Cierran primaria y exigen la destitución del director

Padres de familia acusan a un supervisor de proteger al directivo

Padres de familia de la escuela primaria Édgar Robledo Santiago ce rraron durante varias horas el plantel, en el cual hay más de 400 alumnos (FREDY MARTÍN PÉREZ. EL UNIVERSAL)
Nación 20/09/2016 02:17 Fredy Martín Pérez / Corresponsal Actualizada 02:17
Guardando favorito...

[email protected]

Comitán de Domínguez, Chis.— Padres de familia de la escuela primaria Édgar Robledo Santiago cerraron por varias horas el plantel, con más de 400 alumnos en el interior, para pedir la destitución del director José Manuel Cabrera Aguilar, a quien consideran “prepotente y abusivo”.

Hacia las 12:20 horas, los padres de familia llegaron al plantel para cerrarlo, en exigencia de que renuncie Cabrera Aguilar.

En el momento en que los padres de familia cerraron los accesos, se encontraba en la escuela el supervisor de la zona 002, Sergio Arturo González, Robles, a quien acusan de proteger al director. También se encontraba una ama de casa que pidió salir por su condición de embarazo, pero no permitieron que los 400 niños y otros padres de familia se retiraran, porque si “sale uno, todos van a querer salir”.

Algunos niños que fueron testigos de la situación empezaron a llorar, pero les dijeron que era una medida momentánea y que cuando terminara la reunión se irían a casa.

Así, se fueron a jugar al patio, pero otros prefirieron ir a sus salones para recibir las últimas clases.

En el plantel educativo ubicado en el barrio La Cueva, la reunión se prolongó durante varias horas, pero no se alcanzó ningún acuerdo, porque a los padres de familia les dijeron que “por el momento no se pueden realizar cambios” en los planteles. Los padres de familia aseguraron que Cabrera Aguilar pretendía correr a dos maestros, una vez que iniciara las clases, por lo que decidieron movilizarse para salir en defensa de los docentes y exigir la renuncia del director.

Antes de que se fueran al paro, el 15 de mayo de 2015, los padres de familia habían acordado pedir la renuncia del director, pero los sorprendió el paro de labores. Fue hasta ayer, cuando se reanudaron las clases, que los padres de familia arribaron al plantel, con cadenas y candados para cerrar la entrada, en exigencia de que se fuera Cabrera Aguilar, porque aseguraron “estaban cansados de los malos tratos contra dos de los maestros”.

Cerca de ahí, en la escuela primaria Absalón Castellanos Domínguez, en el barrio de Santa Cecilia, padres de familia tomaron el plantel para denunciar que a pesar del paro magisterial, a los alumnos de primer ingreso, el director y el presidente de la Asociación de Padres de Familia les incrementaron la cuota de 200 a 250 pesos, lo que molestó a los padres de familia.

Será el próximo jueves a las 16:00 horas cuando las familias se reunan con los directivos y miembros de la Asociación de Padres para tratar de llegar a un acuerdo.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones