Historia. “Es feo que te comparen o te traten diferente”

Tras vivir dos años con diabetes, Juan Pablo ve a la enfermedad como una oportunidad para mejorar su vida. FOTO: CORTESIA DE MARGARITA IBARRA
Nación 14/11/2016 02:14 Perla Miranda Actualizada 02:37
Guardando favorito...

[email protected]

Desde el primer momento en que Juan Pablo tuvo ganas constantes de ir al sanitario, de tomar mucha agua y empezó a bajar de peso su madre supo que algo no iba bien, lo llevó al médico y el diagnóstico fue alarmante: diabetes.

Primero le dijeron que era diabetes tipo 1, cuando llegaron a la clínica Juanpa tenía 600 de glucosa en la sangre y de inmediato le proporcionaron insulina, después les confirmarían que en realidad tenía tipo 2, aquella que es causada por obesidad y sobrepeso.

Margarita no llamaba a su hijo obeso, pero sí sabía que tenía unos kilos de más. “Cuando llevé a mi hijo al doctor me dijeron que los motivos de su diabetes era la obesidad, yo siempre lo vi muy gordito, pero pensé que era parte de herencia, su padre es de raza negra, entonces normalmente son corpulentos”, dice.

Cuando recibió el diagnóstico, Margarita creyó que su hijo moriría, que le amputarían alguna parte de su cuerpo o quedaría ciego. “Pensé que no iba a vivir mucho, yo decía que unos 10 o 15 años, me espanté, lloré, pero ahora mi hijo me dice que esta bien, lo veo más delgadito, más sano, hace ejercicio, entonces creo que sí puede salir adelante”, asegura.

Juan Pablo acepta que el inicio de su experiencia fue triste y confuso, él no sabía en qué consistía su afección y sólo le dijeron que no podía comer azúcar. “¿Cómo? Si yo vivía de azúcar, bueno no tanto pero sí me gustaba mucho”, relata.

El joven, quien admira a Cristiano Ronaldo cuenta que estuvo en un proceso de negación, no aceptaba que las visitas al médico serían constantes y que también le cambiarían la dieta.

El próximo 27 de noviembre cumplirá 14 años y en enero será su segundo aniversario con está enfermedad crónica, que a su parecer trajo ventajas a su vida. Algo que le molesta es que lo traten diferente “es feo que te comparen, que digan que tú no puedes hacer ciertas cosas o comer algo porque tienes diabetes”.

Cree que tener diabetes tipo 2 es una oportunidad de vida, “yo era un niño muy pasado de peso, ahora estoy incluso tres kilos más abajo de lo que mido, mi vida social mejoró mucho, mi vida deportiva, ahora me toman como un ejemplo y eso me gusta mucho”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios