En seguridad, alguien no hizo su labor: Sedena

Responsables deben rendir cuentas, exige general; el Ejército apoya a autoridades civiles, precisa

Durante un foro realizado en la Universidad Intercontinental, el general José Carlos Beltrán rechazó que haya un proceso de militarización en el país. FOTO: ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL
Nación 13/03/2016 02:30 Julián Sánchez y Dennis A. García Actualizada 02:31

[email protected]

La participación de militares en tareas de seguridad en diferentes entidades ha sido necesaria, puesto que hubo autoridades que no hicieron su trabajo; son a éstas a las que se les debería pedir rendir cuentas en lugar de hacerlo al Ejército, afirmó José Carlos Beltrán Benites, director general de Derechos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien rechazó además que exista un proceso de militarización en el país.

Al hacer uso de la palabra en el noveno Foro de Seguridad, Justicia y Paz “Justicia posible, perdón necesario”, organizado por Jóvenes por la Paz en la Universidad Intercontinental, el servidor público expuso que la labor del Ejército en tareas de seguridad es resultado de que “alguien dejó de hacer su trabajo, alguien dejó de cumplir con eso y quizá sean los que deben de ser llamados a rendir cuentas”.

Consideró que “a veces es más una cuestión mediática llamar a las Fuerzas Armadas a que rindan cuentas y acusar al Ejército, cuando quien originó esa situación jamás es llevado a un tribunal internacional o no es llevado ante las comisiones internacionales de derechos humanos”.

“No hay militarización”. Durante su intervención, Beltrán expuso que algunas organizaciones en México han distorsionado y aplicado erróneamente el término de militarización, puesto que se aplica ese concepto cuando las Fuerzas Armadas apoyan en acciones de seguridad pública que competen a las autoridades civiles.

“Quiero precisar que se ha venido distorsionando el término de qué es la militarización. Hemos visto en algunos conceptos públicos y discursos de organizaciones que se aplica erróneamente (...). La militarización atiende a un tema donde hay una preponderancia de lo militar en las funciones del Estado.

“Y éste no es el caso, porque resulta que las Fuerzas Armadas participan en auxilio y en apoyo de la seguridad pública a las autoridades civiles. Es decir, las detenciones que hacemos, las participaciones que hacemos junto con las autoridades, ya sean federales o locales, es por una petición expresa”, explicó Beltrán Benites.

Comentó que sería “militarización si nosotros investigáramos y sancionáramos por nuestra cuenta bajo una condición de excepción. Es decir, si las tropas detuvieran, investigaran, enjuiciaran, sancionaran a los delincuentes y los internaran en nuestras prisiones castrenses”.

En el foro, José Antonio Ortega, del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, A.C., dijo que la sociedad debe reconocer que la situación de violencia en México habría sido peor de no ser por la intervención de las Fuerzas Armadas.

“No hay que olvidar que éstas han pagado una elevada cuota por su servicio, en término de muertos y desaparecidos, los cuales parecen ser olvidados por nuestra sociedad”, dijo.

Afirmó que las Fuerzas Armadas no están desempeñando tareas de seguridad pública porque así lo hayan decidido, sino a petición de las autoridades locales. Consideró que la causa central de la inseguridad en el país ha sido la ausencia de esquemas de responsabilidades y de una efectiva rendición de cuentas.

Comentarios