'Galileos' están enojados: Hortensia Aragón

Mentira, que yo trabaje para el PRI en Chihuahua, señala la diputada perredista Hortensia Aragón

Hortensia Aragón Castillo, líder del PRD en Chihuahua y diputada federal (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
Nación 31/03/2016 04:10 Suzzete Alcántara Actualizada 10:51
Guardando favorito...

[email protected]

La diputada Hortensia Aragón (PRD) señaló que es mentira que ella esté operando en favor del PRI en Chihuahua, como la ha acusado el llamado grupo Galileos, que encabeza su vicecoordinador parlamentario en San Lázaro, Guadalupe Acosta.

“Todo lo que dice son especulaciones, como son especulaciones que Naranjo recibió 40 millones de pesos para no declinar en Nayarit [cuando fue candidato por la gubernatura], de bolsas de varios gobernadores”, dijo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la líder del partido en Chihuahua dijo que esta nueva corriente al interior del PRD está peleada con la fracción, toda vez que “se la pasa buscando quién se las pague”, sobre todo cuando de la noche a la mañana Chihuahua se convierte en una entidad importante para ellos.

El martes pasado, EL UNIVERSAL publicó el contenido de una carta que enviaron Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belaunzarán, de la corriente perredista Galileos, en la que acusaron a la dirigencia del sol azteca en Chihuahua de hacer alianzas en favor del PRI, y estar sometidos al gobernador César Duarte, de filiación priísta.

Ambos han externado su apoyo al candidato del PAN a la gubernatura de Chihuahua, Javier Corral, y no a su candidato Jaime Beltrán del Río, por lo que tendrán que comparecer ante el partido con el riesgo de sanciones.

Al respecto, Hortensia Aragón mostró su sorpresa porque ahora ambos externen su interés en Chihuahua.

Asegura que hasta el momento y desde que ella estuvo en la dirigencia nacional del partido, ninguno manifestó su apoyo a algún candidato, por lo que es una irresponsabilidad que a través de los medios de comunicación se hable con desconocimiento del estado.

“Yo los invito a platicar con la dirigencia estatal, es más, pronto vamos a tener un Consejo Estatal, el día 10 de abril, y que de viva voz escuchen la opinión de las consejeras y consejeros. Mi posición siempre ha sido la misma, no puede desde el centro aplicarse una política de alianzas en detrimento de la opinión de los compañeros en los estados, pues esa manera de hacer política no nos ha funcionado”, agregó.

La presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados apuntó que de no contar con la opinión de los líderes estatales, se tienen consecuencias, pues los errores que se cometen desde la dirigencia, tal como está ocurriendo en Zacatecas, echan a perder una elección y la posibilidad de que el PRD vuelva a gobernar.

¿Es verdad que está operando en favor del PRI en Chihuahua?

—Hay quienes piensan que los consejeros en los estados están tontos, que no saben lo que hacen; sin embargo, tampoco saben que ellos tienen la responsabilidad de sacar adelante el proceso electoral.

En el proceso en Chihuahua, lo van a sacar los chihuahuenses, no la dirigencia nacional, ni un grupo de diputados que usan los micrófonos nacionales para bombardear la posibilidad de crecimiento del sol azteca en el estado.

Ellos [PAN] acaban de descubrir a Javier Corral, nosotros lo descubrimos de toda la vida, a mí me tocó, siendo presidenta del Consejo Estatal, trabajar la candidatura de Javier Corral en alianza con el PRD en 2004, eso que nos están vendiendo ya lo compramos y nos salió vaina.

En 2004, cuando Corral tenía relevancia política, fuimos en alianza con él, pero perdió por dos razones: la primera, el PAN no se sumó a su candidatura como tampoco sucede ahora, porque es un candidato designado por el Comité Ejecutivo Nacional, pero no tiene el arraigo entre los panistas del estado, no le gusta bajar con la gente. Si le preguntas qué calles arregló como legislador, no sabrá decirte cuáles.

Y la segunda, que una vez que fue candidato nuestro, agravió al perredismo de Chihuahua, no voy a entrar en detalles, porque ese no es nuestro tema de campaña.

Mi candidato en 2004 era Javier Corral, y batallé para que la dirección nacional lo aceptara. Nosotros sentamos a Corral con Cuauhtémoc Cárdenas, que no lo avaló, y en ese momento [Acosta] tampoco lo avaló ni lo a apoyó, no sé por qué ahora lo va a apoyar.

¿Es un buen candidato Jaime Beltrán del Río?

—A nosotros nos parece que la ciudadanía está dando una buena respuesta al PRD en Chihuahua.

En el proceso de 2011, el jefe de los Galileos [Acosta Naranjo] fue candidato a gobernador y quedó en tercer lugar, haciendo frente a la candidata del PAN, que había sido una militante distinguida en el PRD en esa entidad, y tras la contienda interna se fue con el albiazul, todos le pedían que declinara en favor de Martha [García], que se cerrara una alianza con Acción Nacional para poder acabar con el cacicazgo del PRI, pero Acosta Naranjo se negó una y mil veces.

Uno puede encontrar encuestas de ese año, que te dicen que el candidato del PRI iba abajo del PAN, que era nuestra, y que por pleitos con Acosta se fue para el albiazul, pues mientras Naranjo traía 12% del voto, Martha García subía a 38%, ahí están las encuestas, son públicas.

También es pública la solicitud que se le hizo a Acosta para que declinara y lo descartó. [Jesús] Zambrano lo apoya, porque eran de la misma corriente, y dice que no va a declinar, y me parece una total incongruencia.

El mismo PAN le pidió a Acosta Naranjo que declinara, y él dijo “primero muerto que declinar”, por eso me parece incongruente.

No puedes pedir que se haga la voluntad de Dios en los bueyes de tu compadre, cuando tú no lo hiciste en el momento, porque si en algún lugar hay ahora un cacicazgo que pudo haber cambiado, o lo que se llama una transición a un partido distinto, es Nayarit.

Nosotros tenemos un candidato calificado como el mejor alcalde de Chihuahua, que pagó la deuda que le dejaron sus anteriores gobernantes en el municipio de Delicias, que se incorpora a la política hace seis años como diputado, ganándole al PRI el distrito y el ayuntamiento.

La diferencia es clara, nosotros necesitamos ir solos para poder presentar nuestro bagaje electoral, necesitamos ir solos y medirnos.

Contamos con un buen candidato que le está preocupando a Javier Corral, porque tiene más presencia dentro del panismo. El caso de nuestro candidato le quita votos al PAN y al PRI, pero de eso se trata, sabemos a lo que vamos.

¿Es falso entonces que usted busque beneficiar al PRI al apoyar a Beltrán del Río?

—Él puede decir que fuimos en alianza con el PRI, y la historia de esa alianza tiene que ver con que la corriente de Nueva Izquierda se sentó con el presidente Enrique Peña Nieto para acordar el Pacto por México, al margen del partido, al margen del candidato en turno, Andrés Manuel López Obrador, antes del proceso electoral, por eso rompe con el PRD, rompe primero con Nueva Izquierda, señalando la traición, que fue una forma más de enterrar al sol azteca como izquierda.

De no habernos opuesto algunos, hubiesen estado en el Alcázar de Chapultepec, antes de la toma de protesta de Peña Nieto, avalando el entramado de reformas, que no fue más que una forma de enterrar al partido en su esencia de fracción de oposición.

Se sentaron a la mesa con el primer priísta del país, trabajaron todos los acuerdos al margen de la dirección y después llegaron a pedirle a la dirección nacional del PRD permiso para participar, cuando ya todo estaba cocinado, eso generó una crisis fuerte en el partido.

Eso sucedía cuando se daba la elección en Chihuahua, y molestos por lo que estaba ocurriendo, dijimos: “Pues entonces vamos a los estados a hacer lo que desde la dirigencia nacional se está haciendo”.

Los líderes de las expresiones en Chihuahua expresamos: “Si ustedes no se levantan de la mesa del pacto con el PRI, entonces vamos en alianza con el tricolor, porque lo que se vale arriba, se vale abajo, fue una demostración de que lo que estaban haciendo era incorrecto”.

Lo digo porque esa parte la encabecé yo, y tenía que poner en evidencia a la dirigencia nacional, de cómo esas acciones iban a corroer al partido, como está pasando hoy.

¿Podemos decir que Hortensia Aragón trabaja para el PRD?

—Por supuesto. Todo lo que se dice son especulaciones, como fueron especulaciones que Acosta Naranjo recibió 40 millones de pesos para no declinar en Nayarit [cuando fue candidato por la gubernatura], de bolsas de varios gobernadores.

Lo que a mí me pasó es que hubo sólo dos candidaturas comunes en Chihuahua: un municipio y un distrito, y las dos fueron encabezadas por perredistas: el diputado Javier Mendoza en el distrito uno, que sigue siendo perredista, y no votó la Cuenta Pública del gobernador [César Duarte], como tampoco la voté yo, que es lo que más le importa a los gobernadores; así como otro municipio con candidato nuestro.

Guardando favorito...

Comentarios