Sobreviven a ataque de caníbales

Realizaban una excursión por las profundas selvas de Papúa Nueva Guinea cuando fueron raptados por hombres que se comunicaban a gruñidos

(Foto: Cortesía The Sun)
Mundo 14/01/2016 12:11 El Comercio - Perú / GDA Actualizada 12:29
Guardando favorito...

Una pareja de turistas relató la peor experiencia de su vida que ocurrió mientras realizaban una excursión por las profundas selvas de Papúa Nueva Guinea, ubicado en el continente oceánico. Fueron secuestrados por canibales y su vida estuvo en riesgo.

Matthew Lovane (una estrella de reality británico) y su novia Michelle Clemens, de 31 años de edad, fueron los protagonistas de este horrible suceso. Al adentrarse a esta jungla, fueron rodeados sorpresivamente por un grupo de personas desconocidas que tenían máscaras, lanzas, plumas y que se comunicaban con gruñidos.

Ellos pensaron que los sujetos eran unos ladrones que querían obtener sus pertenencias, pero quedaron sorprendidos cuando fueron capturados y llevados hacia un lugar misterioso. 

“Nos rodearon. A mí me arrancaron mi camisa para taparme los ojos, y se me cruzó un pensamiento espantoso de que íbamos a estar en el menú. Eran totalmente salvajes y estábamos a su merced. Pensé que íbamos a desaparecer en la selva y nunca más nos iban a ver”, explicó Matteew al diario británico The Sun, el cual difundió imágenes en Facebook.

La chica sufrió cortes punzo cortantes en los dedos causados por las armas de sus captores, los cuales han sido catalogados como caníbales, aunque ello no esté confirmado. En tanto, Matteew fue flagelado por todo el cuerpo, tras ser desnudado por completo.

“Mis heridas son tan profundas que no estoy segura si recuperaré la sensibilidad de mis dedos", comentó Michelle.

De acuerdo con el relato a The Sun, la pareja dijo que apenas se podía entender lo que los hombres de la tribu decían, pero aseguran que había algunas palabras que podían articular bien y una de ellas era una advertencia: "Los vamos a matar".

Ambos aprovecharon una distracción de la tribu para poder escapar, pero su travesía de terror no terminó rápido, pues en el camino fueron perseguidos por perros salvajes y heridos por plantas venenosas. Al final, según el relato, hallaron una aldea donde fueron atendidos y llevados hacia la capital para ser internados en un hospital.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios