24 | FEB | 2019
Más de siete horas estuvo El Licenciado bajo resguardo en el edificio donde fue capturado, en espera de que los agentes realizaran todas las diligencias (ESPECIAL)

Dámaso López, cerebro de las fugas de “El Chapo”

03/05/2017
02:18
Astrid Sánchez
-A +A

[email protected]

Dámaso López Núñez El Licenciado escaló al poder del Cártel de Sinaloa luego de ser una pieza clave en 2001 del escape del penal de Puente Grande, Jalisco, de Joaquín El Chapo Guzmán, líder de una de las organizaciones criminales más poderosas del país.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo consideró uno de los principales lugartenientes de El Chapo por ser el responsable de los envíos de varias toneladas de estupefacientes de México a Estados Unidos. Tras convertirse en el brazo derecho de El Chapo, El Licenciado comenzó a jugar un papel importante en operaciones de lavado y tráfico internacional de drogas del Cártel del Pacífico.

Antes de ingresar a la organización criminal, Dámaso López se desempeñaba como subdirector del penal de Puente Grande, Jalisco, con un salario de 9 mil 400 pesos y fue el encargado de operar la red de servidores públicos que facilitaron la fuga de El Chapo. Además, las autoridades consideraron la posibilidad de que también haya planeado el segundo escape de Guzmán Loera, ahora en El Altiplano, en 2015.

López Núñez fue jefe en la Policía Judicial de Sinaloa, agente del Ministerio Público y subdirector de Seguridad y Custodia del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, cuando Guzmán Loera estaba interno.

El mote de El Licenciado lo adquirió por haber estudiado la carrera de Derecho. Se considera que su sucesor es su hijo, Dámaso López Serrano El Mini Lic. En febrero de 2017, los hijos de El Chapo, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, afirmaron que Dámaso López organizó una junta a la que también citó a Ismael El Mayo Zambada García para ponerles una trampa con el fin de asesinarlos.

Los Chapitos informaron en una carta que hicieron pública, que supuestamente, Dámaso convocó a la reunión con el pretexto de esclarecer su nula participación en ese secuestro; sin embargo, cuando los hijos de El Chapo y El Mayo llegaron al lugar, fueron atacados: “Comienzan a disparar en contra de la escolta personal de la familia, quedando muertos al instante en el lugar”, reportaron en la misiva.

En la carta se explicó que los Guzmán Salazar fueron lesionados en los ataques. El currículum de El Licenciado señala que en 1991 trabajó en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa como agente del Ministerio Público auxiliar, comisionado en la agencia primera.

En ese puesto dirigió siete meses un programa estatal de seguridad denominado “Rondines de vigilancia y puntos de observación y apoyo”, donde participaban los policías municipales de tránsito y judiciales del estado, cuyo objetivo era detectar prófugos de la justicia, fuera por tener orden de aprehensión o por portar armas de fuego.

El 1 de marzo de 1999, López Núñez llegó al Centro Federal de Readaptación Social Número 2, de Puente Grande, Jalisco, donde dos años después formaría parte de la red de funcionarios que ayudó a escapar a El Chapo Guzmán. El poder que ha adquirió El Licenciado dentro del Cártel del Pacífico quedó evidenciado el 1 de septiembre de 2013, cuando se dio a conocer que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyó en su lista negra.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios