21 | ENE | 2019
Cubanos se reunieron desde temprano en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, donde hoy las cenizas serán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia (JORGE SERRATOS. EL UNIVERSAL)

En Cuba no habrá “culto” a Fidel, dice Raúl

04/12/2016
01:30
José Meléndez, corresponsal
-A +A
Su nombre no se usará en monumentos o plazas; recibe Castro última despedida multitudinaria

La Habana.— La revolución comunista de Cuba despidió anoche a Fidel Castro en un masivo acto en Santiago de Cuba, en el que el presidente Raúl Castro descartó que tras la muerte del comandante se vaya a rendir culto a su personalidad. Las cenizas serán depositadas hoy en una ceremonia sencilla e íntima en un emblemático cementerio de esa ciudad “rebelde” y “heroica” del oriente de la isla.

Ante cientos de miles de personas en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, el presidente Castro aseguró: “Juramos defender la patria y el socialismo” para garantizar la independencia y la soberanía de Cuba.

“¡Fidel, Fidel! ¡Hasta la victoria!”, proclamó al concluir. La muchedumbre respondió con un grito en coro, reiterado a lo largo de la noche: “¡Raúl, amigo, el pueblo está contigo!”.

“¡Raúl, Raúl, Raúl!”, insistió la multitud, al reafirmar su fidelidad hacia el sucesor del líder histórico de la revolución que triunfó el 1 de enero de 1959. “¡Yo soy Fidel!”, gritó también la gente en el último homenaje multitudinario a Fidel, al que acudieron jefes y ex jefes de Estado y de gobierno e invitados especiales de América, Asia, África y Europa, incluyendo los ex mandatarios brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, así como el ex futbolista argentino Maradona.

La lealtad al presidente y a la revolución fue reafirmada ayer por los jerarcas de las organizaciones del régimen, desde trabajadores, agricultores, mujeres, combatientes, jóvenes y universitarios hasta comités de defensa, escritores y artistas.

En sus mensajes, todos prometieron que, con Raúl, seguirán el legado y las órdenes de Fidel.

Como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) —el único legal del país—, Raúl repasó en su discurso los momentos del proceso revolucionario y recalcó que su hermano siempre ratificó que, pese a las graves dificultades, Cuba seguirá “defendiendo las banderas del socialismo”.

También dijo que el comandante en jefe de la revolución “rechazaba cualquier manifestación de culto a la personalidad y fue consecuente con esa actitud hasta las últimas horas de vida, insistiendo en que, una vez fallecido, su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos ni erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo”. Por ello, anunció que llevará la propuesta a la Asamblea Nacional en ese sentido.

Tras un cortejo fúnebre terrestre de occidente a oriente de Cuba que empezó el pasado miércoles en La Habana y concluyó ayer, los restos de Castro —fallecido la noche del pasado 25 de noviembre— serán depositados hoy a las 07:00 horas locales (06:00 tiempo de México) en el cementerio de Santa Ifigenia, de Santiago.

Esa ciudad es considerada la cuna de la revolución. En julio de 1953, Castro encabezó a un puñado de rebeldes cubanos que atacó el cuartel Moncada y a otras instalaciones militares de Santiago, en una jornada que marcó el inicio del proceso revolucionario y que fue prolongada con la guerra de guerrillas que el ahora fallecido comandante dirigió de noviembre de 1956 a diciembre de 1958.

El sitio tiene un múltiple significado: las cenizas estarán cerca del mausoleo donde está sepultados José Martí (1853-1895), apóstol de la lucha por la independencia de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, padre de la patria.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios