Interjet en zona de turbulencia

Alberto Barranco

La ecuación que coloca a la línea aérea Interjet en zona de turbulencia tiene su origen en la adquisición de 22 aviones Superjet 100 producidos por la empresa rusa Sukhoi Civil Aircraft, colocados en el centro de una polémica internacional al detectarse fallas en su funcionamiento

El marco obligó a la firma encabezada por Miguel Alemán Magnani a retirarlos gradualmente de las pistas, operando apenas con siete de ellos.

El problema es que la línea aérea tiene un contrato que le obliga a mantener un ritmo de nuevas compras, que está negociando cancelar, indemnización al calce, además de seguir pagando las naves adquiridas.

Del otro lado de la moneda, la facilidad que ofrece la empresa para adquirir tarifas bajas en proporción al lapso de espera en que se contrata el vuelo, provocó una saturación en temporada alta, cuya situación la agravó un conflicto sindical.

En atención a la demanda, Interjet se saltó las trancas en materia de límite de horas de trabajo de pilotos y sobrecargos de acuerdo con los cánones internacionales, lo que ha provocado paros, y por ende, cancelaciones.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el máximo de horas para un piloto es de 90 al mes, en tanto para el personal de vuelo se llega al doble.

En la paradoja, pues, la empresa tiene un problema de demanda, con insuficiente oferta, lo que la llevó al remolino.

Como usted sabe, en los últimos días se han cancelado al menos 60 vuelos nacionales e internacionales en perjuicio de 10 mil pasajeros, a quienes la empresa está obligada a compensar para evitar una demanda colectiva.

En otra temporada alta, la de Semana Sana, se cancelan 75 vuelos, con afectación a 11 mil 936 pasajeros.

En su reporte al último trimestre del año pasado, la línea aérea reportó un incremento de 57% en su deuda total.

La situación pareció paliarse con un préstamo de 150 millones de dólares por parte de Nacional Financiera y del Banco Nacional de Comercio Exterior, que, sin embargo, no ha podido concretarse por desacuerdo en el tema de garantías.

En la espera, la línea aérea ha dejado de pagarle a Aeropuertos y Servicios Auxiliares y a los grupos aeroportuarios privados la renta de los slots o sitios de aterrizaje y despegue de sus rutas.

Al tiempo, la compañía ha enfrentado finiquitos laborales a pilotos y sobrecargos que operaban en los aviones de marca rusa que salieron de las pistas.

Interjet nació a la llegada al país de las líneas aéreas de bajo costo, casi simultáneamente a Volaris y Viva Aerobus.

Su crecimiento espectacular se dio a la salida de las pistas de Mexicana de Aviación, permitiéndole mayor espacio en las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, abandonando los slots del de Toluca.
Zona de turbulencia.
 
Balance general
Exhibiendo como credencial su supuesto o real parentesco político con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el director de Administración y Servicios de Petróleos Mexicanos, Marco Antonio Herrería Alamilla, ha sembrado un ambiente de terror entre el personal.

Lo grave del caso es que sus acciones sabotean el proyecto estelar del nuevo gobierno en materia energética: la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

El funcionario amenaza con correr a quienes firmen o aprueben cualquier movimiento de personal o recurso hacia el proyecto, sin que hasta hoy lo hayan frenado el director general de la petrolera, Octavio Romero, o la propia secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Por lo pronto, los trabajadores han denunciado ante la Secretaría de la Función Pública a Herrería Alamilla, acusándolo de carecer de título profesional y experiencia en el ramo.

Este ha prohibido que en los oficios que firma se anteponga la abreviatura de ingeniero o licenciado, para no dejar evidencia.
 
Oro Negro en recta final
Aunque solicitó un amparo contra la orden de aprehensión que pesa en su contra, bajo cargos de administración fraudulenta, el socio principal de la firma Perforadora Oro Negro, Gonzalo Gil White, podría ser detenido en cualquier momento, dado que no incluyó la exigencia de suspensión provisional del acto reclamado.

El hijo del exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, se refugió desde hace meses en Estados Unidos, aparentemente en Florida, junto con su primo José Antonio Cañedo White.

La acusación en contra de éstos y otros cuatro directivos de la excontratista de Pemex la plantearon tenedores de bonos de deuda, tras desviar la firma 750 millones de pesos de un remanente de contratos otorgados por Pemex, que de acuerdo a lo pactado debieron ingresar a un fideicomiso en el Deutsche Bank para garantizar la amortización de los papeles.
 
¿Acto reflejo?
A contrapelo del augurio de los economistas, el Banco de México se tomará su tiempo para reducir la tasa líder, en consonancia con la sorpresiva decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de hacer lo propio.

La posibilidad permitiría reactivar la economía vía la reducción de los réditos que cobran los bancos por sus créditos, cuyo monto se desaceleró en junio pasado para llegar a 4 mil 63 millones de pesos, lo que implica un crecimiento anual de sólo 4.3% en términos reales.
La gran pregunta es si se trata de beneficiar en sus ganancias a la banca privada.
 
Servicios, el puntal
La posibilidad del ligerísimo crecimiento de la economía al segundo trimestre del año la apuntaló el sector de servicios, con énfasis en el rubro turístico, frente a la raquítica actividad en el sector industrial, con una prolongada caída en la construcción.

De ahí la inyección de 485 mil millones de pesos que está activando la Secretaría en Hacienda para impulsar la obra pública, especialmente carreteras.

Por lo pronto, aunque se mantiene el escenario de desaceleración, el país se libró de caer en recesión técnica.
 
Agustín Legorreta
Piedra de escándalo, en su momento, cuando declaró que el salario mínimo aún era suficiente para cubrir los gastos de los trabajadores, lo cierto es que sería injusto no reconocer la actuación como banquero de Agustín F. Legorreta, recientemente fallecido.

Como presidente de Banamex, logró escalarlo a niveles que en varios rubros superaban a Bancomer. En tanto como presidente, de Inverlat, a la privatización de Comermex, sufrió los estragos que habían dejado sus anteriores accionistas… y de pasadita los administradores colocados por el gobierno.
 
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios