Suscríbete

Demandan a policía de Connecticut por muerte de hispano

El hermano del fallecido, José Maldonado, presentó la querella diciendo que policías de East Hartford violaron los derechos de Maldonado y utilizaron fuerza excesiva que derivó en la muerte de su familiar

Mundo 10/02/2016 23:05 AP Connecticut Actualizada 23:05

Policías de Connecticut utilizaron fuerza excesiva y racialmente discriminatoria contra un hombre hispano, quien falleció poco después de ser golpeado y conmocionado con una pistola aturdidora durante más de 20 segundos cuando estaba bajo custodia de la agencia, argumentó una demanda federal.

El hermano del hombre, José Maldonado, presentó la querella el 2 de febrero diciendo que policías de East Hartford violaron los derechos constitucionales de Maldonado y utilizaron fuerza que lo mató en abril de 2014.

La demanda agrega que la muerte es parte de un patrón discriminatorio de violencia letal por parte de la policía contra negros e hispanos en todo el país. Ésta busca el pago de al menos 15 millones de dólares por daños y perjuicios.

Funcionarios de East Hartford no respondieron de momento los mensajes enviados el miércoles por The Associated Press solicitando comentarios. La demanda fue reportada primero por el Journal Inquirer.

La policía había afirmado que Maldonado se tornó agresivo en sus instalaciones tras ser arrestado por golpear la ventana de un automóvil estando intoxicado durante una disputa con otras personas. La demanda argumenta que agentes golpearon a Maldonado en una celda de cárcel y le dispararon en el pecho con el arma inmovilizadora.

Maldonado, de 22 años, fue declarado muerto en un hospital menos de una hora después. La oficina forense determinó que murió debido a "arritmia cardiaca ocasionada por una descarga eléctrica precordial (enfrente del corazón) y un golpe en la cabeza", y concluyó que se trató de un homicidio.

La policía estatal investiga la muerte de Maldonado y no ha presentado cargos.

La demanda menciona a los policías Jason Kaplan y Jason Cohen, al sargento James Lis, al jefe Scott Sansom y a la ciudad de East Hartford. Kaplan disparó el arma paralizante contra Maldonado, indicó la demanda.

La querella añade que 11 de las 17 personas que murieron desde 2005 después de que la policía deConnecticut les disparó con un arma aturdidora eran de raza negra o hispanos.

El año pasado, Connecticut se convirtió en el primer estado que exige a todos los departamentos de policía que presenten reportes detallados cada ocasión que agentes disparen o amenacen con disparar un arma inmovilizadora. Datos de 2015 muestran que policías de Connecticut que sacaron su pistola aturdidora la dispararon en 60% de los casos en confrontaciones con blancos, 80% en casos que involucraran negros y 69% en el caso de hispanos.

ae

Temas Relacionados
Brutalidad Policiaca

Comentarios