Critican a gobierno de Canadá por caso de Aylan

Mundo 03/09/2015 19:06 Reuters Vancouver, Canadá Actualizada 19:06

Políticos y funcionarios canadienses criticaron hoy la gestión del primer ministro Stephen Harper, que busca la reelección, tras conocerse que la familia del niño sirio que murió ahogado, solicitó asilo al país

La imagen del niño Aylan Kurdi se ha convertido en un símbolo de la tragedia de los refugiados sirios que escapan de la guerra en su país. Foto: Facebook/ZEZO CARTOONS

La foto dio la vuelta al mundo y de un momento a otro honraron al pequeño con desgarradoras imágenes. Foto: Twitter / @kyeslam)

Las ilustraciones muestran a Aylan Kurdi de 3 años de edad, con una camiseta roja y pantalones cortos, boca abajo en la arena con la cara en dirección al mar en el que se ahogó junto a otros 12 refugiados cuando intentaban alcanzar la isla griega de Kos. Foto: Twitter / @AfjolUddin

La fotografía del pequeño ha estremecido al mundo en las últimas horas, en las que se han sucedido los comentarios sobre la triste suerte de Aylan. Foto: Twitter/ SteveDennis71

Artistas de todo el mundo rinden tributo al niño sirio bajo el hashtag en turco #KiyiyaVuranInsanlik ("la Humanidad fracasada") en Twitter. Foto: Twitter/@porliniers

Según informaron, la familia del niño sirio intentaba emigrar a Canadá tras huir de la ciudad de Kobani, asolada por la guerra. Foto: Twitter / @latteofmylife

"Tenía un nombre, Aylan Kurdi. Urgencia de reaccionar. Urgencia de una movilización europea", escribió hoy en Twitter el primer ministro de Francia, Manuel Valls. Foto: Twitter/@khalidalbaih

El primer ministro pidió la rápida movilización europea para paliar el drama del éxodo de refugiados. Foto: Facebook / Mahnaz yazdani

El gobierno de Canadá fue objeto de críticas el jueves tras conocerse que la familia del niño sirio cuyo cadáver fue hallado en una playa turca quería emigrar al país, justo cuando el primer ministro, Stephen Harper, está en campaña para la reelección.

Las fotografías del pequeño cuerpo de Aylan Kurdi, de 3 años, devuelto por las olas en el balneario de Bodrum en el mar Egeo, inundó las redes sociales el miércoles y las portadas de la prensa el jueves, generando ira por la falta de acción de los países desarrollados para ayudar a los refugiados.

Su tía Tima Kurdi, residente en Vancouver, dijo que quería traer a su hermano -el padre de Aylan- y a su familia a Canadá, pero intentó avalar primero a otro hermano, actualmente en Alemania, una solicitud que fue rechazada.

Intentando contener las lágrimas, el líder del Nuevo Partido Democrático, Thomas Mulcair, cuya formación encabeza los sondeos antes de las elecciones del 19 de octubre, dijo que uno de sus parlamentarios intentó ayudar a la familia del niño.

"Es insoportable que no estemos haciendo nada. Canadá está obligada a actuar", dijo Mulcair, conteniendo el aliento mientras hablaba durante una escala de su campaña en Toronto.

El líder liberal, Justin Trudeau, dijo que Canadá debe aceptar de forma inmediata a 25.000 refugiados sirios.

El ministro de Inmigración, Chris Alexander, interrumpió su propia campaña y regresó a Ottawa para centrarse en la crisis de refugiados. Aseguró que iba a reunirse con funcionarios para tener una actualización sobre el caso de la familia y de la crisis migratoria en su conjunto.

Harper dijo que vio junto a su esposa Laureen las fotos del niño ahogado y pensaron en su hijo de esa edad.

"Si vemos los millones de personas que están en peligro, las decenas de miles que están muriendo, deberíamos volvernos locos de dolor. Obviamente, hacemos lo que podemos para ayudar", dijo Harper a los periodistas.

"La política de refugiados no es una solución por sí sola", dijo, al tiempo que destacó la participación canadiense en la campaña militar contra Estado Islámico.

 

ae

Comentarios