Parlamento venezolano se mantiene sitiado tras violento ataque

Mundo 05/07/2017 16:08 EFE Caracas Actualizada 19:30

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, reportó al menos a cinco diputados y siete trabajadores heridos por el ataque de un grupo de simpatizantes del chavismo

La gente ataca a un partidario del gobierno después de que él y un grupo de chavistas irrumpieron en la Asamblea Nacional controlada por la oposición de Venezuela (Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

El legislador de la oposición Luis Stefanelli sostiene a un partidario herido del gobierno (Foto: Reuters)

Un supuesto partidario del gobierno que formaba parte de un grupo que trató de forzar su entrada a la Asamblea Nacional es detenido y luego liberado por guardias nacionales en Caracas (Foto: AP)

Legisladores de la oposición pelean con supuestos partidarios del gobierno que intentaron forzar su entrada a la Asamblea Nacional al final de una ceremonia conmemorativa del Día de la Independencia en Caracas (Foto: AP)

El legislador de la oposición Franco Casella es atacado por hombres enmascarados en un enfrentamiento con supuestos partidarios del gobierno (Foto: AP)

(Foto: AFP)

Cerca del mediodía manifestantes que desde temprano protestaban en varios puntos del centro de Caracas ingresaron a los patios del Congreso (Foto: AFP)

Entonces se abalanzaron hacia la entrada de la sala protocolar de la Asamblea y allí se enfrentaron a un grupo de diputados opositores y empleados del Congreso. (Foto: AFP)

Algunos manifestantes, con los rostros cubiertos con telas negras, sacaron pistolas e hicieron disparos al aire mientras otros lanzaban gases lacrimógenos y potentes fuegos artificiales (Foto: AFP)

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Julio Borges, dijo que al menos cuatro diputados opositores, entre ellos Américo De Grazia, y siete trabajadores resultaron heridos en un “episodio de vergüenza e infamia”. (Foto: @AsambleaVE)

Algunos medios locales difundieron imágenes de De Grazia inconsciente tras ser golpeado en la cabeza con un tubo mientras era sacado en brazos. (Foto: @ventebolivar)

El legislador de la oposición Americo De Grazia es llevado por guardaespaldas y un empleado de la Asamblea Nacional después de ser herido en el enfrentamiento con supuestos chavistas (Foto: AP)

El diputado Armando Armas también sufrió una herida en la cabeza que le provocó un profuso sangrado que le manchó el rostro y la camisa. (Foto: @AsambleaVE)

Luego de los eventos violentos los supuestos seguidores del gobierno tomaron los alrededores del Congreso e impidieron por varias horas a los diputados, empleados y periodistas salir del lugar. (Foto: @AsambleaVE)

Los incidentes ocurrieron mientras Maduro participaba del desfile militar y después de que El Aissami se presentó en la Asamblea Nacional para abrir el acta de declaración de la independencia (Foto: @AsambleaVE)

“Un gobierno que hace lo que hizo hoy con su Parlamento es un gobierno débil, es un gobierno caído, es un gobierno cobarde”, afirmó Borges (Foto: @AsambleaVE)

El presidente de la Asamblea Nacional y diputado opositor dijo a Maduro que “no se equivoque... representamos a todo el pueblo venezolano y haremos valer los derechos” (Foto: @AsambleaVE)

(Foto: @AsambleaVE)

(Foto: @AsambleaVE)

Un trabajador de la Asamblea Nacional está siendo tratado después de ser herido (Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

El Parlamento venezolano se mantiene sitiado desde hace más de cuatro horas luego de que un grupo de simpatizantes del chavismo, con palos y armas de fuego, tomará los accesos del lugar e ingresara a la fuerza dejando a varios diputados y asistentes heridos.

Desde las 10:00 hora local (14:00 GMT) varias decenas de hombres y mujeres, algunos de ellos encapuchados, que se identificaron como afectos al Gobierno, se plantaron en las puertas del Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, en forma de "tranca" para imitar las protestas realizadas por los opositores durante los últimos tres meses, según explicaron los propios oficialistas.
 

El punto de mayor tensión se alcanzó cuando varias decenas de personas ingresaron hasta los jardines del Parlamento tras un breve forcejeo con los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables de la seguridad de la Asamblea Nacional (AN), según constató Efe.

El asalto se produjo cuando la mayoría opositora, que controla el Parlamento, concluía la celebración de una sesión solemne por los 206 años de la independencia venezolana y, al salir del hemiciclo, los diputados fueron abordados en los jardines de la sede por los encapuchados y personas vestidas de rojo, algunas armadas, según testimonios de los presentes.

Varios periodistas, diputados y trabajadores que se encontraban en las áreas de los jardines y pasillos externos fueron golpeados y robados por el grupo de personas, mientras que otros asistentes lograron esconderse en algunos salones y mantenerse a salvo pese a los intentos de derribar las puertas.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, reportó al menos a cinco diputados heridos, entre ellos los parlamentarios Juan José Molina, Armando Armas, Américo de Grazia, Richard Blanco, Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento agredidos.
 

La Asamblea Nacional informó a través de las redes sociales de agresiones a los diputados Luis Carlos Padilla, Leonardo Regnault y Nora Bracho.

"Estamos todavía secuestrados los diputados de la Asamblea Nacional, asediados por grupos armados por el régimen venezolano", indicó Guaidó que resulto levemente herido, y que reclamó a la GNB su actuación en comparación con la que lleva a cabo ante las protestas opositoras.

"Parece que se les terminaron las bombas lacrimógenas, porque no usaron ni una sola", ironizó.

Aunque los manifestantes fueron desalojados del lugar al poco tiempo por los miembros de la Guardia Nacional, las entradas y salidas de la Cámara permanecen tomadas por los oficialistas aún después del incidente.

El diputado De Grazia quedó tendido en el suelo inconsciente con heridas en el rostro y el cuerpo después de que fuese atacado cuando intentaba ayudar a su colega Armando Armas mientras este recibía patadas en el suelo, y era despojado de sus pertenencias.

Asimismo, el fotógrafo de la Agencia Efe Cristian Hernández fue despojado de su equipo de trabajo y arrastrado por el suelo por el grupo violento, al igual que otros reporteros en el lugar.

Los opositores responsabilizan al cuerpo militar que custodia el Palacio federal legislativo de permitir el acceso de los manifestantes afectos al Gobierno, para impedir que se celebrara la sesión.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, condenó y pidió que se investiguen los hechos violentos que se originaron en el Palacio Federal Legislativo a los que se refirió como unos "hechos extraños".

ae

Comentarios