Suscríbete

Partido de Rajoy firma pacto anticorrupción con liberales

El acuerdo abre una negociación para que Ciudadanos apoye la investidura del presidente español, Mariano Rajoy

Partido de Rajoy firma pacto anticorrupción con liberales
(Foto: Archivo/Reuters)
Mundo 19/08/2016 11:30 Actualizada 12:37
Guardando favorito...

El conservador PP y los liberales Ciudadanos firmaron hoy un pacto anticorrupción que abre una negociación "sin líneas rojas" para que el partido emergente apoye al presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, en su investidura, y se desbloquee la situación política que vive el país.

Así lo han señalado los portavoces de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, y del PP, Rafael Hernando, tras la firma hoy de un pacto anticorrupción, que los liberales pusieron como condición previa para acceder a negociar la investidura del jefe del Ejecutivo, que comienza el 30 de agosto.

El pacto anticorrupción rubricado, cuyas medidas deben tramitarse durante los tres primeros meses desde que haya un Gobierno, incluye medidas como que ningún cargo público imputado ocupe puestos en el Ejecutivo ni sea diputado, la entrada en vigor de una nueva ley electoral más proporcional o acabar con los indultos por corrupción política.

También contempla la limitación a dos mandatos del presidente del Gobierno, una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP y acabar con los "aforamientos".

Este estatus jurídico, que tiene algunos cargos electos españoles, implica que, en el caso de ser juzgados, solo puede hacerlo el Tribunal Supremo y no una instancia de inferior nivel.

Tras la firma del pacto, se reunieron los equipos negociadores de ambos partidos en el Congreso para comenzar a negociar medidas de ámbito económico, social, educación y fortalecimiento institucional.

Los equipos se volverán a reunir el lunes, según informaron los liberales, que constataron que "hay voluntad y disposición de negociar" por parte de ambos equipos.

El pacto que salga de estas negociaciones solo incluirá, según Ciudadanos, un apoyo de investidura, aunque el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, desveló que su partido aspira a convertirlo en un "acuerdo de gobierno" para toda la legislatura.

Si alcanzan este acuerdo, Rajoy contaría con el voto a favor de los liberales (32 escaños) y los de su partido (127), lo cual sumarían 169 votos, todavía insuficientes para renovar su mandato, en una Cámara formada por 350 escaños y con el resto de los partidos en contra.

Por este motivo, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy que Rajoy se pondrá en contacto con el líder del socialista PSOE, Pedro Sánchez, con "carácter inmediato" y con una "posición muy constructiva" para pedirle nuevamente su apoyo.

El líder de la oposición reiteró la negativa de su partido a facilitar un gobierno conservador y conminó a Rajoy a "negociar" con sus aliados conservadores -los nacionalistas vascos y catalanes-, ya que su partido no será "cómplice" de la "corrupción, la precariedad, ni del desempleo" de su Gobierno, argumentó.

Por otro lado, Sánchez criticó la fecha fijada por Rajoy (30 de agosto) y aseguró que demuestra "poca talla política", ya que marca también la fecha de unas posibles terceras elecciones en caso de que no haya acuerdo, y que serían el 25 de diciembre, Navidad.

Tanto conservadores como liberales aprovecharon la firma del pacto y la primera reunión de los equipos negociadores para reforzar la presión sobre los socialistas, a los que piden la abstención y atribuyen la situación de bloqueo que sufre España.

Estas negociaciones son las segundas para tratar de formar un Gobierno desde el pasado diciembre, tras el intento fallido que protagonizaron los socialistas en febrero y marzo pasados junto a fuerzas progresistas y en el que también participaron los liberales.

El portavoz liberal, Juan Carlos Girauta, explicó que muchas de las medidas del pacto firmado este viernes ya estaban en aquella primera mesa de negociación, por lo que las "coincidencias" entre conservadores y socialistas "existen" y a su juicio, se podría alcanzar un acuerdo.

El país está en una situación de bloqueo político que ya supera los 240 días, tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 y la repetición del 26 de junio, en las que ganó el PP pero no consiguió mayoría suficiente para gobernar.

En las legislativas de junio pasado el PP obtuvo 137 escaños en el Congreso de los Diputados, por 85 del PSOE (socialistas), 71 de Unidos Podemos (izquierda) y 32 de Ciudadanos.

 

jlcg

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos