17 | FEB | 2019
“[Con ello] se da un primer paso para recuperar el poder adquisitivo del sueldo, sobre todo del salario mínimo general que se había deteriorado” GUSTAVO DE HOYOS Presidente de la Coparmex. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)

Empresarios apoyan alza a percepciones

02/12/2016
02:22
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) de ortorgar un aumento al salario mínimo general por arriba de la inflación y llevarlo de 73.04 a 80.04 pesos diarios logró unificar a los empresarios del país, quienes aseguraron que fue una decisión acertada.

A pesar de que días antes dividió a los empresarios la propuesta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que preside Gustavo de Hoyos, de llegar a los 89.35 pesos diarios, la decisión de la Conasami de 80.04 pesos, sí gustó a la cúpula empresarial.

Para De Hoyos es la primera vez que se estableció una modificación que fue más allá del referente inflacionario, puesto que ahora se tendrá un aumento ligado a la inflación y otro nominal que se traducirá en siete pesos.

Con ello “se da un primer paso para recuperar el poder adquisitivo del sueldo, sobre todo del salario mínimo general que se había venido deteriorando en las últimas décadas”, expuso.

Dijo que insistirán en la comisión para que se tenga un ajuste mayor a los salarios y se llegue a un monto de 89.35 pesos, que es la cantidad que requeriría una persona para alcanzar un nivel mínimo de bienestar.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, explicó que se trata de “una resolución que, por un lado permite continuar con el aumento en la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, especialmente aquellos que cobran un salario mínimo, y a la vez no poner en entredicho las variables generales que nos han permitido estabilidad en el complicado contexto internacional”.

Expuso que las empresas, sindicatos y el gobierno deben mantener el diálogo para continuar en la ruta de mejorar los ingresos de los trabajadores, sobre todo de los que reciben un salario mínimo.

Al respecto, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, aseguró que es necesario hacer un gran esfuerzo para incrementar el poder de compra de las familias mexicanas, aunque detalló que a la par debe aumentarse la productividad, abatir la informalidad, y tener políticas de generación de empleos.

“Se tomó una decisión inteligente y responsable”, afirmó y añadió que es muy pequeño el porcentaje de ciudadanos que ganan el salario mínimo general.

“Hoy se da un buen paso, esto no debe tener afectación en las empresas ni en la industria, seguiremos trabajando para que llegue a los niveles que debe de tener”, siempre cuidando la inflación.

Indicó que no les preocupa llevar a un mayor nivel los salarios, siempre y cuando no haya efectos nocivos sobre la inflación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios