias porque México está repuntando en su superávit de la balanza comercial con Estados Unidos, del otro lado de la moneda el saldo global del país es negativo con el resto de naciones con acuerdos mercantiles.
El año pasado la suma total de importaciones y exportaciones del país alcanzó un déficit de 54 mil 402 millones de dólares.
El desequilibrio (comprar más de lo que vende) se da con 34 países.
De 1993 en que México se metió de lleno a la globalización, al año anterior se acumula en desequilibrio de 844 mil 538 millones de billetes verdes.
A Vietnam, por señalar un ejemplo, le vendimos mercancías por 238 millones de dólares, y le compramos otras por 4 mil 410 millones.
 
Doble cachucha
Al fragor de la discusión sobre la reforma laboral, cuyos puntos medulares obedecen a exigencias de Estados Unidos y Canadá en el marco de la negociación del acuerdo mercantil con México, la bancada panista está exigiendo pruebas fehacientes de que el presidente de la Comisión del Trabajo del Senado, Napoleón Gómez Urrutia, haya renunciado a su ciudadanía canadiense.
De no exhibirla, se le impele a abstenerse de participar en la votación por ser juez y parte.
Como usted sabe, en su larga estancia en la nación de la hoja de arce, el líder minero pactó alianzas con los sindicatos de ese país y Estados Unidos, en cuyo marco logró la ciudadanía canadiense.
 

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Cometarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN