Suscríbete

Civiles pagan por bombardeos contra el EI en Irak

En Mosul, principal bastión yihadista en Irak, tienen semanas sin electricidad ni agua potable

(Foto: EFE)
Mundo 20/11/2015 10:39 EFE Mosul, Irak Actualizada 12:39

Los residentes de la ciudad iraquí de Mosul, principal bastión del grupo terrorista Estado Islámico (EI), están sufriendo las consecuencias de los bombardeos contra los yihadistas, que se han intensificado en los últimos días.

El experto en seguridad Rabiá Hazem al Yeuari dijo a Efe que las infraestructuras han sido destruidas y los servicios también se han visto dañados: desde hace una semana se interrumpió la electricidad y el suministro de agua potable.

Asimismo, destacó que la mayoría de las familias no tienen agua corriente en sus hogares, por lo que han excavado pozos, y eso conlleva riesgos sanitarios.

Al Yeuari aseguró que los ataques aéreos de la coalición internacional, que se han intensificado tras los atentados terroristas de París del pasado viernes, han afectado ampliamente al EI en Mosul.

Esto se debe, a su juicio, a que los cabecillas yihadistas se han concentrado en esta urbe y están siendo blanco de los bombardeos.

Además -agregó-, hay agentes de los servicios secretos en la ciudad que informan sobre las posiciones de los yihadistas para que puedan ser atacados desde el aire.

"El problema es que se encuentran en zonas residenciales, por lo que esto llevará a la destrucción de la ciudad y puede generar la huida de los dos millones de habitantes si se intensifican los ataques", advirtió Al Yeuari.

Por su parte, el jefe del Comité de Seguridad de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital, Mohamed al Bayati, dijo a Efe que la intensificación de los bombardeos aéreos ha llevado a que el EI lance amplias campañas de arrestos y vuelva a cometer ejecuciones públicas bajo cualquier pretexto.

El EI busca "dar una imagen más sangrienta por temor a que estalle una rebelión entre los habitantes de Mosul", lo cual es probable, en su opinión.

Un comerciante de Mosul, que se identificó como Salem al Hamed, de 53 años, dijo que la economía de la ciudad sufre la escasez y la inflación, especialmente tras el cierre de la ruta que une la localidad siria de Al Raqa con la iraquí, debido a los ataques aéreos de los últimos siete días.

"Desde que comenzaron esos bombardeos sólo han entrado siete camiones con productos alimentarios en Mosul y todas la mercancías que almacenan los residentes pueden agotarse en algunos días o semanas", advirtió.

Asimismo, la intensificación de los bombardeos franceses y rusos contra Al Raqa, feudo del EI en Siria, en respuesta a los atentados de París, ha hecho que cientos de yihadistas acompañados de sus familias huyan a Mosul en busca de refugio.

jlcg

Comentarios