China ultima preparativos para su gran desfile

El evento contará con la asistencia de unos cuarenta representantes extranjeros; busca mostrar el poderío del gigante asiático
30/08/2015
02:16
Pekín
-A +A

Las autoridades chinas prosiguen a ritmo frenético los preparativos para el gran desfile militar del próximo jueves, en el que se conmemorará el setenta aniversario del final de la II Guerra Mundial y que busca mostrar el poderío del gigante asiático.

El evento, al que el Gobierno de Pekín da una enorme importancia, contará con la asistencia de unos cuarenta representantes extranjeros, entre ellos líderes como el secretario general de la ONU y los presidentes de Rusia, Corea del Sur, Kazajistán, Egipto, Suráfrica, Pakistán, República Checa o Venezuela.

Las decoraciones florales y la iluminación en la icónica plaza de Tiananmen quedaron concluidas ayer, sábado, y permanecerán instaladas durante un tiempo para que los turistas puedan contemplarlas.

Los turistas, en cambio, se están quedando sin poder ver la Ciudad Prohibida, que ha sido cerrada a las visitas desde el 22 de agosto hasta el día siguiente del desfile, para decepción de muchos visitantes extranjeros.
Además, y por motivos de seguridad del tráfico aéreo, los aeropuertos de Pekín estarán cerrados durante tres horas el próximo jueves.

El desfile se beneficiará de un aire bastante limpio, ya que las autoridades han puesto en marcha estrictas medidas similares a las aplicadas durante los Juegos Olímpicos de 2008 o la cumbre del foro APEC de 2014: cierre temporal de unas 10 mil fábricas, restricciones del tráfico en Pekín y clausura de obras.

En cambio, lo que no es seguro que ayude es la meteorología, ya que las previsiones apuntan al riesgo de tormentas para el día del desfile.

Muchos de los soldados y aviones que participarán en el evento realizaron un ensayo el pasado día 23.

En la parada militar participarán unos 12.000 soldados, 500 vehículos o piezas de equipo militar y unas 200 aeronaves, y los organizadores han avanzado que se mostrarán al público por primera vez sofisticados sistemas de armamento de desarrollo totalmente chino, como misiles o aviones.

Además, por la plaza de Tiananmen desfilarán unos mil soldados de 17 países, en contingentes de unos 75 de naciones como Rusia, Bielorrusia, Pakistán, México o Cuba, y de unos siete soldados de otras como Afganistán, Camboya o Venezuela.

Miles de policías y bomberos controlarán la seguridad de la capital, aunque el Ministerio de Seguridad Pública ha urgido a todos sus departamentos a escala nacional a incrementar el nivel de vigilancia.

La vigilancia oficial también ha subido en el ciberespacio, donde las autoridades chinas han incrementado su control de internet con medidas más duras sobre los sistemas extranjeros VPN, que permiten sortear la censura oficial y son muy empleados por la comunidad extranjera y muchos chinos, según ha denunciado una de las compañías más conocidas del sector, Astrill.

El Gobierno chino ha creado un centro de prensa especial para los actos, que incluyen también un espectáculo artístico en la noche del jueves.

En los últimos meses, los medios de comunicación oficiales han incrementado sus informaciones, documentales y películas sobre historias de la resistencia china a la invasión japonesa y de crímenes de guerra y abusos cometidos por los soldados nipones.

En este sentido, ha continuado la tendencia a tener en cuenta la contribución del Ejército del gobierno chino durante la guerra, controlado por el partido nacionalista Kuomintang, ya que durante décadas hasta hace apenas veinte años la maquinaria oficial solo destacaba la lucha antijaponesa de la guerrilla del Partido Comunista de China.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal