Al rescate, salarios de emergencia

Medida ayudará a empresas porque será difícil que resistan, advierte la AMECH

salarios_de_emergencia
Debido al cierre de tiendas por la crisis sanitaria, los trabajos se pierden, por lo que el personal debe negociar su salario, señala Pablo Lezama. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Cartera 03/05/2020 03:05 Leonor Flores Actualizada 03:23
Guardando favorito...

Los salarios de emergencia representarán el salvavidas para que muchas empresas y trabajadores logren sortear los efectos del gran confinamiento para contener el contagio de la mayor pandemia de la década.

En el desplome de 1995, por el “efecto tequila” las firmas reaccionaron con despidos masivos, mientras que con la gran crisis global de 2009 se popularizaron prácticas como el outsourcing ilegal.

Hoy, algunas compañías ya están adoptando la medida de reducción temporal de salarios para proteger el empleo y resistir lo más que se pueda mientras dure la emergencia sanitaria, la cual obliga al personal a trabajar desde casa, con horarios más cortos o suspender labores.

Los salarios de emergencia son sueldos menores a los percibidos que resultan de una negociación entre la firma y su plantilla laboral.

“No hay empresa que aguante”, dijo a EL UNIVERSAL el director General de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), Pablo Lezama.

Aclaró que el planteamiento de una reducción de salarios no está en el supuesto del artículo 42 bis de la Ley Federal del Trabajo.

“Es un supuesto en que trabajador, sindicato —cuando lo haya— y empresarios se pongan de acuerdo en atención de las finanzas y posibilidades reales de cada compañía de cuánto puede pagarles a los empleados, sin caer en el supuesto del salario mínimo”, explicó el directivo.

El representante de empresas de outsourcing legal comentó que la mayoría de la subcontratación laboral no está realizando despidos; sin embargo, es una realidad, dijo, que muchos empleos se pierden.

“Las prioridades son conservar las plazas laborales”, manifestó. En eso se están ocupando en gran medida las empresas de outsourcing.

Pero dijo que el golpe a la economía y al empleo en términos generales no distingue entre gente contratada directamente por la firma o a través de terceros.

Por esa razón, consideró importante mantener la relación laboral el mayor tiempo posible.

 

“Negociar salarios de emergencia es algo que han sugerido los abogados de los patrones y los trabajadores que en un momento se pudieran ver afectados”, señaló Lezama.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios