Suscríbete

Ortega y Zambrano, en pugna

Guadalupe Acosta y Jesús Zambrano se disputan el liderazgo de los diputados perredistas, no obstante, ninguno tiene una clara mayoría. Un grupo de 23, de los 61 integrantes, aún no define a quién apoyará, por lo que ambos aspirantes aceleran el paso para convencerlos

Nación 23/08/2015 03:10 Misael Zavala y Suzzete Alcántara Actualizada 11:46

A punto de que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) elija al coordinador de su bancada en la Cámara de Diputados, los principales aspirantes al cargo, los legisladores federales electos por la vía plurinominal, Jesús Zambrano Grijalva y Guadalupe Acosta Naranjo, aún buscan los apoyos suficientes de los 61 legisladores electos que se concentran en al menos ocho grupos y corrientes partidistas.

Sin duda y según datos recabados por EL UNIVERSAL, Nueva Izquierda, corriente mejor conocida como Los Chuchos, cuenta con más diputados electos: 23 de los 61 que conformarán la bancada perredista a partir del 1 de septiembre. A pesar de que la mayoría de ese grupo apoya a Jesús Zambrano, son insuficientes sus números para llevar al ex dirigente partidista a la coordinación en San Lázaro en la 63 Legislatura.

Zambrano Grijalva, quien dice tener 40 votos (de los 61) en su bolsa, se ha reunido con diversas corrientes y grupos para amarrar la coordinación y que el 24 de agosto —fecha estipulada para elegir al coordinador de la bancada perredista— cuente con el voto de la mayoría de los legisladores electos en los comicios federales del pasado 7 de junio. Las pláticas incluyen a Foro Nuevo Sol y Vanguardia Progresista.

No obstante, Guadalupe Acosta Naranjo también busca negociar con diversas corrientes, entre ellas Alternativa Democrática Nacional (ADN), que le daría una cantidad importante de votos para encabezar al Grupo Parlamentario del PRD en San Lázaro.

Claves e indecisiones

Quien podría definir al coordinador perredista es la corriente Alternativa Democrática Nacional. Se le considera como la segunda fuerza al interior del Partido de la Revolución Democrática pues ha crecido en los últimos años, de tal manera que en la próxima legislatura de la Cámara de Diputados tendrá 16 curules.

Liderada a nivel nacional por el actual secretario general del PRD, Héctor Bautista, la corriente tendrá como posible cabeza de grupo en San Lázaro a Omar Ortega, joven dirigente de dicha “tribu”.

Sin embargo, esta expresión que tiene su base en el Estado de México, aún se muestra indecisa sobre a qué legislador dará su apoyo, pero será clave en la designación del coordinador por el gran número de votos que tiene.

Otro grupo indeciso pertenece a la corriente de René Bejarano, Izquierda Democrática Nacional (IDN), que tiene el voto de seis diputados electos y Patria Digna, de Carlos Sotelo, con una sola curul en la próxima Legislatura con la quintanarroense Ivanova Pool Pech.

Arropado por Los Chuchos

Además de tener aproximadamente 17 votos de Nueva Izquierda, fuentes perredistas indican que los seis diputados federales electos de Foro Nuevo Sol darían su respaldo a Jesús Zambrano, quien apoyó a uno de sus miembros, Silvano Aureoles Conejo, en la operación de su campaña para llegar a la gubernatura en Michoacán.

A pesar de que Hortensia Aragón, diputada federal electa por Foro Nuevo Sol, ha mostrado su interés por ser la coordinadora de la bancada perredista, el respaldo de su expresión está en vilo.

En la pasada elección del 7 de junio, Zambrano Grijalva fue uno de los operadores políticos que llevaron a la gubernatura a Aureoles Conejo, quien aventajó con más de 625 mil votos al PRI.

Zambrano también reúne el apoyo de dos legisladores electos propuestos por Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, y de cuatro más de Vanguardia Progresista, corriente vinculada al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. En suma, 29.

Acosta va por mayoría

Por su parte, Guadalupe Acosta Naranjo cuenta con el apoyo de seis legisladores electos de Nueva Izquierda y tres más que son cercanos a él.

Asimismo, el también ex presidente de la Cámara de Diputados en el periodo 2011-2012, ha dicho que se necesita la unidad de los 61 diputados y no la división de los mismos.

Aun así, entre las negociaciones están el acercamiento con todas las corrientes, incluidas Alternativa Democrática Nacional para obtener el mayor número de votos.

Tercero en discordia

En el pasado Consejo Nacional del PRD, realizado el 7 y 8 de agosto, el dirigente nacional perredista, Carlos Navarrete, sostuvo que Hortensia Aragón Castillo, diputada federal electa por la vía plurinominal —de la corriente Foro Nuevo Sol—, le había externado que se sumaría a quienes buscan la coordinación de la bancada del sol azteca en San Lázaro.

Aunque en la misma reunión del Consejo Nacional se definió que sea a más tardar el 26 de agosto cuando se defina al coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, podría ser mañana cuando se lleve a cabo, ya sea una votación o la elección unánime.

Después de ello, los perredistas tendrán días de intensas reuniones para conjugar una agenda común de cara a la próxima legislatura que comienza el primero de septiembre.

Sin pleitos

El 27 de julio, EL UNIVERSAL publicó que las distintas bancadas en la Cámara de Diputados comenzaron la batalla por la coordinación parlamentaria.

¿Sin pleitos con Nueva Izquierda?— se le preguntó a Acosta.

—Claro, ofrezco unidad con todas las expresiones— respondió el legislador plurinominal electo.

Acosta Naranjo aseguró que ofrece “trabajo colectivo, horizontal y no decisiones personales”. Además anticipó que buscará formar un frente legislativo opositor con el PAN y contra el PRI y el PVEM.

El 19 de julio EL UNIVERSAL reveló que Acosta renunció a Nueva Izquierda desde el mes de marzo pasado, por diferencias políticas con los llamados Los Chuchos.

Entrevistado por teléfono ese 19 de julio, Zambrano Grijalva dijo que dialogaría con Acosta Naranjo para tratar de llegar a un acuerdo, pero en caso contrario, será mediante el voto de los miembros de la bancada como se defina.

Dijo que aunque Acosta Naranjo decidió renunciar a las filas de NI, eso no representa ningún problema, pues “seguimos siendo amigos. Eso no enturbia la relación”.

Algunos legisladores han buscado a personajes como Agustín Basave, Hortensia Aragón, Francisco Martínez Neri y José Antonio Estefan para la coordinación parlamentaria.

En una entrevista con EL UNIVERSAL, el pasado 15 de agosto, se le preguntó a Héctor Bautista, líder de ADN, si los liderazgos de Nueva Izquierda que figuraron en el Pacto por México, como Jesús Zambrano o Guadalupe Acosta, merecen volver a la palestra como coordinadores parlamentarios.

“Para el imaginario social los resultados del pacto fueron catastróficos: no hay bienestar ni crecimiento ni salarios. Quien traicionó el espíritu del Pacto [por México] fue el gobierno en turno, pero hay una impresión de que ellos [Acosta y Zambrano] cargan parte de la responsabilidad, el PRD debe deslindarse, pero creo que por eso deben llegar nuevos liderazgos al partido a los cargos directivos y en la coordinación de los diputados”, dijo Hector Bautista.

Apenas esta semana, Zambrano y Acosta aparecieron en un acto público y aseguraron que no hay diferencias entre ellos.

Por ahora ambos perredistas, Acosta y Zambrano, siguen en pleno cabildeo para atraer a los indecisos que inclinarán la balanza.

Comentarios