Van 36 muertos por estallido; logran identificar 4 cuerpos

Los últimos cuatro cuerpos de las víctimas de la explosión, cuyos familiares los buscaban con carteles en el sitio y hospitales, fueron identificados (REBECA JIMÉNEZ. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 26/12/2016 01:12 Rebeca Jiménez Jacinto Actualizada 01:12

[email protected]

Tultepec, Méx.— Con el lamentable fallecimiento de Isabel, de 39 años de edad, quién era atendida por médicos especialistas en el Hospital de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, del IMSS subió a 36 el número de víctimas mortales tras la explosión en cadena del tianguis pirotécnico de San Pablito. Mientras que cuatro cuerpos, cuya identificación fue compleja, fueron entregados a sus familiares, informaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

El IMSS informó esta Navidad, a través de un comunicado, que Isabel ingresó el pasado martes 20 de diciembre al Hospital Lomas Verdes, con 90% de quemaduras en su cuerpo. Tras cuatro días de atención en la unidad de terapia intensiva, la mujer falleció este 24 de diciembre “a consecuencia de una falla orgánica múltiple cardiovascular, pulmonar, renal y hematológica”.

De los 36 decesos por la explosión en cadena que terminó con el tianguis pirotécnico, 26 personas fallecieron en el sitio y 10 más en distintos hospitales a donde fueron trasladados los más de 70 lesionados el pasado 20 de diciembre, día en que se registró la tragedia que enlutó a Tultepec y al Estado de México.

Hasta este domingo, 26 personas continuaban hospitalizadas; entre ellos dos menores, Juan Carlos y Aurelio, quienes fueron trasladados a Galveston, Texas, donde son atendidos en el hospital infantil para niños quemados; mientras que 10 fallecieron en hospitales del país.

En el caos de la gran detonación de juguetería pirotécnica, que también destruyó cerca de 300 locales de venta de cohetes, familias enteras peregrinaron por hospitales y el Servicio Médico Forense (Semefo), con la esperanza de localizar a sus seres queridos, entre ellas Nayeli, quien luego de cuatro días y tras concluir las pruebas de ADN, recibió el cuerpo de su madre en el Semefo de la Subprocuraduría General de Justicia de Tlalnepantla.

Lo mismo ocurrió con los familiares de John Gutiérrez Cruz, un militar que desapareció durante las detonaciones y cuyo cuerpo fue difícil de reconocer, sólo hasta que concluyeron las pruebas de ADN, es que se comprobó su identidad.

Autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Edomex informaron que el 24 de diciembre concluyeron las “pruebas de ADN realizadas a los cuatro cuerpos que aún se mantenían en las instalaciones del Instituto de Servicios Periciales, con lo que fue posible su identificación y la entrega de los restos durante la tarde” del sábado.

Personal especializado en la materia, así como de apoyo y contención de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, explicó a los familiares de los fallecidos el proceso que se llevó para la identificación y posteriormente realizaron la entrega de los cuerpos, informaron voceros de la fiscalía.

De seis segmentos de restos humanos encontrados en las labores de rastreo del tianguis de San Pablito, lugar de la explosión, “cuatro de ellos correspondían a uno de estos cuerpos recién entregados y dos más no fue posible su identificación, ya que eran segmentos muy pequeños y por el nivel de degradación no se pudo extraer muestra de ADN”, informaron autoridades de la fiscalía.

En Tultepec, autoridades municipales confirmaron que de los 36 fallecidos, 24 eran originarios de la capital de la pirotecnia, los otros 12 podrían ser clientes que acudieron a comprar juguetería explosiva para las celebraciones de Navidad y fin de año.

Comentarios