Hasta los chicles les pagan a los diputados

15/12/2016
|
03:30
|
Ricardo Gómez
Archivo / EL UNIVERSAL

Hasta los chicles les pagan a los diputados

15/12/2016
03:30
Ricardo Gómez
-A +A
Se comprometen a “transparentarlo”; Morena y MC rechazan el recurso

Gastos menores en chocolates de todo tipo, galletas, pasteles, hamburguesas y cafés de Starbucks han cargado los diputados federales al erario, pero también comidas de más de 10 mil pesos en restaurantes, y de más de 4 mil pesos en cantinas-bar, como La Polar. En la actual Legislatura diputados han facturado gastos a la Cámara Baja que van desde consumos menores como aguas, cacahuates y chicles, hasta cafés y alimentos en supermercados.

En una factura del 29 de octubre de 2015, los diputados comprobaron 68.70 pesos de un Walmart, que incluye chicles por 13.62 pesos, y otras más amparan gastos por 33.5 pesos en un Office Max, por un bolígrafo.

Estos ejemplos se repiten a lo largo de siete meses de seguimiento del gasto de los diputados. 

EL UNIVERSAL solicitó las facturas del 1 de septiembre de 2015, en que empezó la 63 Legislatura, al pasado 7 de abril de 2016, que diputados de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política ingresaron oficialmente para que se les repusiera el pago.

En la solicitud se pidió informar el nombre de cada diputado que facturó los gastos; sin embargo, la Cámara Baja omitió especificar a cada legislador.

Los gastos van desde artículos de papelería, ropa, oficina, gasolinas en estaciones de servicio, pago de peaje en carreteras, entre otros, pero sobre todo alimentos.

En ese lapso facturaron además siete corbatas de El Palacio de Hierro, por 20 mil pesos, y ocho marca Scappino, por 5 mil pesos.

En la revisión se encontró que a los diputados de la Mesa Directiva, que en ese periodo presidía el perredista Jesús Zambrano y sus integrantes, les gustaba comer bien y caro.

Las facturas contrastan, pues mientras se puede ver una por 10 mil 677 pesos en el restaurante Palominos, el 20 de octubre de 2015, otra es de 4 pesos para entrar a un baño de mercado.

En otra factura se aprecia un gasto de 15 mil 312 pesos en alimentos, del pasado 30 de septiembre de 2015, expedida por la Operadora de Convenciones y Turismo.

En restaurantes como Puerto Madero pagaron 3 mil 460 pesos con cargo al erario; Pujol, por 3 mil 140 pesos; Bellinghausen, por 921 pesos; en el restaurante La Mansión se emitieron decenas de facturas, que van de los 2 mil hasta cuentas de 5 mil 400 pesos, en la sede de la Cámara de Diputados.

En Carmelo, comedero y bebedero, un diputado gastó 4 mil 655 pesos el 20 de enero de este año, mientras que otro gastó 5 mil 400 pesos en Pinchos y Tapas, ese mismo día. Una factura del exclusivo restaurante Harry's de Polanco señala que se gastaron 2 mil 255 pesos; en La Buena Barra gastaron 2 mil 228 pesos, mientras que en La Bodeguita del Medio se erogaron 2 mil 180 pesos.

En el restaurante Los Arcos se facturaron mil 345 pesos; en Fisher´s de Morelia, mil 680 pesos, y en el restaurante Bar La Hacienda de Jamaica, cantina cercana a la Cámara de Diputados, facturas del orden de los 2 mil 261 pesos, el 5 de octubre de 2015.

En otra empresa, Logistic And Quality Business S. A. de C.V., se amparan gastos por más de 16 mil 409 pesos en alimentos, en al menos ocho días distintos de octubre de 2015.

Además hay una factura por un pastel de queso y frutas rojas, de El Globo, por 287 pesos y un pan de muerto por 99 pesos. También un horno de microondas por mil 790 pesos comprado en un Walmart en octubre de 2015, cuatro donas Brownie en Krispy Kreme, por 76 pesos, así como otra más por 19 pesos.

En el Four Seasons Hotel facturaron un consumo por 836 pesos y en el restaurante Hooters hay un gasto por mil 391 pesos del 5 de noviembre de 2015.

Aunque también acudieron a restaurantes como Chilis, donde facturaron 498 pesos o 50 Friends, donde facturaron 690 pesos.

Las cifras contrastan, pues dos facturas revelan gasto por 7 mil 360 en alimentos, en Tulancingo, Hidalgo, en un comercio a nombre de Remedios Suárez Zárate; otra por 9 mil 315 pesos en Cuautepec, a favor de Eyradenisse García Delgadillo.

En un negocio denominado Purple, los diputados presentaron facturas por entre 17 mil y 21 mil pesos por “consumo de alimentos de un evento realizado el 16 de octubre de 2015”.

Dos facturas revelan el pago de 668 pesos y 468 pesos en el snack bar de Liverpool, en Polanco. Otra más, del mismo lugar, revela un cargo de solamente 10 pesos.

En Tortas Gigantes Sur 12, los diputados metieron facturas por más de 2 mil pesos. Y mil 474 pesos por consumo de alimentos.

En otra factura más a nombre de la diputada de MC, Verónica Delgadillo, se constata un gasto de 2 mil 378 pesos por “papelería grabada en acero para la diputada”, en la impresora del Olmo, el 26 de noviembre de 2015.

En la vinatería las tres R's se facturaron 3 mil 789 pesos el 7 de octubre de 2015, por jamón serrano, queso gouda, sardinillas, atún, espárragos y palmitos.

La diputada Bárbara Botello (PRI) metió varias facturas para pagar taxis, que ascienden en total a 533 pesos, mientras que en una cafetería se gastaron 930 pesos.

En una tienda Chedraui se facturaron 30.78 pesos por un taco de mixiote, el pasado 29 de octubre de 2015.

El súper con fuero

Hay decenas de facturas en las que se constata la compra de comida en tiendas de autoservicio. Por ejemplo, en una del 15 de diciembre de 2015 se aprecia la compra de carne para asar por 88.45 pesos; milanesa, salchichas, plátano, cebolla, tomate y chiles serranos por un total de 322 pesos en Walmart. O la de Pollería Arturo, por 8 kilos de pechuga y tres de pierna con muslo por 830 pesos.

En otra factura del 29 de octubre de 2015 gastaron 62.50 pesos por bistec en pasilla, arroz rojo, agua y un bolillo.

Hay facturas por 523 pesos para comprar 48 piezas de chocolate Snickers, en la tienda Walmart; un agua Bonafont de garrafón, por 37 pesos, así como decenas de consumos en McDonalds por 55 pesos.

Los gastos también abarcan consumos por pizzas en Costco y cafeterías como la de Starbucks, con facturas por 169 pesos o 191 pesos, así como varias de Burger King que rebasan los 200 pesos.

También pagaron con dinero público facturas por 51.50 pesos, por una Coca-Cola Light, de 8.19 pesos; chocolates Kinder Ferrero, que cuestan nueve pesos; pañuelos Kleenex, por 6.03 pesos y 14.22 pesos, y Hot Nuts —cacahuates— intensos, por 9.50 pesos.

En Costco compraron galletas con chocolate belga por 275 pesos el 7 de diciembre de 2015; 330 gramos de chocolate trío estuches regalo, por 407 pesos y un pay de manzana por 111.51 pesos.

Otra factura señala un pago único por 9.36 pesos por unos cacahuates Fiesta Mix, en un 7 Eleven, y un spray para el mal aliento por 34 pesos comprado en un Office Depot.

En un Vips los diputados facturaron 787.50 pesos el pasado 14 de octubre de 2015. Otro documento ampara 3 mil 679 pesos en un Toks.

En el legajo hay una factura por 3.45 pesos de estacionamiento en Office Max, del 21 de octubre de 2015, y dos más por 13.36 pesos cada una por dos Gatorade,

El pago de taxis también está en las facturas del aeropuerto a diversos destinos por cifras que rondan los 349 pesos, además del pago de “quemados” de discos compactos en Office Max por 43 pesos con 10 centavos y un estacionamiento por 3.45 pesos. En esa misma tienda se compró una botella de agua por 8.50 pesos.

Los diputados también gastaron para llenar sus tanques de gasolina, de acuerdo con una factura por 840 pesos, del 24 de septiembre de 2015, una por 909 pesos y otra más por 800 pesos.

Incentivando la lectura

Los diputados también leen, pues una factura ampara gastos de mil 180 pesos por tres libros: Administrando la abundancia, de Everardo Zepeda, 240 pesos por dos ediciones; Dos veces única, de Elena Poniatowska, 482 pesos por dos libros, y Elogio de la estupidez, por 458 pesos; otra cuenta ronda los 17 mil pesos en libros.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios