Damnificados de Oro Negro

Alberto Barranco

Mientras los accionistas estadounidenses de la empresa Perforadora Oro Negro buscan, vía un panel de solución de controversias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, culpar a Pemex de la derrota de la firma y eventualmente recuperar su inversión, los afectados al interior del país no tienen siquiera derecho de pataleo

Estamos hablando de miles de trabajadores inscritos en un Sistema de Ahorro para el Retiro cuyo ahorro se utilizó para apuntalar financieramente la aventura incierta.

El monto en riesgo se calcula en 5 mil millones de pesos invertidos en Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s), emitidos por la firma en proceso de quiebra ordenada.

En la operación participaron las administradoras de fondos para el retiro Banamex y Sura.

Hasta hace un año los papeles con valor nominal de 100 pesos se cotizaban a 40% de su valor. Sin embargo, dado el deterioro acelerado de la empresa propietaria de cinco plataformas para operaciones de exploración y explotación de petróleo en aguas profundas, se estima que se hayan degradado a la condición de bonos chatarra.

La emisión se lanzó hace cinco años en la Bolsa Mexicana de Valores, bajo la batuta de una empresa denominada Axis Capital, que detentaba entonces 67% de las acciones de Oro Negro.

La emisión total fue de 200 millones de dólares.

En la adquisición de los papeles, que entonces eran novedad, participaron inversionistas de Estados Unidos y la Unión Europea.

El destino de la recaudación era, justamente, la adquisición de las plataformas jackup cuyo costo unitario se calcula en 267 millones de dólares.

En la búsqueda de financiamiento se lanzaron otras emisiones de deuda, por más que los accionistas extranjeros hablan de haber inyectado a la firma 700 millones de dólares.

El caso es que ante un escenario en que Pemex durante la época del hoy secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, le redujo unilateralmente la renta pactada por las plataformas a la firma en forma recurrente, cancelándose finalmente tres contratos, aparecieron diversos supuestos dueños de éstas.

La primera sorpresa, es que cada plataforma tenía detrás de sí a una empresa, así Oro Negro Laurus, Oro Negro Primus, Oro Negro Fortius, Oro Negro Decus y Oro Negro Impetus.

En paralelo, apareció que la empresa fabricante de las plataformas, con sede en Singapur, tenía participación en éstas.

En la catarata de enredos, los tenedores de papeles de deuda aglutinados en una empresa denominada Nordic Trastus ASA, primero intentaron realizar por su lado negociaciones con Pemex para recuperar contratos, y luego promovieron la venta de una de las plataformas.

Su última acción, que provocó la ira de los accionistas estadounidenses, fue plantear una demanda contra Oro Negro por fraude, acusándola concretamente de desviar las rentas recibidas entre 2013 y el 2018.

La querella habla de haberle otorgado a la empresa un financiamiento de 900 millones de dólares.

En su revire, los que plantearon la denuncia vía el capítulo XIX del TLCAN acusaron a Pemex de haber llevado al naufragio a las pruebas por no haber cedido a su exigencia en sobornos… sólo que los proveedores las entregarán primero al panel de solución de controversias, y luego las harán públicas.

La gran pregunta es qué y cómo, con el laberinto oscuro de la administración de la compañía que le apostó a la reforma energética se resarciría a los trabajadores que les apostaron sus ahorros.

¿Usted dispone?

Balance general.A contrarreloj, dado el conminatorio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayer se reiniciaron en Washington las conversaciones para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con la novedad de la presencia de Jesús Seade, nombrado por el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en calidad de observador.

En el marco, sin embargo, se le coloca en medio de la escena al haber declarado que podría flexibilizarse la posición de México respecto a la regla de origen automotriz, que en la última propuesta de la Casa Blanca ubicaba en 75% el contenido regional, frente a 62% en la base actual.

Destrabar el capítulo, finalmente, representaría, al menos para México y Canadá, ahuyentar la amenaza de imponer aranceles a todos los automóviles nuevos que cruzan las fronteras de Estados Unidos a pretexto de vulnerar la seguridad nacional.

La gran pregunta es si lo que parece una nueva actitud del gobierno estadounidense frente al que llega al relevo en México se traduciría en gestos similares frente a los temas álgidos, como la muerte súbita del acuerdo cada cinco años, o el acotar las exportaciones fructícolas en temporada de cosecha.

El punto fino, además, es que aún bajo la perspectiva de pláticas a nivel bilateral, Estados Unidos mantenga el marco trilateral del acuerdo.

De barandilla al banquillo. Colocada ante la Procuraduría General de la República por el abogado Paulo Díez Gargari una denuncia de hechos que apunta a un presunto favoritismo de parte de Pemex a la filial de la brasileña Odebrecht, Idesa, en la creación del complejo Etileno XXI en Veracruz, la instancia está citando al denunciante en calidad de “testigo”.

El citatorio lo envía la Dirección General de Asuntos Especiales de la dependencia encabezada por Alberto Elías Beltrán.

El caso, al margen de que a un denunciante se le coloque en el absurdo la palabra “testigo”, es que a la instancia la califica el propio abogado como “entidad fantasma”.

En una carta enviada al procurador en funciones, Diez Gargari señala que aunque la PGR tiene facultades para crear unidades especiales de investigación, el artículo tres, la Ley Orgánico señala expresamente su naturaleza, en cuyo caso no cabe la instancia.

De hecho, el acuerdo de su creación no se ha publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Larrea otra vez. Demandado ante la Corte de Canadá por el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, en proceso de senador plurinominal, el presidente del Grupo Minero México, Germán Larrea Mota Velasco, ya había enfrentado un proceso similar ante tribunales del país resuelto a su favor.

La acusación es la misma.

En aquel entonces el despacho que llevaba la querella por la parte acusadora era Rivero Legorreta, con quien se dieron fracciones por desacuerdos con el dirigente exiliado en Canadá, lo que provocó que se descuidara el expediente.

El rey del cobre, pues, fue absuelto.

Viva Aerobus vuela. Durante el primer semestre del año la empresa aérea incrementó un 35% sus ingresos operativos totales, alcanzando 4 mil 198 millones de pesos. En paralelo, la firma en proceso de modernizar y ampliar su flota generó un crecimiento de 47% en sus utilidades antes de financiamiento, impuestos, depreciación, amortización y renta.

La utilidad neta de la compañía encabezada por Juan Carlos Zuazua fue de 174 millones.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios