Pelea Italia a contrarreloj; buscan sobrevivientes

Mundo 25/08/2016 04:10 Agencias Actualizada 14:24

Cifra de muertos crece a 247 tras sismo de 6 en escala Richter; Amatrice y Accumoli son las localidades más afectadas

Hasta el momento se reportaron 250 personas muertas. Foto: Reuters

Protección Civil de Italia informó que aún hay muchas personas bajo los escombros; temen que la cifra de fallecidos aumente. Foto: AP

Los equipos de Protección Civil y el Ejército italianos, trabajan en las labores de socorro para localizar posibles supervivientes. Foto: AP

El terremoto se produjo a las 03:36 horas cerca de la población de Accumoli, en la provincia de Rieti, y su epicentro se situó a tan sólo 4 kilómetros de profundidad. Foto: Xinhua

Tras el fuerte movimiento telúrico han surgido varias réplicas, una de ellas de 3.9 grados cerca de Norcia, en la provincia de Perugia; otra de 4.6 próxima a Amatrice y otra de 5.5 grados cerca de Norcia. Foto: AP

Cabe destacar, que las localidades más dañadas por el sismo son Amatrice y Accumoli. Foto: Reuters

El alcalde de la localidad italiana de Amatrice, en la región del Lacio, confirmó que "la mitad de la localidad" ha sufrido fuertes daños como consecuencia del sismo que sacudió el centro de Italia. Foto: Reuters

El alcalde de Amatrice confirmó que se han producido derrumbes graves en varios edificios y puentes que complican el acceso a la zona. Foto: Reuters

"La mitad de la localidad ya no existe, la gente está bajo los escombros", lamentó el alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, a la cadena privada Sky. Foto: Reuters

"Las vías de acceso y salida de la ciudad están cortadas. La mitad de la ciudad desapareció", declaró. Foto: Reuters

Roma.— Italia está sumida en la tragedia provocada por el terremoto de 6 en escala Richter que sacudió la madrugada del miércoles el centro del país. Cifras de Protección Civil contabilizaban anoche 247 muertos y al menos 368 heridos, la mayoría niños, mientras los equipos de rescate continuaban la búsqueda de más víctimas entre los escombros y miles de personas permanecían en refugios o campamento improvisados al aire libre.

Por el momento no se han querido dar datos oficiales sobre los desaparecidos debido a que es muy difícil contabilizarlos pues las localidades afectadas suelen recibir a muchos turistas durante los meses de verano.

La situación más dramática se vive en Amatrice, el municipio más grande de los afectados, y donde viven normalmente 2 mil personas, pero que en los meses de verano dobla su población con los turistas.

Estos días había muchos visitantes para disfrutar el fin de semana de la fiesta de la pasta “a la amatriciana”.

En esta localidad los rescatistas trabajaban contra el reloj para encontrar sobrevivientes. Por la noche, seguían buscando entre los escombros de las casas, ayudados con linternas y perros rastreadores.

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, explicó que muchos edificios colapsaron y “hay muchas personas bajo los escombros. Estamos preparando un lugar para los cadáveres”. Otra de las localidades afectadas es Accumoli. Su alcalde, Stefano Petrucci, dijo que casi todas las casas se derrumbaron y las que siguen en pie están muy dañadas. “Necesitamos de todo. Se ha perdido todo, no tenemos nada”, lamentó.

Sin embargo, también se han registrado historias de esperanza. Un niño fue sacado con vida de los escombros en la localidad de Pescara del Tronto. Médicos también liberaron a un niño de seis años en Amatrice, aunque su hermano mellizo permanece desaparecido, reportaron medios locales.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, declaró el estado de emergencia y recorrió los lugares más afectados.

También prometió dar prioridad al rescate de las personas atrapadas en los escombros y agradeció a quienes desde la madrugada de ayer “cavan con las manos desnudas”.

“Se trata de un dolor sin fin” ya que involucra historias de vida, personas y familias, dijo Renzi.

El presidente Sergio Mattarella declaró dos jornadas de luto nacional. Autoridades de patrimonio cultural expresaron su preocupación por daños reportados en monumentos como la Catedral de Urbino, el monasterio de Santa Clara en Camerino, la Basílica de San Francisco y la iglesia de Sant’Agostino en Amatrice.

Ante el riesgo de que estos daños pongan en peligro las edificaciones, el Ministerio de Bienes Culturales puso en alerta a sus unidades de crisis.

El sismo se sintió hasta Roma, que se encuentra unos 150 kilómetros al sudoeste del epicentro, a una profundidad de 4.2 kilómetros en un área arbolada en la provincia de Rieti.

Fue seguido por más de 50 réplicas, la más fuerte de ellas de 5.4 Richter.

La Unión Europea ofreció toda la ayuda posible, incluyendo acceso a sus servicios de navegación satelital para medir mejor la situación.

“Como siempre somos solidarios con la nación italiana y estamos listos para ayudar de la forma en que podamos”, tuiteó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Mientras tanto, cientos de damnificados se preparaban para pasar la noche en los campamentos levantados por Protección Civil, instalados las zonas afectadas. 

 

Comentarios