De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, la Cámara de Diputados no cumple con las normas de transferencia de recursos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Vio ASF anomalías en bonos secretos de los diputados

06/12/2016
03:30
Alberto Morales y Suzzete Alcántara
-A +A
Incumplen con normas de control de recursos, asegura; señala que persiste “una limitada rendición de cuentas”

[email protected]

En la revisión de la Cuenta Pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la Cámara de Diputados “incumplió” con las normas de transferencia y control de recursos financieros que se asignan a los grupos parlamentarios de los recursos de una “subvención extraordinaria”.

Según el informe del órgano fiscalizador, dicha subvención extraordinaria (de donde sale el bono secreto), que representó un pago de 250 mil pesos por cada diputado, es decir, 125 millones de pesos, no cumple con lo que establece la Norma para Regular la Transferencia y Control de Recursos Financieros Asignados a los Grupos Parlamentarios de la Cámara de Diputados.

La ASF advirtió en su informe anual que esa misma situación ya se había observado en la revisión de la Cuenta Pública 2013 y que persiste una “limitada rendición de cuentas” en los recursos ejercidos en subvenciones y otros conceptos relacionados con actividades legislativas.

EL UNIVERSAL dio a conocer el 1 de diciembre que los 500 diputados federales se darán un bono extra de 150 mil pesos, adicional a los 40 días de aguinaldo que reciben por ley, dieta, ayuda legislativa y atención ciudadana.

La Dirección General de la Cámara de Diputados confirmó que los legisladores federales recibirán los 357 mil pesos que les tocan por ley y, si se cristaliza un acuerdo entre los grupos parlamentarios, se les darían 150 mil pesos extras, lo que sumaría 507 mil pesos.

En el informe de la cuenta pública 2014, la ASF aclaró que las “subvenciones especiales” serán autorizadas sólo en situaciones excepcionales y tendrán el carácter de únicas para atender asuntos específicos si existe disponibilidad presupuestal para ello, por lo que las subvenciones no se pueden otorgar de manera regular o en función de la periodicidad de una Legislatura.

En el Senado, el presidente de la mesa directiva, Pablo Escudero (PVEM), aseguró que al concluir el año se verá si existen ahorros y a partir de ello determinar la entrega de un bono extra para los senadores.

Bono, desde hace cuatro años. La ASF explicó que esa subvención extraordinaria se autorizó gracias a un acuerdo del 4 de diciembre de 2012 para la Asignación de Subvención Extraordinaria para los Grupos Parlamentarios en la Cámara de Diputados de la 62 Legislatura.

La ASF emitió la recomendación 14-0-01100-02-0028-01-008 en la cual establece que la Cámara de Diputados debe fortalecer sus mecanismos de control y supervisión, a fin de que en lo sucesivo las subvenciones especiales que se otorguen a los grupos parlamentarios se autoricen en casos excepcionales por única vez para atender asuntos específicos.

Las recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación no son vinculantes, por lo que corresponde a los entes auditados cumplirlas o no.

No obstante, de acuerdo con el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 (PAAF), se contempla una auditoría de gestión financiera de recursos que le fueron asignados a la Cámara de Diputados para el ejercicio fiscal del año pasado.

Especialistas en transparencia y rendición de cuentas han señalado que como el bono no forma parte de la dieta ni de las prestaciones de los legisladores se debe dar a conocer el origen y en qué se invierten dichos recursos.

Guillermo Ávila, investigador del área de Transparencia y Rendición de Cuentas de Fundar Centro de Análisis e Investigación, consideró que la Cámara de Diputados debe una explicación por esa asignación individualizada a los 500 diputados.

“Como no son salarios ni prestaciones, debemos saber por qué se asignaron de esa forma y en qué se gastan, porque para los legisladores puede ser su dinero y se compran un yate, pero también puede ser que ese dinero vaya a otros lados, como los partidos”, dijo.

Silencio legislativo. Hasta ayer en las bancadas de diputados no habían discutido el tema del “bono secreto”, aunque ya se dio a conocer que hay opiniones encontradas.

En el Partido de la Revolución Democrática hay quienes dicen que se debe recibir para gestiones sociales, pero otros aseguran que la sociedad está cansada de este tipo de beneficios.

En la reunión de la Junta de Coordinación Política de ayer, los coordinadores de las bancadas no discutieron el asunto debido a que será el Comité Administrativo el que revisará primero el tema del bono secreto.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios