Quema en Cocula sí es posible: científico citado por la Comisión

Nación 07/09/2015 01:52 Redacción Actualizada 02:06

La tesis de que los normalistas hayan sido incinerados en el basurero municipal de Cocula, Guerrero, sí es posible, asegura John DeHaan, doctor en química aplicada, con más de 40 años de experiencia en la investigación forense relacionada con el fuego.

El especialista es citado, con dos de sus libros, en el anexo del informe que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó ayer. Aunque las referencias se utilizan como sustento científico para negar la posibilidad de la quema de los cuerpos de los 43 normalistas en la sección del Análisis de los Aspectos Relacionados al Fuego en el Basurero de Cocula. De hecho, John DeHaan dijo en una entrevista del periodista mexicano Esteban Illades en su trabajo La Noche más triste, publicado por la editorial Grijalbo, que sí es posible que los jóvenes fueran quemados.

EL UNIVERSAL recupera algunos extractos de la entrevista realizada al doctor John DeHaan:

—Gracias por aceptar esta entrevista. ¿Conoce lo que pasó en Iguala?

—He leído algunos de los reportes sobre este horrible caso y me decepciona saber la especulación y mala información que ha sido ofrecida como “conclusiones de expertos”. He sido uno de los principales investigadores en la presentación anual de un curso en reconstrucción forense de escenas de crimen, así que he tenido experiencia de primera mano en ver cuerpos humanos que han sido quemados en distintos tipos de condiciones de fuego. La respuesta corta sobre este crimen es que un fuego de gasolina no es necesario para destruir cuerpos. Un fuego puede sostenerse por horas con la combustión de la grasa subcutánea de los cuerpos, y si hay el material suficiente para funcionar como mecha, el fuego es más adecuado para calcinar un cuerpo humano a huesos frágiles y fragmentos.

— ¿Es posible, entonces, reducir 40-45 cuerpos a ceniza en este tipo de lugar [el basurero de Cocula] y en el tiempo que dicen [13 a 15 horas]?

— Dada la descripción del pozo y cómo fueron colocados los cuerpos y las 13-15 horas de cremación continua mi respuesta es: sí, sí es posible reducir 40 cuerpos adultos a fragmentos y bultos frágiles que podrían ser pulverizados por una máquina.

—¿Cuánto material, si acaso, sería necesario para quemar los cuerpos y atizar el fuego?

—Lo que puedan cargar una persona o dos de madera o tabla, lo mismo de llantas.

—Aquéllos que han disputado la versión de la PGR dicen que serían necesarias toneladas de madera o llantas para producir el calor necesario para quemar cuerpos. ¿Diría usted que esto es cierto?

—No, lo emanado de los cuerpos sería suficiente para poder mantener el fuego necesario [a través de las llamas].

—Los peritos de la Procuraduría dijeron que la temperatura en el basurero fue de entre 900 y mil 600 grados centígrados, ¿puede únicamente el calor de los cuerpos llegar a esa temperatura?

— Sí, hemos medido temperaturas entre los 800 y 900 grados centígrados, la ventilación extrema podría generar temperaturas más altas, pero no llegaría a mil 600.

— Los peritos dijeron que la hogera fue de aproximadamente 140 metros. En el supuesto de que esto sea cierto y el fuego haya llegado a tal temperatura, ¿sería posible acercarse al incendio sin quemarse?

— Debido a la tasa modesta en la que cada cuerpo desprende calor, el fuego combinado no puede producir flamas altas, incluso en un espacio grande. La mayor parte del humo se alzaría verticalmente en una columna normal, así que sí es posible acercarse.

— ¿Sería posible crear un fuego contenido de esa temperatura y tamaño? ¿Se podría controlar o no? ¿Qué sucedería con los árboles cercanos?

— El esparcimiento del fuego dependería de la vegetación adyacente. El pasto cercano se prendería. Los árboles que estuvieran encima se quemarían, carbonizarían y se desprenderían.

— ¿Cómo se verían 40-45 cuerpos después de ser expuestos a este tipo de calor durante 13-15 horas? ¿De qué tamaño serían los fragmentos?

— Los fragmento que hemos producido en barriles de quema o basureros como éste son, en promedio, entre 7 y 14 centímetros. Los fragmentos más grandes serían las articulaciones de la cadera, la base del cráneo, la pelvis, el sacro y las articulaciones de los hombres. Cada cuerpo podría ser reducido entre 3 y 4 y medio kilos de pedacitos.

Temas Relacionados
Cocula CIDH Caso Ayotzinapa

Comentarios