En Estado de derecho se deben redoblar esfuerzos

Reconoce avances en la materia, pero admite que falta mucho; trabajarán con ganador de elección para presupuesto 2019

En Estado de derecho se deben redoblar esfuerzos
Titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Cartera 12/03/2018 03:00 Leonor Flores Actualizada 09:02
Guardando favorito...

[email protected]

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito (SHCP), José Antonio González Anaya, admite que si bien se han dado avances importantes en materia de Estado de derecho es necesario redoblar esfuerzos.

“México ha avanzado mucho en materia económica, en materia de construcción de instituciones, pero tiene muchas cosas por hacer y una de las cosas en las cuales hay que redoblar esfuerzos es en mejorar el Estado de derecho, en eso hemos estado trabajando y debemos hacer más todavía”, señala.

En entrevista con EL UNIVERSAL, comparte la observación que hace su compañero de gabinete, al frente de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid, de un Estado de derecho quebrado, al igual que las instituciones dedicadas a la seguridad y combatir la corrupción, por lo que es necesario cambiar el modelo de impartición de justicia.

11mar18-corruptos_1.gif
 

“En la parte que le toca a la Secretaría de Hacienda y la parte económica se han venido construyendo instituciones, ha habido progreso en algunas áreas, y ciertamente, uno de los puntos en los que se ha tenido que redoblar el esfuerzo es en el Estado de derecho y hacia allá tenemos que caminar”.

Reitera que se tiene que mejorar, aunque pondera que se han dado pasos importantes para progresar con el nuevo sistema penal acusatorio y los juicios orales.

“Pero insisto, regreso a lo mismo: tenemos que redoblar los esfuerzos”, matiza el funcionario.

A un mes de la presentación de los Precriterios Generales de Política Económica para 2019, el secretario de Hacienda dice que a pesar de que es un borrador de lo que le corresponderá decidir al próximo gobierno, se planteará preservar la estabilidad macroeconómica y disciplina fiscal.

González Anaya trabajará con el equipo de transición del candidato a la presidencia que resulte ganador, independientemente de quién sea, porque así lo mandata la ley.

El también presidente del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), descarta que en un futuro vaya a ser necesario un rescate tipo Fobaproa para el nuevo sector de las instituciones fintech, porque uno de los principios del nuevo ordenamiento es precisamente preservar la estabilidad.

Durante la entrevista que se realizó durante la celebración de la 81 Convención Bancaria, la primera en la que participa como titular de Hacienda, abunda sobre el tema del Estado de derecho y su relación con la visión de los banqueros.

Insiste que se han dado cambios para generar una mayor certeza jurídica, pero los ajustes que se realizaron con la reforma financiera que se aprobó a principios de la administración, uno de ellos fue precisamente tomar las medidas necesarias para aumentar el crédito, lo que ha reflejado en un incremento de 34%, cifra que le parece “enorme”.

En ese sentido, destaca que México cuenta con un sector financiero medido ampliamente por el ahorro financiero de 64 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) como nunca se había visto en la historia.

“Se ha avanzado mucho: ¿Se tiene que mejorar? Sí, como en muchas cosas”, pondera.

Eso significa que la banca está prestando cada vez más con una mayor competencia y en condiciones de solvencia, pero no es un trabajo que ahí acabó, puntualiza.

Siempre se tiene que mejorar la regulación y un ejemplo de ello, señala, es la ley fintech.

Fobaproa fintech

Sobre este tema, José Antonio González Anaya hace ver que ahora con el surgimiento de nuevas tecnologías y oportunidades, México está a la vanguardia.

“Es una ley bastante innovadora; en lugar de poner todos los detalles de la ley, lo que tiene es poner los principios de inclusión, innovación, promoción de competencia y estabilidad financiera, así como prevención del lavado de dinero; de ahí se delegan las facultades a las autoridades para emitir las regulaciones específica”, menciona el secretario.

Al preguntársele si hay riesgos de que por algún fraude en el sector de las fintech, el gobierno tenga que salir a hacer un rescate, el secretario de Hacienda es enfático al señalar que se preservará la estabilidad.

“Uno de los principios de la ley fintech es preservación de la estabilidad financiera, justamente tenemos que cuidarla, es un proceso continuo, pero la alternativa sería poner cosas en las leyes y de ahí siempre estar alcanzando a la tecnología, de esta manera seremos más ágiles”, manifiesta.

Precriterios 2019

El responsable de las finanzas públicas habla sobre el trabajo que están preparando para la entrega los Precriterios Generales de Política Económica para 2019, los cuales Hacienda tiene que entregar de acuerdo con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH).

La entrega del documento es antes del 1 de abril al Congreso de la Unión y será el último que elabora la presente administración.

“Como cada seis años lo haremos: sacamos los Precriterios y de ahí los Criterios y trabajamos con la siguiente administración. Así mandata la ley que es bastante clara”, refiere.

El siguiente gobierno tiene que nombrar un equipo de transición que trabaja conjuntamente con la SHCP y en la elaboración del presupuesto, que es un borrador del paquete económico para 2019, es decir, del primer gobierno del candidato que resulte ganador en las próximas elecciones presidenciales, comenta.

“Una vez que entre la nueva administración tiene 15 días para presentar el Presupuesto de Egresos de la Federación. Yo he participado en dos; es un proceso intenso de mucho trabajo”, menciona.

Aun cuando no será su proyecto final, el secretario se compromete a que en el contexto preliminar para el siguiente año le imprimirán el sello de la responsabilidad y estabilidad que los ha caracterizado durante todo el presente sexenio.

“Le vamos a imprimir la responsabilidad y la estabilidad. Voy a seguir las instrucciones que me dio el Presidente: preservar la estabilidad macroeconómica y ejercer el gasto de manera transparente, darle particular énfasis a la reconstrucción y continuar con la implementación de las reformas, eso vamos hacer hasta el último día”, asegura.

Trabajarán con el equipo de transición ya sea de derecha, izquierda o con el que sea el ganador de las elecciones, reitera.

Por lo pronto, anticipa que él y su equipo harán una entrega ordenada y transparente el último día de noviembre de este año, es decir, un día antes de que tome protesta el nuevo presidente de México.

Visión económica

Al concluir el primer bimestre del año, el secretario de Hacienda y Crédito Público hace un recuento de la situación de la economía.

“En los últimos años la economía mexicana ha enfrentado vientos en contra: se cayó el precio del petróleo y la plataforma de producción de crudo, se desaceleró la producción industrial en Estados Unidos y tuvimos volatilidad de los mercados financieros”, pondera.

Sin embargo, destaca que la economía mexicana creció entre 2.7% y 2.8%, lo que se ve bien frente a otros países; esas tasas son mayores que las de Colombia, Chile, Argentina y que Estados Unidos.

Explica que eso se debe a que México ha estado comprometido con una conducción macroeconómica conservadora y prudente.

Pero más que nada, indica que la base de los resultados son finanzas públicas sanas, aunado a la parte monetaria que lleva el Banco de México y el complemento que significan las reformas estructurales.

“Esto hace que hoy tengamos una economía fuerte de cara a este año”, afirma el funcionario.

Incertidumbre

Pero como todo escenario está sujeto a riesgos, no deja de mencionar los que pueden afectar a México: Las elecciones presidenciales de julio próximo que por definición, dice, no sabemos quién va a ganar así como también la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y en menor grado el ajuste fiscal en Estados Unidos, que más que reforma es un cambio.

Dentro de ese contexto, una de las fortalezas que considera que México tiene como país emergente es un sistema financiero sólido, solvente, líquido y bien capitalizado como producto de todos los cambios que se han hecho anteriormente y a la última reforma financiera, aunque advierte que debe ser un trabajo continuo.

“Tenemos un sistema financiero, sólido, solvente, líquido, capitalizado y que gracias a todos los cambios que se han hecho anteriormente y a la última reforma financiera que se hizo, es un trabajo continuo.

“Hoy la banca presta más, el crédito durante esta administración ha aumentado 34%, han bajado las tasas de interés, pese a que las tasas de referencia han aumentado”, afirma.

Pone de manifiesto que el país tiene un sector bancario bien capitalizado, con un promedio de 15.6%, que es muy por arriba de 10.5%, el cual es el mínimo estándar de Basilea III.

Eso significa, indica, que somos el único país que más rápido ha adoptado los principios prudenciales de Basilea III y que ha subido en el ranking de competitividad de un par de foros respetables, como el Doing Business y del WEF.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios