De la Fuente pide regular las drogas

El Estado debe asumir responsabilidad y quitarle el mercado al crimen, dice
Juan Ramón de la Fuente ofreció la conferencia magistral ¿Qué Hacemos con las Drogas?, en el auditorio del Centro Médico ABC Campus Observatorio (ADRIÁN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
11/12/2015
02:49
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

Al reflexionar sobre el tema de las drogas en México, Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que es momento de terminar con el prohibicionismo y de que el Estado asuma la responsabilidad de regular el mercado que está en poder del crimen organizado.

“Asume tu responsabilidad, Estado, y regula un mercado que hoy en día está en manos del crimen organizado; dinos quiénes sí, quiénes no, cómo, dónde, ponle límites a la cantidad. Si hablamos de drogas en México, el principal problema, por mucho, es el alcohol, que es legal y es el que causa más estragos en la salud”, expresó.

Al impartir la conferencia magistral ¿Qué Hacemos con las Drogas?, en el auditorio del Centro Médico ABC Campus Observatorio, el ex secretario de Salud explicó que la prohibición tiene varios efectos negativos, como la criminalización de los consumidores y la militarización.

“En México, el prohibicionismo nos lleva a la criminalización, meter a los consumidores a la cárcel, y luego a la militarización, a una guerra absurda que ha costado cientos de miles de muertes, desaparecidos, y a la corrupción. El que regula el mercado de las drogas es el crimen organizado y debe ser el Estado el que asuma su responsabilidad y establezca una normatividad”, enfatizó.

Dijo que la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que autorizó el consumo de marihuana con fines recreativos fue una acción “valiente y abre una puerta para decir: ‘Sí, tenemos que regular, romper el silencio y reconocer que las políticas actuales son insuficientes’”.

De la Fuente, presidente del Aspen Institute México, puntualizó que el problema real no es la marihuana sino el consumo de alcohol, que es más dañino para la salud, y el aumento del uso de la cocaína, por lo que indicó que el asunto de las drogas debe verse como un problema de salud.

“La inmensa mayoría de consumidores de marihuana no representan ningún problema, no son violentos. A mí me preocupa la cocaína, es mucho más peligrosa, los daños al sistema nervioso son severos, hay posibilidad de reacciones violentas; va subiendo, estamos en niveles muy parecidos a Colombia. Esto va a crecer si no hacemos algo”, advirtió.

Propuso que en lugar de criminalizar el consumo de la marihuana se debe replantear la clasificación de las drogas en función de los daños que ocasionan a la salud para así poder generar políticas públicas seguras, sustentadas en evidencias científicas y respetando los derechos humanos.

De la Fuente explicó que “la verdadera puerta de entrada a otras drogas es el alcohol; no hay evidencia de que sea la marihuana”.

En el consumo de marihuana el riesgo de dependencia es de 9%; el de las anfetaminas es de 11%; el del alcohol es de 15%, y el índice del tabaco se dispara hasta 32%.

“Miles de jóvenes están en las cárceles de México por consumir drogas, fundamentalmente marihuana; dos de cada tres están por posesión de marihuana y cumplen una pena de nueve meses a tres años; su delito fue traer más de cinco gramos, que es lo que la ley permite.

“Lo que estamos haciendo con ellos es ofrecerles una maestría o doctorado en delincuencia; no lo eran [delincuentes], pero después de su estancia en una cárcel se corre el riesgo [de que lo sean]”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal