Obama no descarta terrorismo en ataque en San Bernardino

En esta imagen difundida por la oficina del alguacil del condado de San Bernardino se ven las cuatro armas con las que Farook y su esposa atacaron el Centro Inland (TWITTER SB COUNTY SHERIFF)
Mundo 04/12/2015 01:56 Agencias Washington/San Bernardino Actualizada 01:57
Guardando favorito...

El presidente estadounidense Barack Obama no descartó ayer la posibilidad de que el ataque del miércoles en San Bernardino, California, que dejó 14 muertos y 21 heridos, haya estado relacionado con el terrorismo, pero reconoció que el gobierno no tiene la certeza absoluta.

 

“Es posible que haya estado relacionado con el terrorismo, pero no lo sabemos. También es posible que haya sido un asunto del trabajo”, dijo a los medios desde la Casa Blanca. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) se hará cargo de la investigación en coordinación con las autoridades locales.

Obama, quien decretó cuatro días de luto, destacó que “tenemos que reflexionar sobre nosotros mismos como sociedad, para dar pasos básicos que hagan que sea más difícil que los individuos consigan acceso a armas de fuego”. El Senado votó ayer mismo, 50-48, en contra de ampliar las revisiones de antecedentes de las personas que adquieren armas.

Según un funcionario de inteligencia, Syed Rizwan Farook, quien junto con su esposa, Tashfeen Malik, ingresó a la fiesta de fin de año del trabajo de él, en el Inland Regional Center —donde dispararon contra la gente reunida allí—, había estado en contacto mediante redes sociales en internet con extremistas que eran vigilados por el FBI. Según medios de EU, también veía en internet propaganda del Estado Islámico (EI). Los dos rifles de asalto y dos pistolas utilizados en el tiroteo fueron adquiridas legalmente.

Los investigadores hallaron en la casa de la pareja en Redlands, ciudad próxima a San Bernardino, 12 bombas de fabricación casera, más de 3 mil proyectiles y herramientas para la fabricación de artefactos explosivos. En el centro de ayuda para discapacitados se detectó un artefacto que no detonó. Doce de los fallecidos eran empleados del centro. La policía dijo que los atacantes tenían más de mil 600 proyectiles en la SUV donde fueron abatidos. Se cree que la pareja actuó sola.

En uno de los perfiles de Farook en internet, él decía pertenecer a una familia de cuatro miembros, “religiosa pero moderna”, y que le gustaba “practicar el tiro al blanco”.

 La secretaria de Relaciones Exteriores de México, Claudia Ruiz Massieu, confirmó que hasta el momento no se reportan mexicanos fallecidos o lesionados en el tiroteo.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios