Denuncia AI crímenes de guerra de la oposición siria

En el informe titulado “La tortura era mi castigo”, Amnistía Internacional presentó una visión de lo que ocurre en zonas de Alepo e Idlib, bajo control de grupos opositores armados

Foto: AP
Mundo 05/07/2016 18:58 Notimex Londres Actualizada 19:53

Los grupos armados que operan en Alepo, Idlib y sus alrededores en el norte de Siria han llevado a cabo una ola de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias, que constituyen crímenes de guerra, advirtió hoy Amnistía Internacional (AI).

En un nuevo informe titulado “La tortura era mi castigo”, la organización pro derechos humanos presentó este martes una visión real y angustiante de lo que ocurre en zonas de Alepo e Idlib bajo control de grupos opositores armados.

AI indicó que algunos de estos grupos tendrían el apoyo de países como Qatar, Arabia Saudita, Estados Unidos y Turquía a pesar de que existe evidencia de que están cometiendo violaciones al derecho internacional humanitario.

“Muchos civiles viven en constante temor de ser secuestrados si critican la conducta de los grupos armados en el poder o si incumplen las reglas estrictas que se les han impuesto”, afirmó Philip Luther, director del Oriente Medio y Norte de África de AI.

Refirió que los grupos armados cometen con impunidad crímenes de guerra y otras violaciones del derecho internacional humanitario, además de que algunos de ellos utilizan “los mismos métodos de tortura empleados por el gobierno sirio”.

Por ello, los Estados miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, incluyendo Estados Unidos, Qatar, Turquía y Arabia Saudita, que están involucrados en las negociaciones de paz, “deben presionar a los grupos armados para poner fin a estos abusos”, pidió.

También deben cesar cualquier transferencia de armas o de otro tipo de apoyo a los grupos implicados en la comisión de crímenes de guerra y otras violaciones, agregó.

La organización identificó a por lo menos cinco grupos armados que han ejercido control en Alepo e Idlib desde el año 2012 como el movimiento Zinki Nour al-Dine, el Frente al-Shamia y la División 16, que se unió a la coalición conocida como Fatah Halab en 2015.

Asimismo el Frente al-Nusra y el Movimiento islámico Ahrar al-Sham, los cuales han establecido su propia Sharia (ley islámica) y sus “sistemas de justicia” en las zonas bajo su control, y creado sus propias fuerzas de policía y centros de detención.

Estos grupos han impuesto sus propios castigos que constituyen torturas u otros malos tratos por infracciones, y han conducido secuestros cuyas víctimas incluyen a activistas pacíficos, niños, periodistas y minorías religiosas.

En los últimos cinco años, Amnistía Internacional ha documentado ampliamente los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en una escala masiva cometidos por las fuerzas del gobierno sirio y por el yihadista Estado Islámico (EI) y otros grupos armados.

msl

Comentarios