Senado apoya casos jurídicos de migrantes Isadora y Lucy

A través de una videoconferencia desde San Diego, Estados Unidos, Isadora y Lucy expusieron su caso al Presidente del Senado de la República, el panista Roberto Gil Zuarth, quien mostró su apoyo para impulsar una mayor apertura en la política migratoria de EU

Nación 13/11/2015 13:14 Redacción Ciudad de México Actualizada 13:14
Guardando favorito...

 

Los casos de las mexicanas Isadora López Venegas y Lucila Contreras, dos mexicanas que fueron deportadas de Estados Unidos pero a través de una demanda al gobierno estadounidense lograron regresar, ha llamado la atención por la trascendencia del asunto.

A través de una videoconferencia desde San Diego, Estados Unidos, Isadora y Lucy expusieron su caso al Presidente del Senado de la República, el panista Roberto Gil Zuarth, quien mostró su apoyo para impulsar una mayor apertura en la política migratoria de Estados Unidos.

En junio de 2013, desde Tijuana Isadora fue  apoyada por la Unión por la Libertad de Civiles Americanas (ACLU) para interponer -junto a otras ocho personas con su mismo estatus migratorio- una demanda colectiva contra el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos.

En 2011, la maestra de profesión, que había hecho vida en Estados Unidos donde tiene tres hijos, fue obligada por la Patrulla Feoteriza a firmar su Salida Voluntaria y deportada de una manera injusta.

"Mi historia empezó en 2011, cuando estaba con mi familia y fui detenida en la calle por miembros de la Patrulla Fronteriza. De repente estaba por llegar a un restaurant a cenar con mi familia y ahí llegaron ellos, me interceptaron y estaban vestidos de civil. Ellos me preguntaron que si tenía documentos legales para estar en Estados Unidos. Les mostré mi visa, porque yo tenía visa, pero estaba vencida; entonces les pregunté quiénes eran y me mostraron su identificación de Patrulla Fronteriza", detalló. 

En el centro de detención, la  forzaron por medio de  intimidación a firmar su salida voluntaria. 

 "Después de eso, al otro día me llevaron a Tijuana; me llevaron a la línea, entonces crucé hacia Tijuana", sostuvo.

Después de conocer su situación, la ACLU contactó a Isadora en 2013 y la impulsaron a demandar colectivamente. 

Tras un largo proceso, y después de que  Isadora pasó cinco años en territorio mexicano, finalmente en agosto de 2014 el gobierno estadounidense le permite regresar a Estados Unidos para que pueda defender su caso ante un juez. La maestra es considerada como la primera Mexicana en ganar una demanda al gobierno de Estados Unidos.

Lucila Contreras, quien en 2008 fue deportada a México, se ha visto beneficiada del acuerdo para regresar a territorio estadounidense.

"Pasé seis años en Tijuana, en México. Fue algo muy drástico lo que me ocurrió, porque en una tarde tenía a mi familia, a mi bebé de un año, con mi esposo, que son ciudadanos americanos, y yo tuve que salir a México, a Tijuana", detalló.

De acuerdo con Ana Castro, estratega de comunicación de la ACLY, los dos grupos de demandantes que ya pudieron regresar a Estados Unidos, no pagaron un solo centavo pues el proceso es gratuito.

"Nosotros tenemos nueve demandantes que regresaron en agosto de 2014 y hasta este momento tenemos a 12 miembros del acuerdo que han regresado, que son personas como Lucy, que se añadieron al acuerdo", dijo.

En este acuerdo se pueden sumar más deportados, siempre y cuando cumplan los requisitos de que las personas tienen que haber recibido una salida voluntaria del sur de California entre el primero  de junio del 2009 y el 28 de agosto del 2014. Haber sido expulsados a México y tener algún tipo de reclamo legal para permanecer en el país.

Al escuchar ambos casos, el presiente del Senado, Roberto Gil Zuarth, precisó que son decisiones trascendentales en un momento crucial para la discusión sobre la migración irregular hacia los Estados Unidos, en un momento en el que los candidatos, o una parte de los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos han utilizado el tema de la inmigración "como una bandera y no para bien, no para tratar de aliviar las condiciones de permanencia en los Estados Unidos, sino para activar una suerte de discurso racista, xenofóbico, de separación de dos comunidades", la mexicana y la norteamericana, que poco a poco se han ido integrando.

"Entiendo que es el primer caso que se da en tribunales con respecto a migración, el primer caso que genera efectos a terceros no vinculados de manera directa en el litigio, lo cual –insisto— es un precedente de enorme importancia, de enorme valía, un precedente  que tenemos que conocer desde México", resaltó. 

La ACLU puso a disposición de mexicanos con problemas migratorios su página de Facebook "Mi salida voluntaria” y la página  web www.misalidavoluntaria.org. 

cg

Temas Relacionados
Migración
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios