Suscríbete

“En Venezuela, lo que vamos a perder es el miedo”

En las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, la gente va por el cambio, dice

En la foto Jesús Torrealba, Secretario general de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) (Especial)
Mundo 02/12/2015 01:58 Valentina Lares Martiz (El Tiempo) Actualizada 01:59
Guardando favorito...

Jesús ‘Chúo’ Torrealba, secretario general de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), cree que el descontento y la necesidad de cambio se expresarán masivamente en las urnas en las parlamentarias del 6 de diciembre, a pesar del ventajismo oficial y una observación electoral deficiente.

Se supone que la misión de ‘acompañamiento’ de la Unasur será la más importante invitada por el Consejo Nacional Electoral (CNE). ¿Cuáles son las expectativas de la MUD?

—Son muy magras. Nosotros les informamos que la opinión pública venezolana es justificadamente escéptica ante esta misión y quedará de parte de ellos, con los hechos, demostrar si están dispuestos o no a hacer una observación técnica, profesional, imparcial e impecable. Es una misión de un perfil limitado. La preside alguien que ni es de Unasur ni es especialista electoral, como el ex presidente dominicano Leonel Fernández, y el coordinador técnico (el boliviano José Luis Exeni) es un cuadro técnico del presidente Evo Morales.

Ha dicho una palabra clave: escepticismo. ¿Podría la gente no votar justamente por no haber una observación mejor acreditada?

—No lo creo... Los sondeos y las investigaciones muestran una altísima intención de voto para una elección no presidencial, sobre todo en los sectores populares. Creo que esto revela la decisión del pueblo venezolano de promover un cambio, y no cualquier clase de cambio, sino uno pacífico, electoral y democrático.

Los analistas han acuñado un término recientemente y es que el mercado electoral se ha vuelto “inelástico” para el gobierno, porque prácticamente todo lo que ha hecho, el tema de la observación, el cierre de la frontera (con Colombia), el incremento salarial, no ha logrado variar su tendencia electoral a la baja. Tenemos un mapeo exacto de las irregularidades y delitos electorales. Sabemos dónde se producen y cuándo.

¿El voto del 6-D será por un cambio o para castigar al gobierno?

—Va a ser las dos cosas, es una cara de la misma moneda. Se va a castigar a quienes hicieron uso y abuso de una conexión afectiva con el pueblo.

El presidente Nicolás Maduro ha dicho que en el escenario de perder la mayoría parlamentaria saldría a la calle a defender la revolución. ¿Eso le plantea a la oposición un escenario de conflicto?

—En realidad, no. Que Maduro sea ofensivo, amenazante y gritón es lo normal, no es noticia. Lo noticioso es que por primera vez en 17 años un vocero oficial asuma y reconozca la posibilidad de perder como escenario más probable.

¿Descartan que el gobierno no reconozca una mayoría opositora en caso de que ocurra?

—Es uno de los escenarios posibles, pero [poco probable]... Hasta para dar un golpe hay que tener capital político. Un gobierno que no tiene capacidad de respuesta para la crisis económica, la crisis social, que no tiene legitimidad ni ante su propia base, ¿con qué se va a alzar?

¿No es mucho el optimismo?

—Incluso las encuestas pagadas por el gobierno demuestran que tenemos una ventaja de entre 27 y 35%; 80% rechaza las políticas económicas del gobierno y 6 de cada 10 chavistas lo rechazan. Por eso estamos en la construcción de una nueva geografía electoral y política del país.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios