Trump, el otrora amigo de la familia Clinton

Mundo 29/10/2016 03:50 Ana Espinosa De Mária y Campos Actualizada 13:12

El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, durante el segundo debate, en la Universidad de Washington, previo a las elecciones del próximo 8 de noviembre

Durante los debates presidenciales y a lo largo de la contienda electoral, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se ha dedicado a criticar el desempeño de su rival demócrata Hillary Clinton como senadora y como ex secretaria de Estado, así como a la administración de su esposo, el ex presidente Bill Clinton, y del actual mandatario de Estados Unidos, Barack Obama.

Sin embargo, en días recientes y con menos de dos semanas para las elecciones generales del 8 de noviembre, han surgido en redes sociales y en medios internacionales videos, grabados entre 1998 y 2012, del magnate alabando al matrimonio Clinton y a Obama.

En diciembre de 2008, tras el triunfo de Obama en las elecciones presidenciales, el magnate escribió en un blog de la Universidad Trump que “Hillary sería una gran presidenta, es inteligente, fuerte y una persona muy agradable, igual que su esposo. Bill Clinton fue un gran presidente. Son buenas personas”.

Durante otra entrevista del 12 de noviembre de 2008 para la cadena NY1, el empresario dijo que Clinton “pasará a la historia como una gran senadora, es una buena mujer, maravillosa, fuerte e inteligente. Conozco a Hillary y conozco bien a su marido y creo que Bill Clinton fue un gran presidente. Durante su administración no hubo guerra, la economía estaba muy bien, todos eran felices”.

Dichos comentarios contrastan como el día y la noche con las más recientes declaraciones del magnate sobre los Clinton y Barack Obama.

 

“Fórmula de ensueño”. Alguna vez pensó que la “deshonesta Hillary” —como la ha llamado en la actual campaña cada que ha tenido oportunidad— sí estaba calificada para ser presidenta. En 2008, cuando Hillary competía por la nominación demócrata con Obama, Trump aseguró que ambos harían una “fórmula de ensueño” si sólo se pusieran de acuerdo en quién sería presidente y quién vicepresidente.

Durante la actual contienda, el republicano ha acusado a ambos de haber creado al Estado Islámico y ha asegurado que bajo los casi ocho años de la administración Obama, la economía estadounidense no ha hecho más que debilitarse.

También ha reiterado que Bill Clinton es un abusador de mujeres y que tiene un largo historial de infidelidades y acusaciones de acoso sexual y que el ex presidente es responsable del “peor tratado comercial en la historia de EU”, aludiendo al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que firmó con México y Canadá, el cual, asegura, va a modificar e incluso amenaza con echar abajo.

A pesar de que ahora asegura que Obama “pasará a la historia como quizá el peor presidente en la historia de EU”, en una entrevista para Fox Business en 2008, Trump dijo que, aunque no lo conocía bien, era “un hombre muy capaz y un gran orador”.

Incluso, en su libro Think like a champion (Piensa como un campeón, 2009) el magnate escribió que Obama “está haciendo un muy buen trabajo representando a este país. Es alguien en quien la gente puede confiar. Es totalmente un campeón”.

En marzo de 2012, en una entrevista con Greta Van Susteren para Fox News, Trump afirmó que Hillary “es una gran mujer”. “La conozco desde hace años. Vivo en Nueva York y ella también. Ella y su esposo me agradan realmente. Creo que ella en verdad trabaja duro y hace un muy buen trabajo”, dijo entonces el magnate.

“Si no tienen al candidato perfecto, Hillary ganará y será presidenta, sería una rival muy difícil de vencer”, aseguró en la misma entrevista Donald Trump quien hoy aspira a ser él, y no la demócrata, quien llegue a la Oficina Oval.

 

Un trato “necesario”. Al ser cuestionado en una entrevista para Fox News respecto a sus previas y positivas declaraciones sobre los Clinton, Trump evitó responder y señaló que ha tenido que relacionarse con personas de la esfera política al ser un “empresario de clase mundial”. Sin embargo, el magnate es conocido como un donante asiduo de las campañas demócratas, como la de la propia Hillary para ser senadora por el estado de Nueva York.

El nombre de Donald J. Trump incluso aparece en la página de la Fundación Clinton, en la cual se señala que el magnate neoyorkino ha donado sumas de entre 100 mil y 250 mil dólares, mientras que su hija Ivanka ha aportado sumas de entre 5 mil y 10 mil dólares.

En internet circulan fotografías en las que Bill y Hillary Clinton posan con el millonario y rumores indican que, incluso, los hijos de éstos tienen una muy buena relación.

Según detallan varios medios estadounidenses, Hillary Clinton estuvo en primera fila durante la boda de Donald Trump en 2005 y Bill Clinton asistió a la recepción en el Club Mar-a-Lago en Palm Beach.

El próximo 8 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones generales en EU, en las que los votantes tendrán que elegir a los miembros del Colegio Electoral, quienes serán los encargados de confirmar al sucesor de Barack Obama para los siguientes cuatro años.

Las encuestas muestran que Hillary lleva la delantera en varios estados clave —un sondeo de Reuters/Ipsos le otorgó a ella 42% de intención de voto, contra 36% de Trump— pero el magnate, quien alega que el sistema electoral de EU está amañado para darle la victoria a la demócrata, seguramente aún tendrá mucho que decir en lo que resta de la contienda.

Comentarios