En ciberacoso infantil, víctima y victimario llegan a tener misma edad

De acuerdo con un estudio, el acoso en línea es una gran amenaza para los infantes, debido a que la víctima puede contraer graves problemas en la salud y de adaptación social

Foto: Archivo
Nación 28/07/2016 21:53 Notimex Actualizada 22:16

Los niños que utilizan Internet pueden ser víctimas de ciberacoso, lo que les puede ocasionar desde baja autoestima hasta daños en su integridad física, y existe la probabilidad de que el atacante tenga la misma edad.

De acuerdo con el estudio Growing Up Online-Connected Kids, realizado por Kaspersky e iconKids & Youth, el acoso en línea es una gran amenaza para los infantes, debido a que la víctima puede contraer graves problemas en la salud y de adaptación social.

El estudio revela que los niños de entre ocho y 16 años se preocupan sobre el tema más que los padres, pues el 21 por ciento de los adultos ven al acoso como algo normal, mientras que de los menores sólo el 13 por ciento lo percibe como inofensivo.

Respecto al miedo que éste ocasiona, 16 por ciento de los niños entrevistados refirió temer más al ciberacoso que al acoso en la vida real; 50 por ciento temen a la intimidación real y virtual, y cuatro por ciento admitió ser víctima de acoso en línea.

En los casos en los que se presentó ciberacoso, en siete de cada 10 víctimas hubo consecuencias traumáticas como baja autoestima, depresión, caída en el desempeño académico y trastornos del sueño.

Una de las dificultades a las que se enfrentan los padres de familia cuando se trata de detectar un ataque de este tipo, es que difícilmente las víctimas lo comunican a sus padres, por lo que el estudio subraya la importancia de mantener la vigilancia pertinente sobre las cuentas de los menores.

El jefe de Asuntos Comerciales con el Consumidor en Kaspersky Lab comentó que el cuidado de los menores no se restringe a los peligros de la vida real, motivo por el cual hay que tomar medidas que sean efectivas también en el mundo virtual.

"En Internet, los niños se relacionan con otros, aprenden cosas nuevas, se divierten y, por desgracia, también se encuentran con situaciones desagradables”, refirió.

La mejor solución en este caso, agregó, es hablar con el hijo y utilizar un software de control parental que le ponga sobre aviso de cualquier cambio sospechoso en la página de su red social.

El estudio revela además que al menos 20 por ciento de los niños encuestados fueron testigos de algún caso de acoso en línea, y siete por ciento fue participante, hecho del que también tienen que ser concientes los padres para poder detener esas conductas.

Como punto de partida para proteger a los menores de tales situaciones, explica la investigación, es hacer conciencia de que los menores viven en el mundo real y el virtual, y que ambos les afectan de manera positiva y negativa.

afcl

Temas Relacionados
ciberacoso ciberbullying

Comentarios