Suscríbete

Qué debes de saber antes de empeñar en esta cuesta de enero

Si bien recurrir a las casas de empeño es una alternativa atractiva para muchas personas, es necesario saber en qué consiste el empeño así como aspectos relacionados con éste para hacer un manejo inteligente de las finanzas y lograr que la cuesta de enero no cueste tanto

Qué debes de saber antes de empeñar en esta cuesta de enero
Foto: Ariel Ojeda/AP
Cartera 05/01/2021 20:58 Redacción Ciudad de México Actualizada 21:11

Enero puede ser uno de los meses más complicados para muchas personas, no por nada existe la famosa frase refiriéndose a este período como “la cuesta de enero”.

A pesar de lo gratos que son, los festejos con motivo de Navidad y fin de año generan gastos que pueden tener un impacto negativo en las finanzas personales, razón por la que muchas personas sufren para estabilizarse durante el inicio del nuevo año.

Ya desde finales de diciembre y en los primeros días de 2021, las casas de empeño han registrado un ligero aumento en operaciones y los expertos estiman que este fenómeno sólo incrementará conforme avance el primer bimestre del año.

Si bien recurrir a las casas de empeño es una alternativa atractiva para muchas personas, es necesario saber en qué consiste el empeño así como aspectos relacionados con éste para hacer un manejo inteligente de las finanzas y lograr que la cuesta de enero no cueste tanto.

También puedes leer: Reportan casas de empeño aumento en operaciones
 

¿Qué es el empeño?

Antes de empeñar una prenda, es necesario tener claro qué es el empeño para saber si es la opción que más nos conviene.

De acuerdo con la Fundación Dondé, el empeño es una vía de negociación entre una institución financiera y una persona que tiene el objetivo de recibir cierta cantidad de dinero a cambio de un artículo.

Para que dicha transacción ocurra, un experto debe evaluar la prenda en cuestión para así conocer el monto aproximado del préstamo, el cual irá del 15% al 70% de su valor. Para otorgar cualquier monto, la prenda tendrá que cumplir con los requisitos establecidos por la institución financiera para ser aceptada.

En México, un alto porcentaje de la población económicamente activa no tiene acceso a crédito bancarios, como señala la Asociación Nacional de Casas de Empeño (ANACE), pero tienen necesidad de financiamiento, por lo que el crédito prendario ofrecido por las casas de empeño es una opción viable para ellos.

La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 elaborada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) en colaboración con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), reveló que 38% de la población de 18 a 70 años recurrió a pedir prestado y 20% recurrió a una casa de empeño.

 

Puntos a considerar antes de empeñar

Cabe resaltar que empeñar no es vender, lo que implica que la casa de empeño no otorgará el 100% del valor de la prenda. Las casas de empeño ofrecen un porcentaje del valor total de la prenda y la mantienen en resguardo durante cierto periodo.

Además, como las casas de empeño no otorgan créditos, no es necesario contar con antecedentes crediticios o comprobantes de ingresos, por lo que es una buena opción para la gente que no cuenta con esos requisitos.

Lo que se deja como garantía de pago es la prenda. Si se cumple con el pago del monto recibido, se puede recuperar la prenda sin ningún obstáculo. De lo contrario, la institución financiera tiene derecho a quedarse con ella.

Las prendas que se pueden empeñar dependen del catálogo específico de cada casa de empeño, sin embargo, algunos ejemplos son artículos electrónicos, como celulares o computadoras, alhajas, como joyas de oro o relojes, o incluso diversos tipos de electrodomésticos.

También se pueden empeñar herramientas, bienes inmuebles, automóviles y motocicletas e instrumentos musicales.

Una encuesta realizada en 2018 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) respecto a la información proporcionada a los usuarios de casas de empeño demostró que el 62% de los usuarios empeñó alhajas de oro, seguido por aparatos electrónicos menores.

Dependiendo del monto que requieras obtener, puedes llevar una o más prendas a empeñar, con lo que obtendrás una mayor cantidad de efectivo.

Las prendas siempre deben presentarse en buen estado y funcionando de forma adecuada; además, deberán ir con sus respectivos accesorios, como cargador, baterías y documentos en regla según corresponda.

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) menciona que para empeñar, es necesario presentar una identificación oficial y la prenda a empeñar. Posteriormente, se hará un avalúo de la prenda y se le informará al solicitante el monto del préstamo. Después, se firmará un contrato que deberá estar registrado en la Profeco y la casa de empeño entregará el efectivo junto con la boleta de empeño.

Al empeñar una prenda, recibirás una Boleta de Empeño que estipula el monto total del préstamo, las especificaciones físicas o técnicas de la prenda, la frecuencia de los pagos, el tiempo estimado para recuperar la prenda y los números de refrendos posibles. Esta información es fundamental para que realices los pagos correspondientes en el tiempo estipulado para poder recuperar tu prenda.

Fundación Dondé señala que, además, toda casa de empeño tiene la capacidad de cobrar cierto costo por el dinero prestado. Los préstamos tienen un Costo Anual Total (CAT) que incluye tasas de interés, avalúo, comisiones y costos por almacenaje. Cada categoría de prendas tiene un CAT distinto.

La papeleta de empeño señala el porcentaje a pagar por comisiones generadas por distintos casos, como desempeño extemporáneo, reposición de contrato o derecho a comercialización.

Asimismo, la papeleta permite saber si es posible recuperar la prenda en el Plazo de Gracia, el cual es un número de días adicionales para liquidar.

Un dato que muchos usuarios desconocen es que, desde junio de 2006, la Ley Federal de Protección al Consumidor regula la operación de las casas de empeño en su artículo 65 BIS. Por ello, las casas de empeño deben estar inscritas en el Registro Público de Casas de Empeño, con lo cual se busca brindar seguridad jurídica a los consumidores.

También puedes leer: Casas de empeño esperan repunte de clientes en febrero tras cuesta de enero
 

Recomendaciones antes de acudir a una casa de empeño

La Profeco recomienda las siguientes acciones antes de acudir a una casa de empeño:

  • Utilizar el préstamo prendario sólo en caso de urgencia
  • Comparar diferentes casas de empeño, el CAT, tasas de interés, comisiones, avalúo, gastos de almacenaje, seguro contra robot, etc.
  • Consultar el porcentaje de avalúo y el monto del préstamo
  • Verificar que la institución esté inscrita en el Registro Público de Casas de Empeño
  • Considerar si se tendrán los recursos para recuperar la prenda o si se está dispuesto a perderla en caso de no poder desempeñarla a tiempo
  • Leer el contrato con atención
  • Preguntas a cuántos refrendos se tiene derecho y la extensión del plazo establecido
  • Preguntar sobre el remanente
  • Verificar que las tarifas se encuentren en pesos mexicanos
  • Consultar el Buró Comercial de la Profeco para saber si la casa de empeño tiene un contrato registrado

En caso de tener algún problema con la casa de empeño en donde hayas empeñado tus prendas, puedes recurrir a la Profeco por asesoría por medio del Teléfono del Consumidor: 55 5568 8722 o al 800 468 8722.

También puedes mandar un correo electrónico a [email protected] o contactar a la Profeco a través de sus redes sociales en Twitter y Facebook.

mp/ml

Comentarios