Primordial, darle seguimiento al éxito

Nelson Vargas

Finalizaron los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, y México se quedó con el liderato en el medallero. Un hecho histórico, ya que desde 1966 no lo lograba con Cuba presente y en territorio neutral. El andar de la delegación fue excepcional, arriba de principio a fin. Esta actuación es relevante por diversos aspectos a analizar.

Primero: Termina el sexenio y con éste la administración de Alfredo Castillo en la Conade, en la que logró poner freno a las federaciones en lo que respecta a la manera de emplear los recursos. Y así, se invirtió en mejor preparación, en campamentos, en competencias, lo que al final se convirtió en resultados.

Segundo: El deporte mexicano atraviesa por un excelente momento y Cuba nos está dando una ventaja increíble, ya no es un país que les dé a sus deportistas todo lo que les ofrecía en el pasado. Eso beneficia a México, aunque no se debe descuidar la preparación de nuestros atletas.

Tercero: Se superó a Colombia, que a pesar de ser sede y que tuvo un mejor lugar en los pasados olímpicos de Río (fue posición 31 por la 61 de México), nunca fue una amenaza en el medallero, gracias a que en nuestro deporte se tiene una gran variedad en las disciplinas que se practican y al final todo suma. Los deportes olímpicos para muchos países son sagrados y no gastan recursos en ellos, eso sucedió en esta ocasión y los directivos mexicanos entendieron que invertir en todas las disciplinas posibles ayudaría a conseguir el anhelado título en la región.

Ahora vamos deporte por deporte. Se ganaron las siguientes disciplinas:

Natación, nado artístico, aguas abiertas, clavados, triatlón, futbol femenil, ciclismo de montaña, ciclismo de pista, ecuestre, gimnasia trampolín, gimnasia rítmica, raquetbol, remo, squash, taekwondo, tiro y tiro con arco. Un total de 17, lo que explica en buena medida el éxito obtenido.

Quiero resaltar lo que pasó con las actividades acuáticas, no hay duda que la Federación Mexicana de Natación fue la que más calidad aportó a estos juegos y los números así lo indican: de las 341 preseas conseguidas, 65 fueron de los deportes acuáticos, es decir, casi 20 por ciento; en cuanto a medallas doradas se sumaron 29 de las 132 totales para dar un 21.9 por ciento.

Si este ejercicio lo trasladamos solamente a la natación, se obtuvieron un total de 43 medallas para dar un 12.6 por ciento en relación al total de la delegación. En cuanto a oros, se lograron 15 de los 132 totales para un 11.3 por ciento. Estos sin duda son grandes números de para la FMN.

Lo único negativo: la falta de triunfos en los deportes en conjunto. Sobre todo el fracaso en el futbol varonil, además del basquetbol y el beisbol.

Ahora que vienen los Juegos Panamericanos Lima 2019 esperemos que el nuevo gobierno le dé seguimiento a lo que se hizo en esta última administración de la Conade, por supuesto mejorarla, por el bien del deporte de nuestro país, que ha dado un paso gigante en su desarrollo.

 

Profesor

Comentarios