Se encuentra usted aquí

México: el país más peligroso para ser periodista en el mundo

En 2017 fueron asesinados 12 periodistas en el país, lo que convierte a México en la nación más peligrosa para ejercer el periodismo en el mundo, lugar que comparte con Siria que está en guerra desde seis años.
27/12/2017
16:08
-A +A
Texto: Aldo Nicolai

Ser periodista en México es un acto de profunda vocación, reportar los hechos de nuestro país se ha convertido en una fuente de agresiones que incluso terminan con la vida de decenas de comunicadores.

En este país, donde imperan los cárteles del narcotráfico, los periodistas que abordan temas como la censura, la corrupción de los políticos o el crimen organizado sufren amenazas, detenciones y agresiones sistemáticas que incluso resultan en el homicidio de los comunicadores, convirtiendo a México en el país más peligroso para ejercer dicha profesión en el mundo, posición que comparte en primer lugar con Siria.

Así lo informa en su reporte anual la organización no gubernamental Reporteros sin Fronteras, en donde detalla que en el año 2017 fueron asesinados 12 periodistas en el territorio mexicano, la misma cantidad de homicidios en contra de reporteros que en Siria, país que se encuentra en guerra desde hace 6 años.

mexico_prensa_46163434_0.jpg

Lo más preocupante del asunto es la tasa de impunidad de los crímenes, en un comunicado de prensa Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), afirma que de las 176 averiguaciones previas relacionadas con homicidios, desapariciones y atentados contra comunicadores, solo en el 10% de los casos existe una sentencia condenatoria y el 90% restante permanece impune.  

“Que maten a un comunicador ya no es primera plana, ni motivo de breaking news, más bien se ha convertido en algo habitual con un camino soporíferamente definido: el homicidio, el reporte, una protesta, levantan la voz los mismos de siempre, una condena gubernamental un número más a la estadística y luego nada, literalmente nada, casi nunca hay detenidos, ni responsables, ni nada, hasta que se repite el círculo”, señaló Luis Cárdenas en una columna publicada hace unos días para EL UNIVERSAL.

El fenómeno no es algo nuevo, del año 2000 a la fecha Article 19 ha documentado el asesinato de 112 periodistas en México en posible relación con su labor periodística, en donde 104 hombres y 8 mujeres han sido víctimas de homicidio, cifra alarmante ya que en los últimos años nuestro país se ha colocado en los primeros lugares, incluso sobre naciones que han estado en guerra como Afganistán, Irak y Siria.

periodistas-asesinados.jpg
Fuente: Article 19

De acuerdo con datos de la misma fuente, 22 periodistas fueron asesinados durante el sexenio de Vicente Fox Quesada, 48 durante el mandato de Felipe Calderón Hinojosa y 39 más durante la administración de Enrique Peña Nieto, siendo este el año más sangriento para los comunicadores de los últimos 15 años.

De los 39 casos registrados durante al actual sexenio, 10 reporteros fueron ejecutados en el estado de Veracruz bajo el gobierno de Javier Duarte, siendo uno de los incidentes más conocidos el del periodista Rubén Espinosa, quien huyó de la entidad y fue asesinado en julio de 2015 en la Ciudad de México.

El caso más reciente es el de Gumaro Pérez Aguinaldo, periodista de la Voz del Sur en Acayucan, Veracruz, quien fue asesinado por sujetos armados en una festividad de Navidad en el colegio de su hijo el pasado 19 de diciembre, hecho que generó indignación de distintos organismos internacionales que repudiaron el crimen.

homenaje_a_javier_valdez_4444539091_0.jpg  

“Este otro asesinato confirma un año terrible para la libertad de expresión y, en particular, profundamente trágico para el estado de Veracruz, en donde a pesar de existir un programa específico para prevenir ataques contra periodistas desde 2015, las agresiones y asesinatos continúan", afirmó Jan Jarab, representante de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, sobre el terrible caso del homicidio.

Como señala el columnista José Cárdenas “matar reporteros sale barato”, y si la tendencia continúa como en los últimos años viviremos un 2018 en donde este tipo de crímenes seguirán ocurriendo e influyendo prácticamente de manera nula en mejorar las condiciones de seguridad de los comunicadores en el país.