Refrenda Peña Nieto apoyo a gobernadores electos

Acuerda con Yunes Linares trabajo conjunto para atender situación en Veracruz; con Murat y Mena aborda proyectos que desarrollarán en sus administraciones

PRESIDENCIA El presidente Enrique Peña Nieto recibió en la Residencia Oficial de Los Pinos a Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo de Veracruz (PRESIDENCIA)
Nación 03/11/2016 02:12 Francisco Reséndiz Actualizada 02:12
Guardando favorito...

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, acordaron la instalación de mesas de coordinación con las secretarías de Hacienda y de Gobernación, a fin de atender la problemática financiera y política en la entidad.

Tras ser recibido en Los Pinos, Yunes Linares dijo que acordó con el Presidente que en un lapso “muy breve” se instale una mesa de coordinación con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para planear lo que se hará en Veracruz a partir del 1 de diciembre. En tanto que con la Secretaría de Hacienda se analizará la “crisis severa” en materia financiera que vive su entidad.

El gobernador electo indicó que impulsará ante Hacienda que haya recursos adicionales para Veracruz, pero aceptó que se tiene que analizar a la luz de las posibilidades que tenga el gobierno federal. Dijo que se trabaja ante la Cámara de Diputados para lograr un buen presupuesto en 2017.

Enfatizó que más allá de buscar un trato especial para Veracruz, pidió que se valore a su entidad en razón de lo que representa para el país: es uno de los estados más poblados, con 8 millones de habitantes, el quinto en aportar al Producto Interno Bruto, y donde hay más instalaciones estratégicas en materia de energía, petróleo, puertos y aeropuertos.

“Eso es lo que nos debe llevar a que sea una más estrecha colaboración entre el gobierno federal, el gobierno estatal y el orden municipal de gobierno, también para salir de esta situación de crisis grave que vive Veracruz”, señaló en entrevista.

Tras el encuentro de más de dos horas, Yunes aceptó que el tema de deuda y crisis financiera en su estado es un asunto presente en cada encuentro con el gobierno federal. Dijo que Veracruz tiene un déficit muy grande derivado de problemas de corrupción, pero, advirtió, también es un problema estructural que se debe resolver.

Yunes pidió al presidente Peña Nieto que el gobierno federal tenga “una consideración especial” para Veracruz en razón de la situación compleja que vive, pues han caído los indicadores sociales y de empleo, al tiempo de aumentarse los de delincuencia.

“Le pedí una colaboración de todas las áreas del gobierno, de tal manera que 2017 sea un año de despegue para Veracruz, un año en el que Veracruz pueda cambiar totalmente esta dinámica de caída que lleva en todos los órdenes y podamos relanzar a Veracruz a partir de 2017. Encontré muy buena disposición del Presidente, lo reconozco, lo agradezco y seguramente vamos a trabajar muy coordinados a partir del 1 de diciembre. Lo invité a la toma de posesión; le pedí que vaya a Veracruz el 1 de diciembre en cuanto pueda, y yo creo que el Presidente irá a Veracruz en cuanto él tenga una oportunidad”, indicó.

Agregó que si bien en el encuentro se abordó la problemática sobre adeudos a alcaldías veracruzanas, la crisis financiera va más allá, pues tiene que ver con pago de prestaciones pendientes a maestros, con la Universidad Veracruzana, con pensionados, atletas, organizaciones campesinas y sociales, trabajadores de los poderes Judicial y Legislativo. Afirmó que hubo comprensión y que el Presidente pidió que se trate con la Secretaría de Hacienda.

“Yo me voy muy tranquilo, muy contento de esta reunión, ha sido una reunión muy productiva y siempre nuestro enfoque será trabajar en coordinación con el gobierno federal. Estamos trabajando en la Cámara de Diputados para conseguir más presupuesto”, afirmó.

Dijo que la transición en Veracruz se debe llevar a cabo con apego a la ley, la cual establece —explicó— que el gobierno saliente debe liquidar las deudas de corto plazo y que ascienden a 17 mil millones de pesos.

Caso Duarte. Yunes Linares advirtió que en la reunión no se tocó el caso del gobernador con licencia Javier Duarte, pero confió en su pronta detención. Dijo que hay disposición en el Ejecutivo para trabajar contra la corrupción en Veracruz.

“Encontré a un Presidente de la República totalmente dispuesto a participar en una etapa nueva en la vida de Veracruz, en una etapa en la que tenemos que reconstruir el tejido social, tenemos que reconstruir para la inversión, para recuperar empleo, para mejorar la seguridad, obviamente para trabajar en favor de la transparencia y el combate a la corrupción”, dijo en entrevista el mandatario electo.

Al ser cuestionado sobre si hubo alguna molestia del presidente Peña por las posiciones que ha esgrimido sobre el caso Duarte, Yunes aseveró: “No, ninguna, por el contrario, hay una relación cordial desde hace muchos años y la relación se mantiene y se va a mantener”.

Reunión por Tlaxcala y Oaxaca. Por separado, el presidente Peña Nieto se reunió ayer con los gobernadores electos de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, y de Oaxaca, Alejandro Murat, con quienes también abordó la situación que se vive en sus respectivas entidades y los proyectos que desarrollarán en sus administraciones.

En los tres encuentros, según Los Pinos, el Presidente ratificó su compromiso de respaldar a los nuevos gobiernos estatales para llevar adelante los proyectos, programas y acciones que se han propuesto los mandatarios electos, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus poblaciones. Los gobernadores electos destacaron el acompañamiento del gobierno federal.

Temas Relacionados
Enrique Peña Nieto
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios