Llegó la hora de que una mujer dirija la ONU: Alicia Bárcena

Secretaria ejecutiva de la CEPAL dice que llegó la hora que una mujer ocupe el cargo

Alicia Bárcena se describe como trabajadora, obsesiva, exigente, disciplinada, con constancia y claridad de ideas (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
Nación 09/03/2016 02:19 Gabriela García / GDA Actualizada 08:56
Guardando favorito...

[email protected]

Para Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), llegó la hora de que una mujer ocupe el máximo cargo en la Organización de las Naciones Unidas. “Para mí sería muy grato”, reconoce la mexicana.

“Esta es mi alma máter, pero además creo que hay muchas mujeres calificadas para eso”.

En entrevista para EL MERCURIO la egresada de la UNAM se describe “trabajólica”, obsesiva y exigente, disciplinada, con constancia y claridad de ideas, pero, asegura, que lo más importante es la construcción de un “liderazgo participativo”.

La experiencia en la CEPAL, desde el año 2008, dice que ha generado fortalezas como producir “ideas pensando en las realidades de los países. De modo que importa mucho tener pasión y convicción. Además, provengo del mundo de las ciencias exactas, un área que exige mucha disciplina, constancia y claridad de ideas y objetivos”.

Plantea que “es fundamental saber qué estás buscando, descubrir para qué eres bueno y para qué no. En mi caso, soy una persona a la que le gusta lo público. El ámbito privado no es mi fortaleza”.

Mientras que como debilidades ubica su impaciencia. “Quisiera a veces que las cosas se hicieran rápido. La organización del tiempo es una de mis debilidades. Mantengo una lucha diaria para lograr combinar y enlazar todo lo que exige un puesto como éste.

“Pertenezco a una generación de transición. Cuando comencé a trabajar y a estudiar el escenario para las mujeres era difícil. Había desigualdad, no teníamos las mismas oportunidades”.

Cuenta que estudió en Harvard en 1987, después de haber sido viceministra de Medio Ambiente de México, y ahí aprendió a traducir el tema ambiental al área económica.

Cree en un liderazgo participativo. “No sé todo, para mí ha sido importante aprender de cada área. Y el liderazgo consiste en darle un hilo conductor. La Cepal tiene una propuesta de desarrollo estructuralista y heterodoxa, y a mí me tocó ir generando un espacio de trabajo interdivisional que pudiera llegar a los líderes de la región y a distintos públicos”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios