15 | JUL | 2019
68
Manlio Fabio Beltrones Rivera, presidente nacional del PRI (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)

Buscan alianza PAN y PRD para sobrevivir 2018: Manlio Fabio Beltrones

04/05/2016
03:00
David Aponte
-A +A
El líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, dice que su partido tiene con qué y con quién ganar la Presidencia; acusa a Andrés Manuel López Obrador y a Ricardo Anaya de hacer trampa con la ley electoral

[email protected]

La Sala Revolución del edificio sede del partido alberga el “cuarto de guerra” de Manlio Fabio Beltrones. Es una sala que tiene una mesa redonda con ocho sillas y una pantalla gigante de televisión. Es la habitación donde el dirigente del PRI revisa la operación electoral y los escenarios para los comicios, donde hace diagnósticos de las encuestas y observa cómo se mueven sus rivales del PAN y el PRD, que hoy tienen alianzas para la competencia del próximo 5 de junio.

Se alían hoy en un afán “electorero” y plantean la posibilidad de ir juntos, panistas y perredistas, para mantenerse vivos en 2018, suelta el sonorense.

“En 2018, estoy convencido que los partidos volverán a mirar hacia las alianzas, algunos porque lo que deseamos es ser competitivos, ganar y gobernar, y otros porque las necesitan para sobrevivir. Y ese es el caso entre lo que puede suceder en partidos distintos al PRI”, argumenta.

El líder del tricolor tiene en su oficina dos portadas enmarcadas, una de un periódico y otra de una revista, que le sirven para contar anécdotas. El primer marco contiene la primera plana de El Nacional del 29 de noviembre de 1993, que muestra la fotografía de Luis Donaldo Colosio, como precandidato priísta a la Presidencia. La cabeza dice: “Colosio precandidato: vamos por más progreso”. Esa frase, la idea, es de Beltrones, pero no cobró “derechos de autor” a su correligionario. Así debe ser, los gobiernos del PRI salen y los nuevos gobernantes priístas deben ir por más.

La otra portada es de la revista Time, del 8 de diciembre de 1924, con el rostro del presidente Plutarco Elías Calles, con la palabra puppet (marioneta de Obregón). “Siempre se las muestro a los gobernadores que van de salida” para que la analicen, explica.

Beltrones declara en entrevista con EL UNIVERSAL que los dirigentes de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y del PAN, Ricardo Anaya, han “truqueado”, trampeado y tomado una “ventaja ilegítima” de la legislación electoral para promocionar su imagen en spots de radio y televisión. “Y los exhibe como aquellos que no están respetando el espíritu de la ley”.

Además, dice no ver una candidatura independiente competitiva para el proceso de 2018.

La cuenta regresiva

Hoy estamos a poco más de un mes de las elecciones, ¿usted mantiene su plan de nueve gobiernos estatales de los 12 que están en juego?

—Vamos y estamos trabajando por lograr los mejores resultados en las 13 entidades, o 14 entidades, junto con la Ciudad de México, en donde competimos. No hay elecciones fáciles, y sigo reiterando que uno de los compromisos más importantes del PRI es que podamos conseguir el triunfo en la mayoría de ellas.

¿Mantener esos gobiernos (nueve) que tienen hasta ahorita?

—Sí, no es que uno se ponga metas específicas, me gustaría mucho ganar más, no nos gustaría tener menos, estamos haciendo un ejercicio por ser competitivos en todos. Este no es un simple juego de futbol, de basquetbol o de beisbol, con marcadores específicos. Aquí los partidos están haciendo su mejor esfuerzo. Insisto, no hay elección que no sea competida, y dentro de la competencia no hay elección en donde no esté en posibilidades de triunfo el PRI y sus candidatos.

Como hacen los analistas hoy en día, con quienes trabajamos, podemos decir que en estas entidades en donde hay competencia a la gubernatura de algún estado, en seis de ellos de los 12, nos encontramos con una competencia muy por arriba de cualquier otro partido político o alianza; en otras tres con una competencia en la que estamos en posición de triunfo electoral, y en otras tres donde hay un contienda cerrada, que algunos llaman empates técnicos.

¿Cómo siente Veracruz, su candidato (Héctor Yunes), y al opositor que va en esta alianza (Miguel Ángel Yunes Linares)?

—En Veracruz siempre ha habido una competencia sumamente cerrada. Lo señalan los últimos resultados electorales que hemos tenido para gobernador. Hoy no es distinto. He visto muchas encuestas, en donde nos encontramos en la franja de empate técnico, pero para mí las encuestas son un número y una fotografía.

Lo que importa son las tendencias, y veo un candidato del PRI, como Héctor Yunes, en una tendencia positiva al alza, lo cual hace la diferencia, por lo cual esperamos un triunfo electoral.

Duarte ha cumplido en buena parte

¿El tema del gobernador Javier Duarte, le pesa al partido, le pesa al candidato, es un activo, es un lastre, usted cómo ve la actuación del candidato, por todo lo que se ha vivido en el estado?

—Javier Duarte es un gobernador que ha enfrentado los retos de un gobierno como el que ha tenido en estos últimos seis años, en donde el país de una u otra manera ha visto dificultades de carácter económico o de seguridad pública, tanto en la administración anterior, que tuvo que vivir de carácter federal, que presidía un panista, como en el actual gobierno que surgió del PRI.

Para nosotros el gobernador Duarte es un mandatario que en su momento ha cumplido en buena parte con sus compromisos, y hay otros que seguramente deberá atender el próximo gobierno, nosotros creemos que el mejor para hacerlo es Héctor Yunes.

¿Representa una mala imagen para la campaña de Héctor Yunes?

—Nosotros hemos buscado que la campaña de Héctor Yunes camine por su lado y el gobierno de Javier Duarte por el suyo, y los dos deberán cumplir con las expectativas.

Nada más para decirlo en lo de Veracruz, que es importante. En Veracruz no se trata de un referéndum, de lo que se trata es del futuro, sobre todo de resolverlo con el mejor de los que se encuentra en contienda, y vemos que el contraste entre Héctor Yunes y Miguel Ángel Yunes es enorme.

Hablamos de un Héctor Yunes que tiene un comportamiento impecable en su vida personal, pública y patrimonial, a diferencia del candidato de la alianza PAN-PRD.

¿En qué partes el candidato del PAN, la patrimonial, la pública?

—En la privada, en la pública y en la patrimonial. Es mucho mejor y presentable Héctor Yunes, por encima del candidato del PAN. Eso lo conocen todos.

EL UNIVERSAL entrevistó a los dirigentes del PAN y del PRD, y están hablando de la posibilidad de una alianza entre ambos para 2018. ¿Qué opinión le merece esto?

—Las alianzas en política electoral llegaron para quedarse. Confío más en las coaliciones de gobierno que en las electorales. No obstante, las alianzas electorales también las hace efectivas el PRI, con lo que adquiere compromisos que se van cumpliendo en las acciones del gobierno que deben ser avaladas en el Congreso.

Nosotros vamos en alianza con quienes sabemos que continuarán junto a nosotros haciendo buenos gobiernos. No simplemente hacemos alianzas para ganar, sino para gobernar mejor. Esa es la diferencia. Las que hacen partidos distintos, después no se reflejan en las acciones de gobierno.

¿No les alcanza solos a PAN y PRD, para ser competitivos en 2018?

—Lo que está a discusión es que los partidos tienen que pensar en cómo gobernar, y con eso darle respuesta a la principal inquietud de la gente, que lo que desea es estabilidad con orden y, sobre todo, con resultados, porque hoy en día los partidos políticos desmerecen mucho, porque lo único que intentan es ganar y se olvidan de garantizar los buenos gobiernos. Nosotros queremos hacer un alto en el camino, nuestras alianzas siempre deberán privilegiar la gobernabilidad.

¿Es tiempo de estar hablando de 2018, se están adelantando a los tiempos? ¿Cómo lo vería usted?

—De 2018 y la sucesión hablan quienes buscan un Presidente, pero quienes tenemos un Presidente, como es el PRI, en la figura de Enrique Peña Nieto, no necesitamos estar pensando prematuramente en esos espacios. Vivimos el 2016 para que su gobierno siga dando resultados y el PRI siga compitiendo en las elecciones, así lo haremos también en 2017, antes de abordar el año 2018. En el PRI tenemos Presidente, no lo andamos buscando.

Se empiezan a publicar también encuestas sobre los posibles candidatos a la Presidencia que colocan a López Obrador, a (Miguel Ángel) Osorio Chong y a Margarita Zavala (a la cabeza en sus partidos).

—Como presidente de un partido de alta competitividad, lo que veo en estos estudios demoscópicos son procedimientos naturales de lo que deberá decantarse en el tiempo, pero las mediciones efectivas deberán ser cuando tengan candidatos en concreto.

Creo que el único que ha encontrado ese aspirante es el dueño de Morena, que no tiene competencia porque no la permite hacia el interior del partido. Todos los demás partidos todavía no tienen candidato, ni lo andan buscando, por lo menos tratándose del PRI.

Las encuestas dan a Osorio como la figura más visible. ¿Hay hombres o mujeres importantes para esta contienda interna? Incluso a usted le va tocar estar ahí.

—Hoy mi principal ocupación es estar mirando las elecciones de junio de 2016. No me distraigo viendo qué es lo que puede pasar en 2018; no obstante, en el horizonte observo que dentro del PRI existen militantes como los que aparecen en encuestas con altas posibilidades de ser competitivos y los observamos.

Hoy no trabajamos sobre un diseño así. Estamos atentos a lo que en distintos medios aparece, porque a final de cuentas: percepción es realidad.

¿Va a competir como político, no como presidente del PRI, en la interna para Presidente en 2018?

—La única versión válida es la mía. Todas las demás son especulaciones y lo he dicho incansablemente y lo repito: el presidente del PRI no va a buscar una candidatura a la Presidencia.

¿Como presidente del PRI?

—Es que tengo que hablar como lo que soy: el presidente del PRI. No me puedo negar ni distraer de lo que es mi responsabilidad, cualquier otra cosa sería estar bordando sobre el vacío.

¿Con esta respuesta no deja una ventana abierta?

—No, lo que hago es ser preciso en mi posición. Soy el presidente de un partido que no puede tomar ventaja de su posición frente a otros aspirantes. Soy el árbitro de cualquier proceso de selección de candidatos. Intentar algo distinto me anularía y eso le haría daño al partido al que he servido por años. Debo ser leal porque creo que la lealtad es la tranquilidad del corazón.

¿Ve al PRI repitiendo en 2018?

—Busca con enormes posibilidades un éxito electoral en cualquier elección. Tenemos con qué y con quién.

Que Andrés Manuel y Ricardo Anaya hayan salido en tantos spots, ¿les da alguna ventaja? ¿Están haciendo mal uso de la ley?

—Creo, y lo saben, que están llevando un proceso inequitativo hacia el interior de su partido, tomando ventaja ilegítima sobre otros competidores internos, y el espíritu de la ley. Hoy, ellos o algunos de ellos truquean ese espíritu para beneficios personales.

¿Usted por qué no lo ha hecho?

—Porque yo participé, como algunos de ellos lo hicieron también, directamente en el diseño de este modelo de comunicación social, para que las contiendas fueran equitativas.

Por cierto, en 2006 el PRD y su candidato Andrés Manuel López Obrador acusaban que las elecciones no habían sido equitativas, porque los tiempos que habían tenido en los medios habían sido parciales, en beneficio del entonces triunfador Felipe Calderón.

Ignorar el origen del modelo no habla de pérdida de memoria, sino de una trampa, en específico, que están realizando para violentar el espíritu de la ley.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios