Dan cárcel a empresario por reclutar mujeres para Berlusconi

Por el mismo delito fue sentenciada a 16 meses de prisión Sabina Began, bautizada por la prensa como la “abeja reina”

Mundo 13/11/2015 11:58 Notimex Actualizada 11:58
Guardando favorito...

El Tribunal de la sureña ciudad italiana de Bari condenó hoy a 7 años de cárcel al empresario Gianpaolo Tarantini, acusado de reclutar prostitutas para el ex primer ministro, Silvio Berlusconi.

Por el mismo delito fue sentenciada a 16 meses de prisión Sabina Began, bautizada por la prensa como la “abeja reina” y que formaba parte del círculo más cercano a Berlusconi.

Por su parte, el empresario Massimiliano Verdoscia y el agente de relaciones públicas, Pierluigi Faraone fueron condenados, respectivamente, a tres años y 6 meses y dos años y 6 meses de cárcel, mientras que fueron absueltos el empresario Carlo Tarantini, la actriz Letizia Filippi y la vedette Francesca Lana.

Los jueces no reconocieron a los imputados el delito de asociación criminal solicitado por la fiscalía, ni tampoco la indemnización a varias figuras que se consideraban dañadas por el caso, entre ellas la prostituta de lujo Patrizia D’Addario, famosa por haber entregado a la magistratura las videograbaciones de sus encuentros con el ex premier.

Asimismo, el tribunal transmitió las actas del proceso para una eventual acción penal en contra de Berlusconi (no imputado en este juicio) por presunta obstaculización de la justicia.

Los fiscales consideran que el ex jefe de gobierno habría pagado a varias personas para que no testificaran ante los jueces de Bari, entre ellas la “showgirl” Barbara Guerra o para que otras más declararan falsedades, como las vedettes Barbara Montereale, Ioanna Visan y Vanessa Di Meglio.

Los magistrados acogieron la tesis acusatoria de la fiscalía, según la cual Gianpaolo Tarantini organizó un giro de prostitutas a servicio de Berlusconi para congraciarse con él a cambio de favores, explotando su “talón de Aquiles”.

Temas Relacionados
Italia
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios