Jair tiene que levantarse a las cuatro de la mañana para trasladarse a una secundaria ubicada en el municipio Centro de Tabasco, debido a que su escuela en Chiapas permanece tomada por el magisterio disidente (LEOBARDO PÉREZ. EL UNIVERSAL)

Migran alumnos de Chiapas a Tabasco

03/09/2016
02:14
Leobardo Pérez Corresponsal
-A +A
Cierre de escuelas por la CNTE los orilla a dejar su estado; este ciclo, Colegio de Bachilleres recibió a 225, dice director

[email protected]

Jair es uno de los cientos de niños chiapanecos que decidieron emigrar a Tabasco para continuar con sus estudios, debido a que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen cerrada su escuela, en la que cursó el primer año de secundaria.

Aproximadamente 58% de los planteles educativos en Chiapas permanecen cerrados desde mayo pasado y la escuela de Jair está dentro de esa estadística, situación que le cambió la vida.

Desde hace dos años sus padres decidieron enviarlo con sus tíos al municipio de Catazajá, dejando la comunidad de San Miguel, en Reforma, porque la secundaria le quedaría más cerca, pero ahora tuvo que regresar porque no tenía dónde estudiar.

Antes se despertaba a las seis de la mañana para estar en su salón a las siete; ahora se levanta a las cuatro de la mañana y tiene que tomar dos combis para llegar a la comunidad Corregidora Ortiz, en el municipio Centro de Tabasco, donde cursa segundo de secundaria en el plantel Jesús Antonio Sibilla Zurita, ubicado a cientos de kilómetros de su casa.

“Allá estuve, todo iba bien hasta que empezaron los cierres de escuelas y los maestros comenzaron a pelear y nos dejaron sin clases, esperamos pero ya no abrieron”, relata Jair.

Vestido con su uniforme de escuela chiapaneca, no pierde la esperanza de que los maestros de la CNTE abran de nuevo su plantel, donde dejó amigos y maestros. “Teníamos la esperanza de que abrieran mi escuela, pero no ocurrió; ahora estoy acá, pero es diferente, mis papás no tienen dinero para mi transporte a veces”, refirió.

De acuerdo con autoridades educativas, los alumnos que emigraron a tierras tabasqueñas provienen en su mayoría de municipios colindantes con ese estado, como Catazajá, Palenque, Ocosingo, San Miguel, Reforma y El Macayo. Aún no tienen el número total de altas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la delegada en Tabasco de la Secretaría de Educación, Olivia Azcona Priego, reconoció que este fenómeno de la migración de estudiantes se está presentando y añadió que no se le puede negar a ningún niño el derecho a estudiar, por lo que no descarta que el gobernador del estado, Arturo Núñez, se contacte con su homólogo de Chiapas, Manuel Velasco, para coordinar esfuerzos y atender todas las solicitudes que se han presentando desde que arrancó el presente ciclo escolar.

“Tenemos conocimiento de que la Secretaría de Educación del estado está próxima a dar una cifra inicial de cuántos alumnos, en este caso cuyos padres han decidido que sus hijos no pierdan un día más de clase y que aprovechen el tiempo en las escuelas de Tabasco”, indicó.

El director del Colegio de Bachilleres de Tabasco, Jaime Mier y Terán Suárez, dijo que en este ciclo escolar fueron atendidos 225 alumnos procedentes de Chiapas: 65 de tercero y quinto semestres, y 160 de primero.

Comentó que las solicitudes crecieron debido al cierre de planteles en el estado vecino, aunque dijo que hay otros alumnos a quienes no se les puede dar la atención porque no tienen documentos, debido a que sus escuelas están cerradas.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios