Presidentes no buscan cómo joder al país: EPN

Asegura que su objetivo es trabajar en beneficio de la nación; llama a hablar bien de México y proyectar confianza al exterior

Durante su participación en el foro Impulsando a México destacó que es el primero en admitir fallas, errores y desacierto s, pero también en reconocer avances y logros que durante su gobierno se han alcanzado. (FOTO: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA)
Nación 26/10/2016 01:52 Francisco Reséndiz Actualizada 04:09

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que ningún titular del Ejecutivo federal se ha levantado por la mañana pensando “en cómo joder a México”, sino en cómo hacer bien las cosas en beneficio del país.

Tras aceptar que los beneficios de las reformas no se apreciarán a plenitud durante su mandato, el Ejecutivo federal, llamó a hablar bien de México, dijo que la confianza que se desee proyectar en el extranjero depende de lo que todos digamos de nuestra casa.

“No estoy pidiendo que hablen bien del gobierno, cada quien tendrá su opinión sobre el gobierno, sobre el desempeño, si hemos cumplido o no”.

Al participar en el foro Impulsando a México destacó que él tendrá su propia convicción sobre su desempeño. “No caigo en autocomplacencias, soy el primero en reconocer fallas, errores, desaciertos, pero también en reconocer avances y logros que hemos tenido”, manifestó el mandatario.

Agregó que todo lo que ha hecho ha sido en el propósito y misión que se planteó como Presidente de México, “que es ésta la posición de mayor privilegio que pueda haber para alguien que se dedica a la vida pública, el ser presidente de su nación”.

Explicó que es desde la Presidencia de la República donde un actor político tiene manera de impactar, de incidir, de cambiar, “como lo hemos venido haciendo y en esta tarea mi único propósito es que a México le vaya bien, en beneficio del país.

“Estoy seguro que los anteriores presidentes no han tenido otra misión que esa, que a México le vaya bien, nadie despierta, un Presidente no creo que se levante ni creo que se haya levantado pensando, y perdón que lo diga, en cómo joder a México, sino siempre pensando en cómo hacer las cosas bien”, enfatizó Peña Nieto.

Comentó que tener el amplio respaldo social sobre los cambios estructurales alcanzados depende centralmente de que la población advierta estos beneficios. “Y repito, varios ya alcanzados, no siempre reconocidos y apreciados, pero ahí están”, dijo.

Afirmó que México ha construido nuevos cimientos a partir del Pacto por México, para impulsar una transformación real en lo institucional. Expuso que en el pasado también hubo cambios que parecieron impensables lograran beneficios, puso por ejemplo al IFE —hoy INE— y al SAT.

Ante las preguntas del público, el presidente Peña se declaró consciente de que muchos de los beneficios que derivan de las reformas no se van a observar, “no serán tan tangibles”, en esta administración. “Y he asumido los costos que representa haber impulsado estos cambios”.

Dijo que su principal logro ha sido hasta el momento impulsar, con el acompañamiento de las principales fuerzas políticas, una agenda de reformas que han permitido hoy al país enfrentar a un contexto económico mundial complejo; destacó las reformas fiscal y energética, así como la educativa, a la que definió como uno de los cambios sociales más importantes del país.

“Éstas son las reformas eminentemente transformadoras. No vamos a apreciar los cambios en sólo dos años. Será en el tiempo y así de cada una de las reformas, no significa que muchas cosas hoy no se tengan ya como beneficios”, argumentó.

Agregó que hay otras reformas como la de telecomunicaciones que ya da beneficios a la población, al haber logrado la caída en los precios de la telefonía y el acceso a internet, que hoy tiene 70 millones de usuarios.

Precisó que lo que sigue para los siguientes dos años de su gobierno es intensificar su trabajo en la instrumentación de todas las reformas estructurales, pues el cambio legal por sí mismo no genera la transformación.

“No a la segunda vuelta presidencial”. En la sesión de preguntas y respuestas, el presidente Peña se manifestó en contra de eventuales reformas a la legislación electoral para implementar la segunda vuelta en las elecciones presidenciales. Indicó que no sería el momento oportuno a dos años de 2018: “Pretender ir a una segunda vuelta para garantizar gobernabilidad y la construcción de mayorías me parece una afirmación que resulta en una ficción. En este gobierno hemos logrado concretar acuerdos políticos, no teniendo mayoría absoluta, precisamente, que han permitido hacer las reformas estructurales”.

Afirmó que una segunda vuelta sólo construye mayorías de forma ficticia, pues explicó que la elección presidencial no necesariamente va a acompañada de la elección de quienes son representantes en el Congreso. Recalcó que no es el mejor modelo para construir mayorías que permitan impulsar una agenda de cambios a fin de apuntalar el desarrollo de un país.