Suscríbete

La '3de3' de Anaya, un ejemplo de opacidad

Imco acepta que modelo tiene debilidades y es limitado; adelanta que la plataforma de transparencia debe fortalecerse

El panista Ricardo Anaya es dueño de dos empresas junto con su esposa (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 08/11/2016 03:20 Francisco Reséndiz Actualizada 12:13
Guardando favorito...

[email protected]

Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, no informó a la Plataforma 3de3, porque el formato no se lo permitió, operaciones empresariales por al menos 53 millones de pesos en los últimos dos años.

 

Anaya tampoco pudo informar que de la empresa CINTLA, de la que declaró tener 50% de las acciones, su esposa, Carolina Martínez Franco, posee el otro 50% y, por lo tanto, el matrimonio es dueño del total. Igual sucedió con la empresa JUNI SERRA, de la que es dueño de 41.49%; su esposa de 41.49%, y CINTLA —empresa de ambos—tiene 17.02% restante.

 

Además, los ingresos de éstas no fueron informados a la Plataforma 3de3, ya que, se excusa el dirigente, los dividendos

que obtuvo no fueron retirados a sus cuentas y sólo se reinvertieron y no se consideraron ingresos.

 

“Yo no tengo la culpa de que ellos así diseñaron el formato”, dice el dirigente panista, al argumentar a EL UNIVERSAL que la 3de3 no pide que especifique sus ingresos por cuestiones empresariales mientras los dividendos no lleguen a sus cuentas personales. CINTLA fue inscrita en el Registro Público de Comercio en la ciudad de Querétaro el 14 de septiembre de 2011, y sus accionistas eran Donino Martínez Diez, Maribel

Franco Suárez —suegros de Anaya — y su esposa Carolina en porcentajes respectivos de 60%, 30% y 10%.

 

La empresa JUNI SERRA, según documentos oficiales de la Secretaría de Economía obtenidos por EL UNIVERSAL, fue inscrita en el mismo Registro Público de Comercio el 13 de diciembre de 2013. Los accionistas eran los suegros y esposa de Anaya, así como su cuñada

Natalia Martínez Franco. La esposa de Anaya sólo poseía menos de 15%.

 

La empresa pasó a manos del panista y de su esposa en 2013 con la siguiente participación accionaria: 41.49% de su esposa Carolina Martínez Franco, 41.49% de Anaya Cortés y 17.02% de CINTLA, según información de la Notaría 10 de la ciudad de Querétaro entregada por Anaya a este diario.

 

En ambos casos, Anaya Cortés informó en su declaración pública de interés de la 3de3 que “las acciones declaradas no representan una participación mayoritaria o de control”, pese a que es dueño absoluto junto con su esposa de una de ellas y en la otra es dueño con su esposa a través de la otra firma.

 

En cuanto al saldo en las cuentas de CINTLA y JUNI SERRA, Anaya Cortés marcó en su 3de3 la casilla que el saldo era de más de 500 mil pesos cada una pues la plataforma no permite informar sobre el saldo total.

 

Negocios de Anaya. A partir de la conformación de estas empresas y su participación accionaria en ellas, el líder nacional del PAN participó en 2013 y 2014 en negocios millonarios en el sector inmobiliario —me diante el cual construyó una plaza comercial y una nave industrial— que involucran al menos 53 millones de pesos con ganancias que no reportó en su declaración 3de3.

 

En 2013 inició la construcción de tres locales comerciales en un terreno, adquirido por su suegro Donino Martínez Diez el 25 de mayo de 2004, que le fue regalado a él y a su esposa Carolina Martínez Franco a cambio de que el dirigente panista edificara para rentar.

 

La construcción se hizo mediante la empresa CINTLA, por la que hoy recibe 245 mil 130 pesos mensuales, tres rentas a las empresas Pollos Church, Abarrotes Scorpio y Autopartes NAPA, unos 2 millones 941 mil 560 pesos al año.

 

Según facturas en poder de EL UNIVERSAL, por un local la empresa CINTLA cobra al mes 53 mil 047 pesos, por otro 91 mil 701 y por el último 100 mil 382 pesos. Ninguna de estas cifras fue reportada a la Plataforma 3de3 por estar en las cuentas de la empresa y no en las cuentas personales de Anaya.

 

El otro negocio se refiere al que efectuó mediante la empresa JUNI SERRA —de la cual es accionista con su esposa y CINTLA, de la que es dueño en 50%— en la compra en 2013 de un terreno y su venta convertido en una nave industrial en 53 millones de pesos en 2015.

 

Anaya aportó 11 millones de pesos a esta operación de la siguiente forma: 8 millones, según su versión, de sus ahorros y 3 millones de pesos de un crédito hipotecario, más otros 3 millones de su esposa por la misma hipoteca. El panista explica a EL UNIVERSAL que de los 53 millones de pesos de la

venta de este terreno, 7 millones serán para pagar impuestos y 10 millones son para liquidar la deuda del terreno. Señaló que de los 36 millones de pesos restantes sólo es dueño de 42% —aun -que 17% pertenece a CINTLA—.

 

Agrega que de los 36 millones que quedan le tocará 42%, cerca de 15 millones de pesos, pero tras reponer su inversión de 11 millones de pesos le quedarán de ganancia 4 millones. Ninguno de estos montos pudo ser reportado en su 3de3 ni en su 3de3 Plus.

 

Ayer, en entrevista con Carlos Loret, en Televisa, el líder panista sostuvo que su patrimonio es producto de la herencia de su abuela —dos casas— y de 18 años de trabajo en la administración pública por los que habría recibido cerca de 10 millones de pesos.

 

Recalcó que su fortuna es producto del trabajo de tres generaciones de su familia, hoteleros y restauranteros, de su esposa y de su trabajo. “He sido ordenado y he sabido ahorrar”, dijo. Retó al gobierno federal a que investigue su evolución patrimonial a través del SAT, la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, del cuerpo de inteligencia del Estado mexicano y de la PGR.

 

 

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos