Suscríbete

El diálogo entre poderes es “oportunismo” u oportunidad

Nación 20/09/2015 02:20 Horacio Jiménez Actualizada 02:21

horacio.jimé[email protected]

Algunos especialistas advirtieron que es “oportunismo político” de distintas fuerzas políticas el buscar que el Presidente de la República regrese al Congreso de la Unión el día del Informe de Gobierno.

El pasado 1 de septiembre, el presidente de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, revivió el debate al plantear que el titular del Poder Ejecutivo federal acuda para un diálogo con el Congreso.

Después, los diputados Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) y Gustavo Madero (PAN), así como el PT en el Senado, retomaron el tema.

José Antonio Crespo y Mauricio Merino pidieron que si se cristaliza una nueva reforma, es necesario que se elimine “el día del Presidente” y se evolucione a un nuevo esquema, donde haya un diálogo republicano y se debata sobre el estado que guarda la nación.

“Qué bueno que rectifiquen, ya quedó claro que no sirve de nada que el Presidente dé su Informe de manera separada del Congreso, lo que importa es que generaran un formato diferente al de antes, tendrían que buscar una forma de diálogo directamente entre el Presidente y los coordinadores de los partidos, es decir, algo distinto porque eso ya tampoco funcionaba”, mencionó Crespo.

El politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) comentó que el cambio en la posición de los partidos que primero impulsaron reformas para evitar la presencia del Presidente en el Congreso, y ahora buscan que regrese, no es una esquizofrenia, sino depende mucho del instituto político que esté en el Poder Ejecutivo.

“Cada partido propone o quita a partir de la conveniencia política de ese momento, así es como deciden los partidos, yo no lo veo como esquizofrenia porque lo que les es conveniente en un determinado momento, no les es conveniente en otro, yo más bien lo vería como oportunismo”, añadió Crespo.

Desde 2006, se presentaron 16 iniciativas en el Palacio Legislativo de San Lázaro: cuatro del PRI, cuatro del PAN, tres del PRD, dos del PT, una del Panal y otra de Movimiento Ciudadano, además de una del Congreso de Michoacán, para que regrese el Presidente a la Cámara de Diputados en la sesión de Congreso General. Todas fueron desechadas.

Por su parte, el experto con estudios en la Universidad Complutense, Mauricio Merino, consideró que las iniciativas de los legisladores buscan que con el pretexto del Informe, éste no se convierta en el “día del Presidente”.

Para Merino “pasamos de un exceso a otro: del día del Presidente al exceso de la cancelación del diálogo con el mandatario y ambas cosas son poco útiles. De todos modos él sigue haciendo su show, no va a San Lázaro y va ahora a otro sitio, y el día del Presidente es el 2 de septiembre”, afirmó.

Comentarios