Tesla arranca operaciones en México con Model S

El auto posee un panel táctil desde el que se controlan sus funciones, como conectividad a Internet vía LTE y cámaras de monitoreo internas
El fabricante de carros eléctricos que se conectan a Internet inicia operaciones en el país
09/12/2015
18:00
Redacción
-A +A

Desde que hizo su aparición en 2008, Tesla Motors, propiedad del empresario y emprendedor Elon Musk, no sólo causó disrupción al presentar el primer auto eléctrico verdaderamente funcional para las urbes sino también en su modelo de venta directa al cliente sin distribuidores o concesionarios y permitiendo personalizar cada vehículo al gusto del cliente.

Su modelo S se convirtió en un vehículo popular al conjugar la funcionalidad y tecnología de un vehículo eléctrico con el desempeño que provee un auto deportivo. Ello ha hecho que la marca se expanda a otros países, como México, lugar en el que inició operaciones oficiales este miércoles.

“México es un ávido mercado para las nuevas tecnologías y por ello no lo vemos como un mercado potencial, es un mercado ya grande, en el que ha habido demanda por tener a Tesla en territorio mexicano y por ello es que hemos decidido entrar al país, el primero de Latinoamérica en donde comercializaremos nuestro popular Model S”, señaló en entrevista para TechBit Ricardo Reyes, vicepresidente global de Comunicación de Tesla Motors, quién visitó el país para el lanzamiento.

El Model S cuenta con dos motores eléctricos que le permiten acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en tan sólo 3.7 segundos, con lo cual supera a muchos automóviles deportivos de lujo. Cuenta además con un modo llamado Ludicrous Speed (velocidad ríducula) que envía la carga completa de la batería a los motores eléctricos pudiendo impulsar el automóvil a velocidades comparables a los de autos de Fórmula 1.

Al ser producto de una start up de Silicon Valley el Model S está dotado de toda la tecnología imaginable: un panel táctil desde el que se controla el automóvil y sus funciones, sincronización automática con los dispositivos móviles de su propietario, conectividad a Internet vía LTE y cámaras de monitoreo internas.

Además, incluye un modo de piloto automático que utiliza sonar, sensores de proximidad y de movimiento para que el automóvil pueda “ver” los movimientos de los vehículos que le rodean y conducir de manera segura sin que el conductor tenga que tocar el volante.

“Está pensado para recorridos largos en donde conoces la carretera y sabes que por un periodo de tiempo puedes dejarle el control al auto mientras te relajas, pero no está pensado como una forma de conducción autónoma en el sentido estricto del concepto” Asegura Ricardo Reyes.

El Model S tiene 3 versiones: P70, P85 y P90, cada una corresponde a la capacidad de la batería medida en kilovatios/hora. En su modalidad más baja, ofrece una autonomía de 270 km, mientras que la versión más alta puede alcanzar 425 km de recorrido antes de requerir una recarga.

Para recorridos más largos, Tesla ha instalado en Estados Unidos, Europa y Asia una red de supercargadores que pueden cargar el 80% de la batería del auto en tan sólo 40 minutos. Sin embargo, esta parte del modelo de negocio no está planeado para México en su primera etapa.

“Por ahora queremos enfocarnos en posicionar el Model S, creemos que en todas sus versiones tiene rangos más que aceptables para conducción diaria en la ciudad sin requerir recargas exteriores y las ciudades cercanas a la Ciudad de México se encuentran dentro del rango del vehículo. No es un tema que tengamos en la mesa por ahora, pero definitivamente a mediano plazo desplegaremos la red de supercargadores al igual que hemos hecho en otros mercados donde estamos”. Señaló Reyes.

Entre las ventajas del Model S se encuentra la posibilidad de recibir actualizaciones de software que le permiten a los modelos más viejos contar con las prestaciones que se lanzan en modelos más recientes.

“Te da la posibilidad de tener un auto último modelo con cada update, además de que el mantenimiento es mucho más sencillo que el de un auto convencional al tiempo que el desgaste es menor gracias a que el Model S tiene muchos menos tornillos y engranes que un motor a combustión que requiere muchas partes metálicas móviles, la transmisión, y todas esas piezas que le brindan el movimiento, en un Model S tienes mucho menos de eso”. Asegura el vocero de Tesla.

Los precios para México aún están por anunciarse, pero de acuerdo con Ricardo Reyes estarán muy cercanos a los 70 mil dólares para el Model S P70 y los 140 mil dólares para el Model S P90. Las reservas del Model S ya pueden realizarse desde diciembre en el sitio para México del fabricante automotriz.

Características Model S

Panel táctil desde el que se controla el automóvil y sus funciones.

Sincronización automática con los dispositivos móviles de su propietario.

Conectividad a Internet vía LTE.

Cámaras de monitoreo.

Modo de piloto automático que utiliza sonar, sensores de proximidad y de movimiento para que el automóvil pueda “ver” los movimientos de los vehículos que le rodean.

Precio: desde 70 mil dólares.

Página: www.teslamotors.com/es_MX/

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal