La Casa de Toño se une a campaña “Sin popote está bien”

La cadena de restaurantes se convirtió en la segunda empresa mexicana, luego de la Cooperativa Pascual, en decir adiós a los popotes en sus bebidas
La Casa de Toño en la calle de Floresta, en la colonia Clavería
(Foto: Archivo / EL UNIVERSAL)
10/07/2018
20:01
Julián Sánchez
-A +A

La cadena de restaurantes La Casa de Toño se unió a la campaña “Sin popote está bien”, con lo que se convierte en la segunda empresa mexicana en hacerlo, luego de que hace seis días lo hiciera la Cooperativa Pascual.

De acuerdo con información de La Casa de Toño, que cuenta con 45 sucursales en la Ciudad de México y municipios conurbados del Estado de México, “tomar una bebida con popote ya no es posible”.

Esta cadena de restaurantes surgió en 1983 a iniciativa de un joven de 18 años (Toño) quien en la calle de Floresta, en la colonia Clavería, con un anafre, un comal y algunos guisos mexicanos preparados por su madre, su abuela y otra persona, comenzó a vender quesadillas.

La Casa de Toño se une a la campaña “Sin popote está bien”, que promueve desde mayo pasado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), con la finalidad de contribuir al cuidado del medio ambiente y cuya publicidad se exhibe en la pantallas de sus sucursales.

Información de la Semarnat, del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), destaca que entre las razones por las que se promueve dejar de usar popotes está el hecho de que el plástico es un material duradero que no puede biodegradarse; porque 33% del plástico se usa sólo una vez y se desecha.

En México, 95% de esos objetos no son reciclables y “en nuestra mesa dura 20 minutos y en nuestros mares 100 años”.

Además, se estima que un ser humano utiliza aproximadamente 38 mil popotes durante toda su vida.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS