Suscríbete

IP: incuantificables, pérdidas en Chiapas

CNTE afectó a 347 empresas del centro, afirma; retiran más de 180 ton de basura que dejó plantón

Tras el retiro de docentes de la plaza central de Tuxtla Gutiérrez, cuadrillas de trabajadores retiraron los desechos y comenzaron a colocar adornos patrios en edificios de gobierno (ÓSCAR LEÓN. EL UNIVERSAL)
Nación 18/09/2016 02:09 Óscar Gutiérrez, Ismael García y Fredy Martín Pérez Corresponsales Actualizada 02:09

[email protected]

El zócalo y el centro de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, recuperan la normalidad tras el retiro del plantón, el fin del paro y las movilizaciones que durante cuatro meses realizaron integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que derivaron en pérdidas económicas “incuantificables” para empresas y comercios, según las denuncias de representantes productivos.

Cuadrillas de trabajadores del gobierno, apoyados con camiones de volteo y pipas, retiraron del centro de la capital chiapaneca más de 180 toneladas de basura, piedras y cacharros dejados en los campamentos.

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) reportó que 347 empresas del centro tuvieron afectaciones económicas de hasta 100% por el cierre de calles.

El organismo estimó que las pérdidas en comercios de otras zonas de la ciudad fueron “incuantificables” a causa de los bloqueos viales, de casetas de peje, puentes, ocupación de centros comerciales, de gasolineras y cierre del acceso al aeropuerto Ángel Albino Corzo.

Estas acciones generaron suspensión temporal de actividades, reducción o retraso en pagos de nóminas, a bancos, a proveedores, impuestos y despido de empleados.

Agreden a reportera. En Oaxaca, donde la Sección 22 adherida a la CNTE comenzó a extender su plantón a otras calles de la ciudad capital, además del zócalo, un grupo de maestros retuvieron a la fotorreportera Citlalli Cid, del diario Tiempo de Oaxaca, cuando realizaba la cobertura de las acciones del magisterio, para exigirle borrar las imágenes que había tomado.

La periodista intentó refugiarse en una tienda de electrodomésticos, pero fue perseguida hasta allí por una veintena de docentes, que tras impedir su trabajo le intentaron arrebatar su equipo fotográfico y el celular.

En los hechos ocurridos en la calle Guerrero, a media cuadra del Palacio de Gobierno, no intervinieron elementos de la Policía Estatal, pese a que se encontraban a unos metros del lugar y presenciaron la agresión.

La joven embarazada cayó en crisis nerviosa y tras la presión de otros periodistas fue liberada. Al lugar arribó el visitador General de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, quien la atendió.

Temas Relacionados
CNTE

Comentarios