Se encuentra usted aquí

El cielo es el límite

El equipo de Guardiola ha adolecido de dos males: un recambio en el centro del campo para Fernandinho y un lateral izquierdo desguarnecido
El cielo es el límite
03/07/2019
00:00
-A +A

El Manchester City afronta una nueva Premier League, en la que tratará de rizar el rizo. Dos títulos consecutivos en Inglaterra son una proeza, tres sería entrar en la historia y pasar a ser un equipo de leyenda.

Durante las dos últimas temporadas, el equipo de Guardiola ha adolecido de dos males: un recambio en el centro del campo para Fernandinho y un lateral izquierdo desguarnecido. Las dos lesiones graves de Mendy en ese carril zurdo han obligado al técnico de Santpedor a realizar trucos de prestidigitación varios.

El primer año de Mendy en el dique seco, vimos cómo Delph —un mediocentro— se amoldaba a ese carril. La querencia del entrenador por los laterales que se cierran hacia el interior en la faceta ofensiva propició que el jugador diese un rendimiento más que aceptable.

En la segunda campaña sin Mendy, Delph tampoco pudo rendir por su estado físico. En una cabriola táctica digna de un trapecista de fama mundial, Zinchenko —un mediapunta— se hacía dueño de la banda izquierda.

Tal fue el éxito táctico de Guardiola que, al día de hoy, Zinchenko ya es visto como un lateral izquierdo, más que como ese mediapunta prometedor que vino de la fría Ucrania. Muchos más problemas tuvo Pep para suplir a Fernandinho.

El brasileño aporta el equilibrio defensivo necesario en la escuadra Skyblue. Sin él, Guardiola recurrió fundamentalmente a Gündogan, un interior de buen toque, pero que no llega a proporcionar –ni con mucho– las prestaciones del carioca.

Pese a todas las dificultades, el Manchester City triunfó, hizo un pleno en competiciones nacionales. Sin embargo, Guardiola no descansa y esas dos posiciones parece que, ahora sí, se van a cubrir. 

El Manchester City ya ha fichado —repescado— al lateral izquierdo español Angeliño. Un hombre que quizá no tenga un gran cartel entre el gran público, pero que se ha destapado en el PSV Eindhoven como el mejor de la Eredivisie en su posición.

Para el centro del campo, la pieza elegida es otro futbolista español: Rodri, del Atlético de Madrid. Personalmente, me parece uno de los mejores centrocampistas de España, con un futuro impresionante y que, dadas sus características, bajo la batuta de Pep Guardiola podemos asistir a que el futbolista dé un salto cualitativo, como antes hizo Bernardo Silva o como Guardiola hiciera anteriormente con Kimmich en Múnich.

Tras dos años de progresión en el juego y dominio en la competición doméstica, el cielo es el límite. Que la camiseta del Manchester City sea precisamente de ese característico color celeste, no es una casualidad.