“El país necesita redoblar esfuerzos en la prueba PISA”

Se debe enviar a jóvenes talentosos como maestros a las zonas marginadas
Foto: OCDE/Marco Illuminati
06/12/2016
04:01
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

México ha tenido un desempeño modesto en la prueba PISA, dijo Andreas Schleicher previo a la presentación de los resultados.

En un seminario en línea sobre la prueba, que se realizó desde París, Francia, Schleicher señaló que el país ha hecho esfuerzos pero es momento de redoblarlos, puesto que la calidad de la educación nunca podrá ser mayor a la de sus profesores. “Para lograr alcanzar los niveles de desempeño de los sistemas educativos más exitosos del mundo, México necesita redoblar esfuerzos. Es muy claro que la calidad de la educación no podrá nunca ser mayor a la calidad de los maestros”.

Señaló que el país debe atraer a los jóvenes más talentosos al magisterio y garantizar que las personas mejor capacitadas se conviertan en maestros en las zonas o regiones del país con mayor necesidad, como ha ocurrido en países como China.

“Resolver esos problemas sería lo más importante. Me parece que fuera de eso, no hay razón para que México no pueda tener el nivel de mejora y desarrollo que vemos en otros países. Dicho esto, ha habido una mejora”.

El investigador alemán creador de la prueba PISA, dijo a EL UNIVERSAL que los países con un mayor progreso fueron Polonia, que en 2000 se encontraba muy por debajo del promedio de la OCDE; Alemania no tuvo un gran progreso en términos de resultados duros, pero sí redujo notablemente la diferencia entre los resultados de estudiantes pobres y ricos; Italia también tuvo avances significativos.

México tuvo avances en comparación con los resultados obtenidos en los últimos años, principalmente en matemáticas, pero no fueron avances tan significativos como los que han obtenido otras naciones latinoamericanas como Brasil.

“En todas las áreas, lectura, matemáticas, podemos observar un avance modesto en México. El país ha mostrado algunas mejoras alentadoras, pero no a la velocidad que puedes ver, por ejemplo, en países como Brasil, que ha hecho esfuerzos muy importantes para elevar la calidad de la educación básica, por ejemplo, ha incrementado la inversión en sus maestros”.

Nuestro país tiene mucha experiencia en la aplicación de la prueba y señaló que la principal diferencia de este año fue que los estudiantes tomaron el examen en computadoras que la OCDE o las propias escuelas pusieron a su disposición en lugar de hacerlo en papel.

La organización internacional hizo un estudio piloto en 2014 para no tener sorpresas en el momento de aplicar el examen, derivado principalmente de que no todas las escuelas del país cuentan con electricidad o conexión a internet.

Los datos oficiales que existen sobre el tema son del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe), según el cual, en 2013, 18 mil 564 planteles no tienen energía eléctrica y 123 mil 511 no cuentan con conexión a internet.

“Para hacer ese cambio, llevamos a cabo una evaluación muy cuidadosa un año antes de aplicar la prueba. En 2014 aplicamos la prueba en computadora y en papel sólo para asegurarnos de que el promedio de los estudiantes no se encontrarían en desventaja al tomar el examen en computadora”.

“La prueba piloto nos demostró que muchos de los estudiantes que tomaron el examen están más familiarizados con la computadora, de hecho para muchos de ellos resultó una motivación y fue más fácil hacerlo de esta manera, porque están más familiarizados con las computadoras y con sus teléfonos inteligentes que con libros o cuadernos de papel”.

Durante la presentación de avances sobre los resultados de PISA, Schleicher reconoció que uno de los mitos más difundidos sobre la prueba es que la situación económica de los países o las familias de los estudiantes es un factor decisivo en los resultados obtenidos por país.

En este sentido, explicó que sólo puede atribuirse a la diferencia en el Producto Interno Bruto (PIB) de las naciones participantes, menos de 25% de las diferencias de los resultados alcanzados entre países pobres y países ricos. En 2012, 10% de los adolescentes de 15 años más pobres de Shanghai, China, alcanzaron resultados similares en matemáticas a los obtenidos por 10% de los estudiantes más ricos de Estados Unidos.

Los resultados de PISA se construyeron tomando en cuenta aspectos que son comunes para todos los países, pero también tomando en cuenta algunos aspectos particulares del contexto de cada país.

“Los alumnos vienen de distintos contextos, por lo cual buscamos información sobre los aspectos económicos, sociales y culturales de los jóvenes, les preguntamos sobre las posesiones de sus familias o los recursos con los que cuentan en sus casas, las profesiones de sus padres, si tienen un lugar para estudiar en casa, si tienen libros de texto o si acuden a actividades culturales”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS